La patronal eléctrica dice que la subasta ha demostrado el fracaso de la reforma

La Fiscalía del Supremo abre una investigación sobre el aumento del precio de la luz
La Fiscalía del Supremo abre una investigación sobre el aumento del precio de la luz |Telemadrid

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) ha arremetido contra el ministro de Industria, José Manuel Soria, al que ha acusado de lanzar contra las empresas eléctricas acusaciones "muy graves" de manipulación de los precios, de fracasar con su reforma energética y de "cargar sus errores" sobre empresas y consumidores.

La patronal de las eléctricas ha hecho público un comunicado en el que afirma que las compañías manifiestan "su absoluto rechazo a las graves alusiones" lanzadas por Soria, en el diario ABC, en las que sugiere que ha habido un comportamiento irregular de dichas compañías en la reciente subasta de la CESUR.

En dicha entrevista, el ministro afirma que "ha habido una clara manipulación o actuaciones para modificar los precios" y añade que "existe mucha preocupación en los cuarteles generales de las eléctricas". Para Unesa, esta declaración "parece querer sugerir que las empresas eléctricas han perturbado el normal funcionamiento de una subasta en la que ellas no suponen más allá del 10% de la oferta total, pues el grueso de las operaciones las realizan entidades financieras y 'traders' extranjeros de energía", explica Unesa.

En opinión de la patronal eléctrica, se trata de "una acusación muy grave" por parte de un administrador público y recuerda que los supervisores de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) no detectaron 'in situ' ninguna irregularidad en el desarrollo de la subasta y el informe en las primeras conclusiones publicadas en el BOE no alude, en absoluto, a una "manipulación burda de los precios" y sí, en cambio, a errores técnicos.

Además, Unesa subraya que estas declaraciones suponen "un claro menosprecio a la honorabilidad de los gestores y miles de empleados de las compañías eléctricas, al haberse realizado en un tono y con unos términos que sugieren que se podría haber incurrido en algún género de responsabilidad".

PAPEL MARGINAL DE LAS ELECTRICAS EN LA SUBASTA

La asociación recuerda que las condiciones de la subasta las fija el regulador y las empresas eléctricas "tienen un papel absolutamente marginal en el precio resultante" de esa subasta. Además señala que han declarado muchas veces que no son favorables a que un mecanismo financiero determine casi la mitad de la tarifa eléctrica.

"Lo que realmente ha puesto de manifiesto esta subasta es el fracaso de la reforma emprendida por el ministro; una reforma que, por no afrontar los auténticos problemas que generan el déficit tarifario y la evolución de los precios, está conduciendo al sistema eléctrico español a una situación insostenible, en la que casi la mitad de lo que pagan los consumidores a través de su tarifa sirve para costear los errores políticos de los Gobiernos y no para cubrir los costes del suministro eléctrico", afirma Unesa.

La patronal considera que "la reforma carga los errores del Gobierno sobre empresas eléctricas y consumidores que han hecho un esfuerzo multimillonario para financiar una reforma que ha fracasado el mismo día en el que fue aprobada. Esto sí que es motivo de preocupación en las sedes de las empresas eléctricas", subraya.

Por todo ello, ha exigido que se clarifique "urgentemente y con la mayor transparencia y rapidez" el resultado del informe sobre el análisis de la subasta celebrada el pasado jueves y que ha sido anulada por el Gobierno.

Además, ha pedido que se publiquen los nombres de los participantes en la misma y las condiciones en que se llevó a cabo, ya que, según ha indicado, "se están creando graves perjuicios de reputación y económicos a unas empresas que realizan una actividad vital para el país y que emplean alrededor de 180.000 personas".

En opinión de Unesa, los problemas de la factura eléctrica se han producido hasta el día de hoy en la parte regulada del recibo y no en el precio de la energía fijado en la subasta.

Según su análisis, "dichos precios, incluso hoy en día y a pesar de las recientes subidas, están perfectamente en línea con los de otros países de nuestro entorno europeos, como por ejemplo Gran Bretaña, Francia o Italia. No estando aquí la explicación del alto coste de la factura que se produce en la parte regulada por el Gobierno que si está muy por encima de los países europeos".

EL BOE PUBLICA LA ANULACION DE LA SUBASTA

El Boletín Oficial del estado (BOE) ha publicado la resolución de la Secretaría de Estado de Energía por la que se determina que la subasta entre comercializadoras de último recurso (Cesur) del pasado jueves ha sido "anulada a todos los efectos".

Esta decisión se apoya en la resolución de ayer de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) por la que aseguraba no procedía validar la subasta eléctrica "ante la concurrencia de circunstancias atípicas en el desarrollo de la misma y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas".

En el texto publicado hoy se detallan esas circunstancias esgrimidas por la CNMC. Una de ellas es un volumen calificado agregado antes de iniciarse la subasta inferior en un 11,5% al de otras subastas con volumen subastado similar, arrojando una ratio de elegibilidad (volumen calificado/volumen subastado) un 10,4% inferior a la de dichas subastas.

Asimismo, se detectaron retiradas de volumen agregado por ronda superiores en términos relativos a las acontecidas en anteriores subastas. La CNMC argumentó también un conocimiento por parte de los agentes, en rondas

muy tempranas, del exceso de oferta en tramos inferiores al tramo ciego (superior al 200% de exceso).

Para Competencia, esto llevó a una temprana finalización de la subasta, en concreto en la ronda siete, siendo la ronda de cierre más temprana de todas las subastas CESUR celebradas, que en ningún caso cerraron antes de la ronda doce.

Tras la subasta del pasado jueves, se estableció que la tarifa de la luz subiría más de un 11% en enero, previsiblemente en torno al 11,5%, después de que cerrase con incrementos del 25,6% que presionan un 10,5% al alza el recibo final.

EL GOBIERNO, CONTRA LA SUBIDA

No obstante, el Gobierno se mostró contrario a esta medida. En este sentido, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ya anunció ayer que se estaba trabajando en "fijar un precio alternativo" de la electricidad al establecido en la subasta al considerar "exagerado" y "no justificado" su resultado.

"Lo importante es que esa subida no se va a trasladar al recibo de la luz", afirmó Rajoy, antes de aseverar que "el asunto se va a resolver antes de fin de año".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros de ayer, aseguró que el Gobierno implantará a partir de enero un nuevo mecanismo "objetivo y transparente" de fijación de los precios de la electricidad.

Con este objetivo, el Ejecutivo ha pedido un informe a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La vicepresidenta del Gobierno también explicó que la subida de la tarifa afectaría a un total de 16,2 millones de consumidores, de los que 14,6 millones son hogares y el resto, empresas.