Zapatero propone a Rubalcaba y dice que los ciudadanos quieren "unidad"

Los dirigentes socialistas se esfuerzan en negar que la apuesta de Rubalcaba sea un "dedazo"

nacional

| 28.05.2011 - 11:07 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este sábado que el "deseo" unánime de todos los secretarios generales del partido es que Alfredo Pérez Rubalcaba sea el próximo candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno.

Zapatero ha hecho este anuncio ante el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre Congresos y ha pedido un esfuerzo de "unidad y de generosidad colectiva" que, a su juicio, es lo que están pidiendo los ciudadanos.

"Alguien que corre 100 metros en poco más de 10 segundos es capaz de ganar en 10 meses unas elecciones", ha dicho de Rubalcaba.

Zapatero también ha elogiado la "generosidad" y la "valía" de Carme Chacón, que se ha retirado de la carrera sucesoria.

Rubalcaba da las "gracias" al PSOE y acepta ser candidato en 2012

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado este sábado las "gracias" al Comité Federal del PSOE por expresarle su "confianza" para que sea candidato a la Moncloa en 2012 y ha aceptado la tarea: "Lo voy a hacer, estoy a vuestra disposición, me voy a presentar a las primarias, voy a ir a las agrupaciones, creo honestamente que tengo mucho apoyo de la gente pero voy a ir", ha dicho.

En su intervención ante el máximo órgano del partido entre Congresos, ha elogiado que el PSOE en este proceso haya hecho un "ejercicio de responsabilidad y madurez respetando los tiempos y las formas". "He llegado hasta aquí habiéndolo hecho y no he hecho ni una sola declaración, se cuentan con los dedos de las dos manos los compañeros que me han oído hablar de ello en privado", ha dicho.

Los dirigentes socialistas se esfuerzan en negar que la apuesta de Rubalcaba sea un "dedazo"

Los dirigentes socialistas y miembros del Comité Federal se esforzaban esta mañana, a su llegada a la reunión en Ferraz, en negar que la apuesta por Rubalcaba como candidato a las generales de 2012 sea un "dedazo". Sus declaraciones fueron un continuo rechazo a esta acusación, que han recibido tras el acuerdo ayer de Zapatero con los secretarios generales de proponer al ministro del Interior como candidato, después de que Carme Chacón haya renunciado a presentarse.

El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, aseguró incluso que le resultaba "pintoresco" escuchar esta acusación a algunos medios de comunicación "de la derecha" porque él nunca ha visto votar a los candidatos del PP para elegir a su líder. "Jamás", apostilló.

Alarte insistía en que el PSOE "tiene un sistema democrático" y hoy se va abrir el proceso de primarias "con todas las garantías y plazos". "Hay una voluntad que ayer expresaron todos los secretarios generales por unanimidad, sin ninguna distinción, que Rubalcaba era la mejor propuesta para nuestros militantes, buena propuesta para el conjunto de los españoles, y eso lo pensamos también los valencianos", apostilló.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, también rechazó la acusación del "dedazo" y se esforzó en aclarar que lo que hay encima de la mesa es una propuesta y luego tendrá que ser elegido por el Comité Federal.

Trinidad Jiménez argumentó que hoy acudían a Ferraz para "avalar la decisión de Zapatero, para avalar al candidato Rubalcaba, el PSOE tiene sus mecanismos de elección de candidatos, uno de ellos es el Comité Federal, por lo tanto esperamos que haya un comité federal para elegir el candidato que está proponiendo José Luis Rodríguez Zapatero". En su opinión, Rubalcaba es un "gran político y excelente candidato para el PSOE".

"No hay dedo", zanjó Griñán a su entrada del Comité porque en éste -argumentó-- hay representantes de todo el PSOE que, según dijo, es una "democracia representativa". En la misma línea, el responsable de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, aclaró que la situación es la de "una persona que ha mostrado su interés y disposición a ser candidato del PSOE y que a los demás nos ha parecido bien".

Sobre la renuncia de la ministra de Defensa, Carme Chacón, de aspirar a la candidatura, Gómez admitió que si no se hubiera producido su "paso atrás", "estaríamos en otras circunstancias diferentes pero hoy hay una persona que quiere liderar el PSOE, ser candidato a las elecciones". Además, ha subrayado que "nadie entendería" que los socialistas se dedicasen en este momento a "mirarse el ombligo" en un Congreso.

Sobre las posibilidades de que otro militante socialista decida presentarse al proceso de primarias, se pronunciaron el asturiano Javier Fernández y la cántabra Begoña García Retegui. "Si alguien quiere participar, (el proceso) está abierto", dijo el primero; "otro compañero puede optar pero en este momento partido tiene que estar unido y fuerte", advirtió la segunda.

"Nada exime de que quien crea que tiene avales suficientes se pueda presentar, lo que pasa es que hay voluntad de consenso" resumió el diputado y miembro de la Ejecutiva Federal Alvaro Cuesta, para quien la renuncia de Chacón supone "un ejercicio de generosidad". Además, dijo sobre la ministra que es "uno de los activos con más futuro del partido" y que "aquí nadie sobra".

El presidente en funciones de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha vuelto a hacer una alusión meteorológica que ha sido interpretada como aplicable a la situación del partido. Así, si a su llegada a Ferraz ayer, bajo una intensa lluvia, preguntó a los periodistas qué querían que contase "con lo que está cayendo...", hoy, que luce el sol en Madrid y que la situación del PSOE con la elección de Rubalcaba parece haberse estabilizado, afirmó que "hace mejor tiempo que ayer".

LA SUCESION, CERRADA

A su entrada en el Comité Federal socialista, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, aseguró que con la elección del vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, como candidato del PSOE a la elecciones generales el partido "ha cerrado bien" la etapa de la sucesión. Es "un magnifico candidato", añadió.

También instó a los miembros de su partido a que tras la apertura del proceso de primarias, los socialistas se centren en "recuperar la ilusión y el afecto" de los electores que perdieron el pasado domingo.