Zoido insiste en que el caso "gravísimo" de los ERE debe analizarse en el Congreso

Los sumarios están permitiendo demostrar el negocio de los sindicatos

nacional

| 29.03.2013 - 12:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los autos de la Juez Alaya siguen arrojando información cada vez más sórdida sobre la trama de los ERE que afecta al gobierno socialista de Andalucía. El exsindicalista Juan Lanzas se valía de tres personas de su confianza para cobrar el dinero de los ERE: El conocido como chófer de la coca, una persona que le suministraba droga y un adicto al alcohol. El Partido Popular cree que detrás de todo ello se podría esconder una financiación irregular del PSOE.

El presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ha insistido en la necesidad de que el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía, se analice "de una forma u otra" en el Congreso de los Diputados y, por tanto, ve necesaria la comparecencia del presidente del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, en la Cámara Baja.

Zoido ha defendido así que deben analizarse en el Congreso las circunstancias que han concurrido en este "gravísimo asunto" en el cual, según ha relatado, "ha habido descontrol de una cantidad de miles de miles de millones, descontrol de una cantidad de procedimientos donde, a lo largo muchos años, se han estado repartiendo una serie de ayudas y se han estado asignando una serie de cantidades a empresas y a personas que no se han sometido a un criterio objetivo".

Y es que, según ha dicho el popular, en el procedimiento que investiga la juez Mercedes Alaya "ha habido mucho de favoritismo y mucho de designación libre y arbitrariedad, en lugar de seguirse y regirse por unos parámetros de publicidad y de libre concurrencia que permitiera bajar los precios a las aseguradoras, y que todas las empresas hubieran tenido las mismas posibilidad a la hora de acceder a este tipo de ayuda".

Así las cosas, y pese a no gozar Griñán de la condición de parlamentario en el Congreso de los Diputados, Zoido insiste en que, "de alguna u otra manera deberían analizarse estos hechos gravísimos en el Congreso".

LANZAS "TIENE MUCHO QUE DECIR"

Entretanto, el también alcalde de Sevilla ha dicho desconocer si los sindicatos han participado de una manera directa o indirecta en la trama, si bien no ha dudado en asegurar que el 'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas, y otros sindicalistas "sí han participado" en el caso de los ERE.

De esta manera, ha explicado que la primera vez que tuvo conocimiento de Lanzas fue en la investigación de Mercasevilla, "en la que aparece como un 'conseguidor', se movía como pez en agua en Consejería de Empleo, y era el que concedía las ayudas".

Y es que, en su opinión, Lanzas "es una persona que tiene mucho que decir" en el caso de los ERE. "Es un dirigente socialista y dirigente de UGT, aunque eso no significa que todos los dirigentes vayan a serlo" pero, subraya Zoido, "éste, que era muy conocido, muy especial y con mucho poder dentro de la Consejería, ha hecho lo que ha hecho, y eso tiene un nombre y el nombre se lo está poniendo la juez".

PIDE CELERIDAD EN EL CASO BÁRCENAS

De la misma forma, respecto al caso Bárcenas, la gestión que está llevando a cabo la dirección del PP, a juicio de Zoido, "es la única que se puede hacer". Según ha defendido el andaluz, "desde el punto de vista de las instituciones del partido, que se cuente todo que se sabe, como se hizo, se han puesto las cartas sobre la mesa, y las cuentas están muy claras y auditadas". De manera que "si ha cometido este señor algún hecho delictivo que responda, y que lo haga cuanto antes", incide.

En cuanto a la decisión de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, que otorgó al juez Ruz la potestad de investigar el caso Bárcenas, en detrimento del magistrado Gómez Bermúdez, Zoido instado al elegido a que "se ponga a trabajar y que el que lo haya hecho que lo pague".

No obstante, el popular ha lamentado que se produzcan estas incidencias --respecto al conflicto de competencias de los dos magistrados--, porque "no benefician en nada a la credibilidad de la Justicia, uno de los sostenes fundamentales del Estado". "Decidido el juez ya, debemos abandonar esa situación, que en nada beneficia a la credibilidad de todo el sistema ante la opinión pública", ha afirmado.

En la misma línea, ha asumido Zoido que "hoy en día la valoración sobre los políticos está muy deteriorada", de manera que ha defendido que "tenemos que ser responsables, estar a pie de calle, y también tenemos que ser consecuentes con lo que decimos".

Para explicar su postura ha recordado que, a su juicio, fue "gravísimo" que en la comisión de investigación que se desarrolló en el seno de Parlamento andaluz sobre la trama de los ERE, "los que pasaron por allí, a cuyos testimonios apenas se les dio valor, ahora están en prisión".

"Tenemos que ir hasta el final para que en cualquier caso se sepa la verdad, pero cuanto antes", ha resaltado Zoido, la misma premisa que el popular apuesta por imprimir al caso de Bárcenas, "llegar al final cuanto antes" porque, según dice, "es la única manera de que podamos seguir sirviendo a la sociedad".

PRÓXIMAS AUTONÓMICAS

Por último, el presidente del PP-A ha rehusado definir su postura al ser preguntado por si sería candidato del PP-A a las próximas elecciones regionales, aunque ha querido dejar claro que "estoy orgulloso de ser el alcalde de Sevilla. Los sevillanos me colocaron aquí y mis compañeros me dieron una responsabilidad en el partido: mantenerlo cohesionado, unido y a la espera de tomar decisiones", ha concluido.

EL NEGOCIO DE LOS SINDICATOS

Los sumarios de la juez Alaya están permitiendo demostrar el negocio de los sindicatos con el expediente de regulación de empleo, también de los ERE legales. De media reciben 250 euros por cada trabajador despedido, cantidad que se descuenta de la indemnización. Con más de 450 mil afectados por un ERE en 2012, sus ingresos podrían haber superado los 100 millones de euros.