Zapatero tilda de "paso significativo" que los presos de ETA suscriban el Acuerdo de Gernika

Zapatero ve la declaración de los presos como "un paso significativo hacia el final de la violencia"

Conde Pumpido lo tacha de "intolerable" y llama a seguir luchando contra la banda

Rajoy no ve cambios en el anuncio de los presos y solo espera el fin de ETA

Rubalcaba: es un paso más aunque no el definitivo

nacional

| 26.09.2011 - 14:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

En su despedida Zapatero ha calificado la declaración de los presos como "un paso significativo hacia el final de la violencia". Un comunicado de presos de ETA en el que pedían paz y no perdón. Por el contrario el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido Conde Pumpido lo considera "intolerable" y el líder del PP, Mariano Rajoy no aprecia "cambios sustanciales" en el anuncio de los proetarras. El candidato socialista a la presidencia del Gobierno y ex-ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba considera la declaración "un paso más aunque no el definitivo" y advierte que la amnistía que piden los presos "no está en las reglas del juego" de la Constitución. Mientras, las víctimas están indigandas ante la forma en la que los etarras condenados se sumaron al llamado acuerdo de Gernika. Eligieron para firmar el documento a Jon Agirre Agirano un asesino que pasó 30 años en la cárcel por matar a un niño de 13 años con una mochila bomba. El etarra nunca se ha arrepentido de ese crimen.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado este lunes la adhesión de los presos de ETA al Acuerdo de Gernika como un "paso significativo hacia el final de la violencia", aunque ha remarcado la "prudencia que exige" el hecho de "estar cerca de ese momento". "Es un paso significativo hacia el final de la violencia, con toda la prudencia que exige que nos estemos acercando a ese momento", ha dicho en rueda de posterior al anuncio de la convocatoria de elecciones. Según ha dicho, esta situación "es fruto de una gran tarea colectiva y el esfuerzo de todos los demócratas, también de este Gobierno".

"Desde hace tres décadas el terrorismo ha sido la principal preocupación de la sociedad, es lo que más nos ha hecho sufrir y cuando tenemos la convicción de que el final está cerca tenemos que extremar la responsabilidad, por supuesto, la unidad de todos".

Por el contrario, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido consideraba intolerable" el comunicado del colectivo de presos de ETA adhiriéndose al llamado Acuerdo de Guernica para abandonar la violencia a cambio de una amnistía y la independencia. "Me parece una vergüenza, sinceramente", ha dicho.

A su juicio, la sociedad tiene que seguir insistiendo en la disolución de la banda terrorista: "Lo único que esperamos es que ETA se disuelva sin ningún tipo de condiciones --sostiene--. Y mientras eso no suceda, seguiremos luchando con todo rigor contra los que estén cerca de ETA".

En el mismo sentido, e líder del PP, Mariano Rajoy, no aprecia "cambios sustanciales" en el anuncio de los presos de ETA y ha dejado claro que lo único que espera es la disolución de la banda terrorista.

No ve Rajoy "un cambio sustancial" en ese anuncio ya que, a su juicio, lo "decisivo" es un comunicado de ETA "diciendo que se disuelven y dejan de ser una organización criminal".

Para Rajoy, "cuando alguien se erige en juez de los demás y les priva de sus libertades y derechos fundamentales, ese alguien es el que tiene que moverse anunciando que deja de hacerlo y disolviéndose".

Mientras esto se produce, ha continuado el presidente del PP, el Gobierno, los demócratas y la sociedad española "lo que tienen que hacer es actuar como hasta ahora". "Lo relevante, lo importante, lo noticiable y lo que va a merecer un comentario por mi parte, y Dios quiera que sea pronto, es que ETA anuncia su disolución como banda terrorista", ha apostillado.

Preguntado por si va a adoptar alguna decisión respecto a Bildu en los cien primeros días de gobierno si finalmente gana las elecciones, Rajoy ha asegurado que estarás "muy atento" a los comportamientos de los que han sido elegidos en las candidaturas de la izquierda abertzale. De este modo, su Gobierno actuará "en consecuencia" y con respeto a la ley si cree que hay motivos suficientes para hacerlo y que le sirvan para ganar en los tribunales.

Por su parte, el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno y ex ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado que la amnistía que demandan los presos de ETA "no está en las reglas del juego" de la Constitución. "No hay amnistía según nuestra Constitución", según Rubalcaba, quien ha recordado que sí hay un Código Penal que tiene determinados tipos de previsiones individuales y que se aplica a todos los presos de este país.

En declaraciones a Canal Sur Radio ha querido dejar claro que una "salida colectiva" para los presos de ETA "no existe". "Los presos de ETA están pidiendo algo que no existe y que no va a existir", según ha señalado Rubalcaba, para quien el fondo de la cuestión es que lo que le dicen los presos a ETA es lo que le dijo hace un año la izquierda abertzale, "que pare la violencia".

Desde esa perspectiva, a su entender, estamos ante una situación inédita porque nunca ha sucedido que la mayoría de los presos de ETA le digan a la banda "para ya". "Es un paso más, aunque no el definitivo, que será cuando ETA lo deje", según ha apuntado Rubalcaba, quien ha reconocido que está "prudentemente satisfecho".

Mientras, las víctimas están indigandas ante la forma en la que los etarras condenados se sumaron al llamado acuerdo de Guernica. Eligieron para firmar el documento a Jon Agirre Agirano un asesino que pasó 30 años en la cárcel por matar a un niño de 13 años con una mochila bomba. El etarra nunca se ha arrepentido de ese crimen.