Zapatero llama a los socialistas a "hablar del futuro de España"

nacional

| 30.01.2011 - 15:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llamado este domingo a su partido, en presencia de todos los 'barones', a "no hablar del futuro del PSOE, sino del futuro de España" durante "todo este año" 2011 que ha calificado de "clave" para España.

En su discurso de clausura de la convención autonómica que el PSOE está celebrando en Zaragoza, el también secretario general del partido ha empezado por agradecer las muestras de apoyo y afecto "incondicional y permanente" de todos los dirigentes "en la tarea de dirigir el Gobierno y el partido". "Así se pueden afrontar todos los retos", ha dicho.

Zapatero ha subrayado que el PSOE es un partido llamado "históricamente a afrontar retos" y a "comprometerse y no mirar jamás para otro lado, a hacer aquello que le conviene a España por encima de lo que puede ser un interés coyuntural del partido".

En ese contexto, Zapatero ha saludado que la convención autonómica se haya centrado en buscar soluciones a los problemas de los ciudadanos y ha dejado claro que así debe seguir siendo "en los próximos meses, en todo este año clave para España".

"Que en 2011 estemos dedicados no a hablar de nosotros sino a hablar de los problemas de los ciudadanos, de aquellos que tienen más dificultades", ha subrayado, agradeciendo de antemano a los 'barones' y a todo el partido que ese sea también su "compromiso", su "deseo" y su "ambición".

Las palabras de Zapatero ponen punto final a una semana que ha estado llena de especulaciones sobre si aspirará a un tercer mandato en 2012 y sobre el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, como su probable sucesor.

Al debate, que ha planeado sobre la convención autonómica del PSOE, se ha superpuesto en Zaragoza una defensa cerrada por parte de los socialistas de la figura de Zapatero, hasta tal punto que los propios socialistas han tenido que aclarar luego que no se trataba de despedidas ni de epitafios.