Zapatero y sus "económicos" marcan la agenda del nuevo curso

nacional

| 26.08.2010 - 12:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presidirá hoy la Comisión Delegada de Asuntos Económicos para marcar la agenda económica del nuevo curso político, centrada en la aprobación de los Presupuestos de 2011, la culminación de la reforma laboral y la anunciada reforma de las pensiones públicas, informaron a Europa Press en fuentes de Moncloa.

La Comisión Delegada, que se reúne habitualmente los jueves en el Ministerio de Economía, está presidida por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y está integrada por todos los ministros con competencias en áreas económicas (Fomento, Trabajo, Industria y Medio Ambiente).

En esta ocasión, además de estos ministros contará con la presencia también del vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves; de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, del director de Gabinete del Presidente del Gobierno, José Enrique Serrano; del secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido; del secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa. La reunión se celebrará en el Palacio de la Moncloa a partir de las 10.30 horas.

La presencia de Zapatero se producirá tras el cruce de declaraciones entre el ministro de Fomento, José Blanco, y Salgado a cuenta de la necesidad de subir los impuestos en España para homologarlos a la media de la UE, según la tesis del ministro, no compartida por la vicepresidenta económica, quien considera que la actual estructura fiscal es suficiente para alcanzar los objetivos de déficit.

El jefe del Ejecutivo deberá marcar el criterio del Gobierno en materia de fiscalidad y muy previsiblemente defenderá la necesidad de introducir algunos retoques para aumentar la tributación de las rentas más altas, que deberán incluirse en los Presupuestos del próximo año.

Además, aún no se han detallado las obras en infraestructuras que se rescatarán con los 500 millones de euros adicionales que se destinarán a proyectos de inversión tras el recorte anunciado inicialmente, y que el propio Blanco tendrá que concretar ese mismo jueves por la tarde durante su comparecencia en el Congreso.

EN SEPTIEMBRE, LOS PRESUPUESTOS Y LA REFORMA LABORAL

En el horizonte también más inmediato, el Gobierno tiene que presentar a finales de septiembre las cuentas públicas del próximo año, las más restrictivas de los últimos ejercicios, lo que obligará al Ejecutivo a ajustar al máximo los presupuestos de los diferentes departamentos ministeriales para cumplir los objetivos de déficit público.

También en septiembre el Gobierno pasará la reválida de la reforma laboral, que volverá el próximo día 9 a la Cámara Baja, con los cambios introducidos en el Senado, y donde deberá ratificarse definitivamente. Precisamente, esta reforma es lo que ha llevado a los sindicatos CC.OO. y UGT a convocar una huelga general para el próximo 29 de septiembre, otra de las fechas económicas marcadas en el calendario del Ejecutivo.

La reforma del sistema público de pensiones, pendiente de las recomendaciones que salgan del Pacto de Toledo, es otra de las prioridades que se ha fijado el Gobierno de cara al nuevo curso político. La intención del Ejecutivo es retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años y ampliar el periodo de cálculo de la pensión como pasos necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema a medio plazo.