Zapatero no cede: Vamos a ir a un proceso de primarias, que es lo saludable

López mantiene ante Zapatero que hay que celebrar un Congreso

El PSOE-A sale en defensa de Zapatero y defiende el proceso de primarias

Diputados del PSOE piden en Internet una revisión del proyecto porque no basta con un nuevo cartel

Bono espera que el Comité Federal resuelva ya los asuntos internos porque eso "no quita el sueño" a la gente

nacional

| 25.05.2011 - 10:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ratificado este miércoles su compromiso con las elecciones primarias frente a un congreso para elegir a su sucesor como cartel electoral y ha asegurado que, tras hablar esta mañana con Patxi López, ambos han compartido esa fórmula.

En declaraciones en los pasillos del Congreso tras reunirse con el vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente del Congreso, José Bono, Zapatero ha explicado que su apuesta es que el sábado el Comité Federal abra el proceso para las primarias, porque es "lo que corresponde y lo saludable"."He hablado esta mañana con Patxi López, le he explicado cómo vamos a hacer las cosas y hemos estado completamente de acuerdo", ha subrayado.

Un día antes del Comité Federal -el máximo órgano de decisión del partido entre congresos- Zapatero se reunirá el viernes con los secretarios regionales de su partido, convocados por el vicesecretario general, José Blanco.

Zapatero escuchará lo que tengan que decir a este respecto los dirigentes territoriales, pero ha indicado que su posición es conocida y que además va a ser "ampliamente consensuada". De hecho, ha respondido varias veces son un "sí, sí" al ser preguntado si López también va a estar de acuerdo con las primarias, cuando fue el lehendakari el primero en abogar en público por un congreso federal.

Pero lo cierto es que Patxi López mantiene su postura de que hay celebrar un Congreso para elegir un líder que gane los comicios. Así lo ha hecho saber por la tarde el lehendakari y secretario general del PSE-EE, cuya versión sobre la conversación telefónica mantenida con Zapatero difiere de la del presidente.

Así, según señala, le ha trasladado que los socialistas vascos mantienen que hay que celebrar un Congreso para elegir un líder "que cuente con todo el respeldo" y gane las próximas elecciones. Además, ha abogado por consensuar "un proyecto renovado" que "sea capaz de movilizar al electorado progresista e ilusionar a la ciudadanía".

En un comunicado, el PSE-EE ha informado de que López ha explicado por teléfono las razones que ha llevado a los socialistas vascos a realizar la propuesta de celebración de un Congreso que su Comisión Ejecutiva acordó el pasado lunes.

A su juicio, debe haber "un proyecto renovado que, partiendo de lo que se está haciendo, sea capaz de movilizar al electorado progresista, ilusionar a la ciudadanía y dar respuesta a las demandas del conjunto de la sociedad". En este sentido, ha apostado porque los socialistas se doten "de un líder que cuente con todo el respaldo del partido para afrontar las elecciones y ganarlas".

CONGRESO

"Pensamos que la mejor solución es definir primero el qué y el para qué, es decir, qué ofrecemos a los ciudadanos, y después, el quién, tal y como señalamos ayer. Y seguimos pensando que el mejor camino para conseguir esto es un Congreso", ha insistido.

En cualquier caso, ha reconocido que "la decisión final debe ser adoptada en los órganos competentes del partido, en los que los socialistas vascos mantendrán su propuesta, "dejando claro que, sea cual sea la decisión final, los socialistas vascos" acatarán y defenderán "la decisión colectiva que se adopte el sábado".

La postura de Zapatero, por el contrario, es seguir adelante con las primarias. Así ha señalado que detallará en el Comité Federal los pasos a seguir para que el PSOE elija al nuevo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, después de que él anunciara el 2 de abril que renunciaba a un tercer mandato.

No obstante, ha dejado claro que el PSOE "es un gran partido" capaz de hacer "un gran ejercicio de responsabilidad"."También es un partido democrático y lo vamos a ver en pocos días", ha apostillado, después de asegurar que él personalmente, a estas alturas y "después de tantos años", se siente respaldado por su partido.

EL PSOE ANDALUZ SALE EN DEFENSA DE ZAPATERO

Por su parte, el PSOE de Andalucía ha dejado claro su respaldo al proceso de primarias para elegir al candidato o candidata a la Presidencia del Gobierno que el Comité Federal tiene previsto convocar este sábado y su oposición a la celebración de un congreso extraordinario del partido, que conllevaría "un adelanto" de las elecciones generales.

Fuentes de la dirección del PSOE-A consultadas por un grupo de periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz han señalado que los ocho secretarios provinciales del partido han trasladado al secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, su oposición a la convocatoria de un congreso extraordinario del PSOE. "Ha sido una posición unánime", según han apuntando las mismas fuentes.

