Zapatero confía en que España sea uno de los países de la UE con mayor crecimiento en 2012

El PP le acusa de estar en un permanente plan de ajuste

nacional

| 02.12.2010 - 11:23 h
REDACCIÓN

El lunes, el gobierno culpaba a los especuladores de las dudas sobre la economía española y ahora, tras el anuncio de nuevas medidas, el presidente del Gobierno hace un llamamiento a esos mismos inversores para que se fijen en España como el país que más va a crecer en los próximos años.

El presidente retoma su discurso más optimista en medio de las críticas de la oposición, mientras el PP le acusa de estar en un plan de ajuste permanente.

Así, José Luís Rodríguez Zapatero confía en que la economía española volverá a crecer el próximo año e incluso apunta que, según un análisis del FMI, España podría registrar la mayor tasa de crecimiento de UE en 2012 ó 2013. "El 2011 la economía volverá a crecer (...) El FMI dijo que España podría ser uno de los países de la UE con mayor tasa de crecimiento en 2012 ó 2013", afimó Zapatero en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNBC.

"Hay algunos análisis del FMI y de JP Morgan que dicen que España será uno de los países con mayor atractivo en el mercado de valores", añadió.

Asimismo, el presidente del Gobierno aseguró que no sólo el sistema bancario de España es solvente y está "absolutamente" bien capitalizado, sino que subrayó que representa uno de los más atractivos destinos para la inversión.

"Nuestro sistema cuenta con garantías y la capacidad para afrontar las reformas adecuadas, así como un marco normativo moderno y la fortaleza necesaria para cumplir con Basilea III en un razonable periodo de tiempo", explicó.

Por otro lado, el presidente del Gobierno reiteró su rechazo a la posibilidad de que España se vea forzada a recurrir al rescate por parte de sus socios europeos para superar la crisis económica.

EL PP HABLA DE IMPROVISACION

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ante el nuevo paquete de medidas económicas que aprobará mañana el Gobierno, la portavoz del PP ha recalcado que se trata del "cuarto plan que trae en un año" el Gobierno y, por lo tanto, pone de manifiesto que "sigue funcionando a golpe de improvisación".

Como ejemplo de ello ha citado el hecho de que el Gobierno mañana vaya a apoyar medidas de apoyo a las pymes y los autónomos que hace "tan sólo quince días", el Grupo Socialista rechazó en el Congreso de los Diputados.

Ha recalcado que lo que reclama su partido es que el Gobierno apruebe "un plan global frente a la crisis económica y un plan de reformas estructurales", en vez de "un plan de apaños que se le ocurre de la noche a la mañana" y que, a su juicio, "no va a la raíz de los problemas, como "la falta de austeridad, medidas de control del déficit, mejor organización administrativa y una reforma fiscal completa que vuelva a dinamizar la economía".

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha asegurado que las nuevas medidas para recortar el déficit público anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no son reformas sino "parches" que, a su juicio, dejan "al desnudo" el discurso del PSOE "de oposición a la oposición" en lo que se refiere a recortes sociales y privatizaciones.

"Las privatizaciones y los recortes sociales son los dos ejes que ha utilizado el PSOE para hacer oposición a la oposición", ha indicado Arenas, quien ha destacado que "media hora después de hacer ese discurso salen en televisión diciendo con toda la cara las privatizaciones y los recortes sociales que van a llevar a cabo".