La oposición lamenta que el Gobierno no cumpla sus promesas sobre pensiones

Los grupos de la oposición en el Congreso han lamentado hoy que el Gobierno esté estudiando un cambio en la fórmula de revalorización de las pensiones que podría afectar -a su juicio- a su sostenibilidad y han criticado que el Ejecutivo haya incumplido las promesas que realizó a los pensionistas.

Así han reaccionado la mayoría de los portavoces parlamentarios tras conocer que el borrador del anteproyecto de la reforma de las pensiones contempla una modificación en el sistema de revalorización, que ya no sería según el IPC y tendría en cuenta la esperanza de vida del pensionista.

La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha arremetido contra dicha reforma que ha calificado de "expropiación clara" y considera que empobrecerá año tras año a los pensionistas actuales y futuros. Tras dejar claro que la propuesta del Gobierno tendrá la oposición frontal de los socialistas, ha asegurado que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, con este borrador cierra su círculo "de grandes mentiras electorales", que están "devastando" el Estado del bienestar.

Del mismo modo, el portavoz de la Izquierda Plural José Luis Centella ha anunciado que no estará en ningún pacto sobre pensiones que plantee esas medidas y ha denunciado que "el Gobierno se tiene ahora que tragar sus mentiras". Para Centella es una "vergüenza" que se pretenda "ahorrar de los pensiones" y se aumente así la "agresión a los sectores más débiles, como demuestra que la reforma plantee un ahorro de 33.000 millones de euros en los próximos nueve años con el nuevo índice de revalorización.

El portavoz de ICV, Joan Coscubiela, ha añadido que el Gobierno plantea con "argumentos tramposos" una reforma "profunda" y "opaca", que va a provocar una "pérdida brutal del poder adquisitivo" de los pensionistas.

Por su parte, el portavoz adjunto de CiU Pere Macías ha recordado que cualquier decisión que afecte a las pensiones debe acordarse en el marco del Pacto de Toledo y ha avanzado que el deseo de su grupo es que encontrar una fórmula para garantizar la sostenibilidad de las pensiones en ese escenario.

Aitor Esteban, del PNV, ha asegurado que no entiende la "obsesión del Gobierno de querer vender a la opinión pública" que va a haber una subida continuada de las pensiones y, por tanto, del poder adquisitivo de la ciudadanía, cuando está "claro que con el plan que ha presentado esto no va a ser así".

Desde UPyD, el diputado Toni Cantó ha mostrado su preocupación por que se hable del recorte del gasto en pensiones "como si fuera un ahorro, porque los que van a terminar pagando eso son los españoles".

También se han referido hoy los portavoces de las fuerzas políticas en el Congreso al riesgo de que no se llegue a cumplir el objetivo de déficit para este año. Así, Soraya Rodríguez ve preocupante que el Ejecutivo no haya sido capaz de controlar ni el déficit ni la deuda pública y ha recordado que cuando Rajoy llegó a la Moncloa la deuda estaba en el 67 por ciento del PIB y dieciocho meses después es del 92,2 por ciento en el primer semestre.

Macias (CiU) ha reconocido que las cifras conocidas son "preocupantes" y "nada positivas", especialmente las que afectan a las Administraciones del Estado, y ha afirmado que "el Gobierno debe hacer los deberes". "Tenemos la sensación de que mientras las comunidades autónomas y ayuntamientos han hecho los deberes, la Administración del Estado no los ha hecho", ha señalado.

En esa misma línea, Esteban ha recordado que el PNV ya dijo que era "muy difícil" que se cumpliera y ha opinado, no obstante, que dado que el Gobierno "hace presión" a las comunidades autónomas para que cumplan el déficit, "también tiene que aplicarse la cartilla".

Centella cree que los datos demuestran que España está intervenida y que las comunidades autónomas no son culpables de la situación del déficit, como ha planteado el Gobierno en un intento de dar una "vuelta de tuerca más" al centralismo.

GUINDOS CREE QUE LA REFORMA DE LAS PENSIONES NO ES UN TEMA DE CUANTÍAS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, cree que la polémica sobre la reforma de las pensiones que ha planteado el Gobierno no es un tema de si las cuantías son mayores o menores, sino de que no se puedan volver a congelar en el futuro, y ha defendido que la propuesta del Ministerio de Empleo "garantiza la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo".

Así lo ha explicado en declaraciones a la prensa tras reunirse durante algo más de una hora en el Congreso con los diputados y senadores 'populares' de la Comisión de Economía y Competitividad, encuentro al que también han asistido el portavoz del PP en la Cámara Baja, Alfonso Alonso; el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, y el subsecretario, Miguel Temboury.

"Se va a establecer un sistema que garantiza la sostenibilidad de las pensiones a medio y largo plazo, y que garantiza que nunca se volverán a congelar. Es un modelo que apuntala el futuro del sistema de pensiones. Cuando se apruebe el factor de sostenibilidad los pensionistas actuales y futuros podrán estar más seguros que actualmente", ha dicho.

REFORMA EN LA "DIRECCION CORRECTA"

Ante la crítica de que habrá pensiones garantizadas pero más bajas, el titular de Economía ha respondido que "no es tanto un tema de menos o más" cuantía sino de que "no se volverá a repetir" la congelación que hubo en el año 2010 con el Gobierno socialista porque el suelo del 0,25% en el sistema de revalorización anual así lo garantizará.

"Eso, en última instancia, es un factor de confianza sobre el futuro del sistema de pensiones de la Seguridad Social. Por tanto, creo que es una reforma que va en la dirección correcta, que garantiza la perdurabilidad y sostenibilidad del sistema y que, más allá de lo que puedan ser los datos de un año, vuelve a reforzar que en España no se congelen las pensiones", ha concluido el ministro.