Han agregado que un congreso extraordinario supondría un adelanto electoral, toda vez que el escenario sería el de una persona al frente del Gobierno español que ha anunciado que no optará a la reelección y que además ya no es el máximo dirigente del partido. "Quien no vea eso no ve nada", han indicado.

Asimismo, han recordado que para la convocatoria de un congreso se requeriría el apoyo o de los dos tercios del Comité Federal o de la mitad de la Comisión Ejecutiva Federal.

En cualquier caso, han insistido en que no apoyan un congreso extraordinario en estos momentos porque conllevaría una adelanto electoral, que no es lo más conveniente en unos momentos en los que es necesario volcar todos los esfuerzos en la lucha contra la crisis económica.

Respecto a si el PSOE andaluz va a defender que debe haber un candidato de consenso de cara a las primarias, las mismas fuentes han expresado que ya se verá el sábado durante el Comité Federal.

BRECHA INTERNA

Con Congreso o sin el, lo que está claro es la brecha interna abierta en el seno socialista. Así, diputados socialistas están aprovechando sus espacios personales en Internet para hacer autocrítica y reclamar una urgente revisión del proyecto del PSOE tras la derrota sufrida en los comicios del pasado domingo porque, según coinciden en subrayar, no basta con elegir al sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero como cartel electoral. En sus respectivos 'blogs', varios diputados coinciden en la necesidad de "rehabilitar" el partido o bien "derribarlo y volverlo a construir".

El más claro ha sido el parlamentario del PSOE por Córdoba José Luis Rascón, quien cree que el "cataclismo" político que vive el partido "no se soluciona" con un cambio de candidato a la Presidencia, sino celebrando un congreso extraordinario de ideas, en línea con la propuesta del lehendakari, con el fin de que "el partido se rehaga a sí mismo, encuentre nuevos liderazgos para superar los males coyunturales y estructurales que han dado lugar al mismo".

Por su parte, el madrileño Elviro Aranda ha avisado de que el "hundimiento" del PSOE tras las autonómicas y municipales no se arregla sólo con un nuevo líder para 2012, sino que el partido sufre "un problema ideológico, una notable debilidad organizativa y una ausencia de estrategia" que, a su juicio, obliga a hacer una análisis en profundidad de la situación.

Más allá va el diputado catalán Sixte Moral, quien tras admitir que la derrota del pasado domingo ha sido "dura y difícil de digerir", se plantea si en este contexto será mejor "rehabilitar" el partido o bien "derribarlo y volverlo a construir".

A los citados parlamentarios se une también el diputado del PSC Manel Mas, a quien le sorprende que los socialistas se hayan hecho ilusiones sobre un posible resultado positivo en las elecciones del 22-M. "No podíamos esperar victoria salvo un milagro y los milagros son muy excepcionales y esporádicos, no son habituales", llega a decir.

Es más, sostiene que desde mayo del año pasado, cuando Zapatero presentó los recortes, los socialistas tenían "el pulso perdido" por hacer reformas que "nunca" habían pensado. A su juicio, el escenario del 22-M se resumía así: "La derecha, cohesionada tras su mensaje, en tromba; La izquierda, desilusionada y desmotivada".

BONO ESPERA RESOLVER CON RAPIDEZ LOS ASUNTOS INTERNOS

Por su parte, el presidente del Congreso, José Bono, espera que el Comité Federal que el PSOE celebrará este sábado resuelva los asuntos internos surgidos en el partido a raíz de las derrota cosechada este domingo porque, a su juicio, a los españoles "no les quita el sueño" quién será el sustituto del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Bono ha hecho esta reflexión en los pasillos de la Cámara Baja al ser preguntado sobre si él se decanta más por un proceso de primarias o por la celebración de un congreso, tal y como planteó este martes el lehendakari, Patxi López, y que Zapatero ha desestimado este miércoles.

A este respecto, el presidente del Congreso ha vuelto a subrayar que el partido "no es un fin en sí mismo", tras lo cual ha recalcado que lo que el PSOE debería hacer es resolver sus asuntos internos "con la mayor rapidez" porque, según ha enfatizado, "lo verdaderamente importante" es el programa que los socialistas presentan para resolver los problemas de los ciudadanos.

En este sentido, Bono confía en que este sábado los asuntos orgánicos del partido queden "resueltos, que es lo que interesa a los ciudadanos", y ha llamado a no volverse "neuróticos" creyendo que la elección entre una y otra persona "es lo que quita el sueño a los españoles.

"A los españoles les quita el sueño sus hipotecas, su empleo, la sanidad, la educación las carreteras y a eso hemos de dedicarnos, y lo demás me parece que no tiene sentido", ha concluido.