Zapatero, a Aznar y Rajoy: "Que me pongan todas las zancadillas a mí, no a España"

nacional

| 16.04.2011 - 22:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido este sábado al ex presidente del Gobierno José María Aznar y al líder del PP, Mariano Rajoy, que le pongan las "zancadillas" que quieran a él, pero que no se las pongan a España "en temas de Estado como es el interés de nuestra solvencia en el mundo, de nuestra fortaleza económica".

"He oído a Aznar decir que España no podrá pagar sus deudas o que lo tiene muy difícil y a Rajoy criticar mi viaje a China cuando estaba dando apoyo a las empresas españolas que firmaron contratos por 1.000 millones de euros e intentando traer inversión China a España, que va a ser importante", ha declarado.

"Se lo pido, no se lo critico, se lo pido, que tengan esa contención", ha añadido. Así, ha dicho que no ayuda criticar al Gobierno de España cuando se habla de la solvencia económica del país fuera de España cuando un gobernante va a China a defender la fortaleza de la economía española.

Según ha dicho, "tienen todas las oportunidades de criticar, están en su derecho" pero "hay cuestiones en las que hay que tener contención y sentido de la responsabilidad, y sentido de país". "Hay cuestiones que son de todos y todos tenemos que defenderlas, estemos en el Gobierno o estemos en la oposición", ha agregado.

El también secretario general del PSOE ha dicho sobre la candidata 'popular' a la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que no quiere "decir nada", pero ha añadido que "para mejorar en democracia lo mejor es perder, y ya le pasó una vez y le pasará la segunda".

"Es verdad que el PP y la candidata del PP hablan bastante de mí, es verdad que en este tiempo, sobre todos en estos tres últimos años, me han dado bastante leña", ha manifestado el presidente, que ha reconocido que no ha dedicado "mucho" tiempo a defenderse "porque tenía ante todo que defender a España, que estaba en una situación muy difícil".

Según ha explicado, tenía que defender a España para que "los desequilibrios, el exceso de endeudamiento, las políticas de liberalización del suelo, un sistema financiero sin regulación, y con excesiva ambición, no nos pusiera en una situación muy difícil".

"He estado concentrado en ese trabajo". "Esta semana lo hacia en Pekín, en China, en Bruselas, donde confían en España", ha concluido.