Zapatero dice que hoy trabaja para garantizar los derechos

nacional

| 29.09.2010 - 09:01 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado en el Congreso que "no desea" la huelga general, pero la respeta, y ha recalcado que el Ejecutivo "hoy trabaja para garantizar el derecho a la huelga y el derecho al trabajo". Ha sido a su llegada al Congreso de los Diputados, donde se celebra, pese a la jornda de huelga general, la sesión de control al Gobierno habitual de los miércoles. Zapatero reconocía que para volver a crear empleo es necesario generar "confianza" para atraer inversión. El líder del PP, Mariano Rajoy le recordaba en dia tan señalado que había hecho una reforma laboral que ha dado lugar a la huelga general.

"Voy a trabajar", se ha limitado a decir el jefe del Ejecutivo, preguntado a su llegada al pleno del Congreso en los pasillos por cómo valora la marcha de la huelga.

Luego, Zapatero ha recalcado que buscará el "máximo consenso" con sindicatos y empresarios para la reforma de las pensiones, así como para abordar los "temas pendientes" en la agenda en materia laboral. Lo señalaba durante el Pleno de control al Gobierno, en respuesta al portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, quien le ha pedido que concrete el contenido de su propuesta de negociación con los sindicatos sobre pensiones.

Zapatero se ha referido en concreto a la "esencial" reforma de las políticas activas de empelo, al desarrollo de la reforma laboral, y a la de las pensiones, que se negociará con los agentes sociales en cuanto el Pacto de Toledo termine su informe.

GENERAR CONFIANZA PARA ATRAER LA INVERSIÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que para volver a crear empleo en España es necesario un "intenso proceso de inversión" que, según dijo, será fruto de la "confianza" que dé el país en todos los aspectos, y añadió que, a pesar de la crisis, España ha ganado cuota de mercado internacional. Así respondió Zapatero a una pregunta del presidente del PP, Mariano Rajoy, sobre la pérdida de competitividad de la economía española, en la que también reprochó al jefe del Ejecutivo haber aprobado una reforma laboral que ha dado lugar a la huelga general para después admitir en los Presupuestos de 2011 que el paro seguirá creciendo el próximo año.

Zapatero admitió que para crear empleo es necesario aumentar la competitividad, pero destacó que en estos años no ha caído, sino que al contrario, la cuota de comercio mundial de las exportaciones españolas está aumentado. Además, resaltó que España, junto con Alemania, es el único país de la zona euro que ha mantenido su cuota de comercio mundial pese a la crisis. Así, destacó que las exportaciones españolas registran ocho meses consecutivos con resultados "positivos", y resaltó que en lo que va de año han crecido un 15,8%.

Junto a ello, indicó que el diferencial de inflación de España con la zona euro está mejorando y que la moderación salarial también está contribuyendo a la mejora de la competitividad de España. Zapatero compartió con Rajoy que la demanda interna va a contribuir muy poco al crecimiento en 2011, pero señaló que el sector exterior está contribuyendo positivamente a dicho crecimiento.

Para Rajoy, es necesario mejorar la competitividad de la economía española, dado que, según dijo, es imprescindible para crear empleo, al tiempo que mostró sus dudas acerca de que los Presupuestos del próximo año vayan a contribuir a mejorar la competitividad.

El líder del PP reprochó a Zapatero que, según un informe del Foro Económico Mundial, la competitividad en España ha descendido 9 puntos en el último año y 19 puestos desde que el PSOE gobierna, a lo que Zapatero respondió que España no ha perdido cuota de mercado internacional y que lo demás "son opiniones sobre informes que tienen poca credibilidad".

Por último, Rajoy acusó a Zapatero de provocar que la tasa de paro aumente en España "como en ningún otro país de la UE" y señaló que, frente a ello, el Gobierno aprueba unos Presupuestos para 2011 que sólo significan "más paro, más impuestos, menos infraestructuras y más recortes sociales".