Dos nuevas muertes por violencia machista en España

La Policía Nacional ha detenido este lunes a un hombre de 51 años en Gijón por asesinar a su pareja, de 65 años, que ha sido hallada muerta en su domicilio en Oviedo con varios golpes en la cabeza.

Los agentes que han localizado el cadáver, a las 9.30 horas han encontrado también tres cartas en las que el detenido confesaba la autoría del crimen y declaraba su intención de suicidarse, según ha

informado la Policía Nacional.

El asesino había dejado otra nota en el buzón del domicilio de la víctima en la que avisaba a los vecinos de que estaba muerta, pedía que llamaran a la Policía y aseguraba que, para cuando leyeran esa nota, él mismo estaría muerto también.

Los forenses están realizando la autopsia al cadáver que determinará las causas del fallecimiento, pero todo indica que la muerte se ha producido por un golpe en la cabeza con un objeto metálico, unas mancuernas, que han aparecido al lado de la cama manchadas de sangre, según la información aportada por la Policía.

Esta misma noche otro hombre ha sido detenido en Vigo por asesinar a su madre con un arma blanca y el domingo y permanece custodiado por agentes policiales en la Unidad de Psiquiatría de un hospital de la ciudad. Además, el domingo fueron asesinadas dos mujeres en Baena (Córdoba), supuestamente a manos de su exmarido y exyerno, y otra fue encontrada muerta junto a su marido en Llíria (Valencia) y podría constituir también un caso de violencia de género, pese a que no constan denuncias previas por parte de la mujer, según fuentes de la investigación.

ACUCHILLADO EN LOGROÑO

Por su parte, un hombre, el cual ha sido detenido, presuntamente ha asesinado hoy en Logroño con un arma blanca a otro que, en la actualidad, era el compañero sentimental de su expareja, según han confirmado el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y el teniente de alcalde logroñés, Miguel Sáinz.

Ambos se han referido a este suceso tras una rueda informativa prevista con el consejero de Políticas Sociales del Gobierno de La Rioja, Conrado Escobar, en relación con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Bretón ha explicado que el fallecido, cuya muerte se ha producido por varias heridas por arma blanca en el cuello, es un hombre español de 47 años, vecino de Logroño y que vivía en el número 7 de la céntrica calle María Teresa Gil de Gárate, en cuyo portal ha ocurrido el suceso, hacia las 9:20 horas de hoy.

El detenido, también de nacionalidad española y residente en la capital riojana, tiene 54 años y conocía a la víctima, ha relatado el delegado del Gobierno, quien no ha aportado más datos ante la previsión de que se declare el secreto de sumario por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño.

Sáinz ha indicado que la Policía Local ha detenido al presunto agresor quince minutos después, en la zona de la plaza del Invierno, en las cercanías de donde ha ocurrido el suceso, sin que haya puesto resistencia ni se haya producido algún altercado durante la detención.

El detenido, quien aún no ha prestado declaración, ha sido traslado a un centro hospitalario, con el fin de efectuar la correspondiente valoración médica, y ha sido puesto a disposición de la Policía Nacional.

El lugar del suceso ha sido acordonado por la Policía Local y Nacional, varias de cuyas patrullas han acudido tras la llamada realizada al SOS Rioja 112 para informar sobre el suceso.

Junto al portal se ha instalado, por parte del SOS Rioja, una carga de recursos psicosociales y sanitarios, donde se ha atendido a algunos familiares y vecinos que lo han precisado.

Una vez autorizado por el juez, los servicios funerarios han trasladado el cadáver al Instituto de Medicina Legal de La Rioja para efectuar la correspondiente autopsia.

CINCO VÍCTIMAS EN DOS DÍAS

Estas muertes se unen a los tres casos de violencia machista conocidos ayer: una mujer de 28 años asesinada en Baena (Córdoba) y otras dos, madre e hija, fallecidas en la localidad valenciana de Lliria.

La mujer de Baena murió después de que supuestamente le disparara su pareja, de 51 años, que posteriormente se suicidó.

Los dos cuerpos sin vida fueron encontrados en la tarde noche del sábado en el municipio cordobés, después de que unos familiares los descubrieran en el cortijo en el que vivían.

En Lliria, el presunto autor de la muerte a tiros de dos mujeres, madre e hija, se entregó en la Comandancia de la Guardia Civil en Valencia en torno a las 23.00 horas del domingo.

Las dos mujeres eran de etnia gitana y vecinas del pueblo y el presunto agresor, que no vivía en la localidad, estaba separado de esta última y parece ser que tenía una orden de alejamiento.