Zapatero admite su "error de apreciación" con la crisis

nacional

| 26.11.2013 - 12:02 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha vuelto a reconocer este martes su "error" a la hora de reconocer la crisis en la economía española durante su mandato pero ha recalcado que fue un fallo de "apreciación" en el que no hubo "ni engaño ni ocultación" a los ciudadanos.

Así lo ha explicado el exjefe del Ejecutivo en su primera rueda de prensa desde que dejó La Moncloa, convocada para presentar su libro 'El Dilema. 600 días de vértigo', en el que narra sus vivencias en el Gobierno desde que en mayo de 2010 tuvo que dar un giro a su política y tomar medidas económicas para tratar de frenar la crisis.

Zapatero, que ha recordado que no mencionó la palabra 'crisis' hasta julio de 2008 tras meses hablando de 'desaceleración', ha explicado los dos motivos fundamentales que le llevaron a este "error de apreciación". En primer lugar ha citado una razón subjetiva: su "afán" por "mantener la confianza" y trasladar "un mensaje positivo" para los agentes económicos y los inversores.

Y, en segundo lugar, ha recordado que en esos momentos de 2008 España continuaba con crecimiento económico y las previsiones, ha dicho, es que los datos iban a seguir siendo buenos en el segundo semestre de ese año e incluso en 2009, previsiones que después "saltaron por los aires" con la caída de Lehman Brothers.

Estas son, según ha explicado, "las razones del error". "Ni engaño ni ocultación de nada de nada", ha recalcado, para después apuntar que hubiera sido "absolutamente absurdo que alguien pueda pretender en la sociedad de la información" que alguien pueda "engañar sobre eso".

El expresidente del Gobierno ha garantizado que ha puesto en esta obra, en la que comenzó a trabajar cuatro o cinco meses después de dejar Moncloa, su "máxima sinceridad". Según ha dicho, sentía que tenía el "deber" de explicar su gestión al frente del Gobierno español durante unos meses de máxima dificultad.

En la rueda de prensa, no ha querido polemizar con el que fuera su vicepresidente económico en la primera legislatura, Pedro Solbes, y no ha querido contestar al contenido del libro que acaba de publicar. Zapatero se ha limitado a expresar toda su gratitud a los ministros que estuvieron en sus equipos. "Es mi forma de entender el Gobierno de España, es mi manera de entender la lealtad del trabajo en equipo", ha recalcado.