El ex número dos de Bankia rechazó la tarjeta que le dio Rato

El exconsejero delegado de Bankia Francisco Verdú ha afirmado que cuando su expresidente, Rodrigo Rato, le entregó una tarjeta de la entidad para uso personal le advirtió de que se trataba de una "mala práctica bancaria", más aún cuando disponía de una de empresa, por lo que no la llegó a usar.

Así lo ha expuesto Verdú durante su declaración como testigo en la Audiencia Nacional, donde ha asegurado que estas tarjetas son algo que "no había visto nunca" en los 30 años en los que había trabajado en la banca, han informado fuentes jurídicas presentes en su interrogatorio.

El que fuera número dos de la entidad ha relatado que ni siquiera abrió el sobre que le entregó el ex vicepresidente del Gobierno, donde estaba la tarjeta y toda la documentación, así como el número Pin.

Cuando su superior le entregó la visa en febrero de 2012, le comentó además que otros tres directivos procedentes de Caja Madrid iban a tener una -el propio Rato, José Manuel Fernández Norniella e Ildefonso Sánchez Barcoj-, y que él iba a contar con un límite de 75.000 euros, el mismo que tenía el presidente.

Fueron dos los motivos que le llevaron a no aceptarla: primero porque no figuraba en su contrato esta retribución, y porque ya disponía de una tarjeta de empresa para gastos de representación, por lo que le parecía una "mala praxis" disponer de otra más, aún cuando un real decreto había limitado los salarios en las entidades nacionalizadas.

RATO DESMIENTE A VERDÚ

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha asegurado que nunca entregó físicamente una tarjeta de crédito al ex consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, después de que éste haya dicho lo contrario en la Audiencia Nacional.

Rato ha aclarado que "no era su función" hacer entrega de las tarjetas que poseían algunos miembros de la antigua cúpula de la entidad, entre ellos el propio Verdú, que hoy ha declarado como testigo ante el juez Fernando Andreu.

Verdú tuvo a su nombre una de las polémicas tarjetas, sin embargo fue uno de los pocos titulares que no hizo uso de ella. "Si dada su profesionalidad, experiencia y su cargo de consejero delegado no actuó, cabe suponer que no le dio ninguna importancia", ha añadido Rato.