Zapatero acepta una propuesta del PP para dialogar sobre financiación local y reducir las administraciones

García-Esudero: es "inaplazable" acordar un nuevo modelo de financiación local y un pacto de Estado para evitar duplicidades en el sector público

Zapatero: "Acojo con satisfacción su propuesta y daremos los pasos para empezar a dialogar"

nacional

| 05.10.2010 - 15:53 h

Telemadrid/Agencias

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aceptado una propuesta del PP para iniciar un diálogo sobre un nuevo modelo de financiación local, la sostenibilidad de las cuentas públicas de las administraciones territoriales y una reducción de las estructuras administrativas. En la sesión de control al Gobierno en el Senado, el portavoz del PP, Pío García-Esudero, ha censurado las medidas adoptadas hasta ahora por el Ejecutivo y ha calificado de "inaplazable" acordar un nuevo modelo de financiación local, alcanzar un pacto de Estado para reformar en profundidad el sector público evitando duplicidades y medidas "para evitar tanto derroche innecesario" como, según ha apuntado, el que hay en las televisiones autonómicas y locales.

"Acojo con satisfacción su propuesta y daremos los pasos para empezar a dialogar sobre la financiación de las entidades locales y la sostenibilidad de las cuentas públicas en la administración territorial", ha respondido Zapatero aceptando el envite del portavoz 'popular'.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en su disposición para alcanzar acuerdos y ha reconocido como "conveniente y necesario" un pacto sobre la financiación de las entidades locales entre PSOE y PP, aunque ha defendido las medidas del Gobierno desde 2004 elevando las transferencias destinadas a los municipios y con iniciativas como el Plan E, que entre 2009 y 2010 otorgó 13.000 millones a los ayuntamientos para inversiones directas.

Pero además, ha reclamado "coherencia" al PP y ha criticado que por un lado pida más dinero para comunidades y ayuntamientos y por otra parte reconozca que en las autonomías "sobran muchas empresas públicas", como ha avisado García-Escudero. "Si sobran, no sé por qué les tenemos que dar más dinero", ha defendido el presidente del Gobierno.

"ESTRANGULAMIENTO" A LAS CIUDADES

El portavoz 'popular' ha incluido entre sus críticas la decisión del Gobierno de permitir pedir créditos únicamente a los ayuntamientos que no superen el 75 por ciento de deuda, una medida con la que, a su juicio, el Ejecutivo "estrangula" a ciudades como Madrid o Valencia.

En su respuesta, Zapatero ha vuelto a reclamar "coherencia" a García-Escudero y ha defendido que respecto a Madrid "lo sensato" es pedir a su ayuntamiento que no siga endeudándose. "Es lo lógico y lo que deberíamos hacer", ha insistido antes de preguntarse cómo Madrid y Barcelona, con la misma financiación y siendo las dos ciudades más importantes de España, tienen una situación económica "tan distinta". "Algo tendrán que ver las propias autonomías y ayuntamientos y no sólo el Gobierno de Zapatero --ha defendido--. Y hay ejemplos de todos los colores políticos". "Quien lo ha gastado es Gallardón, hagamosle un toque de atención y no le dejemos que se endeude más", ha enfatizado el jefe del Ejecutivo.

Para el portavoz del PP en el Senado, el origen de las dificultades financieras que sufren las comunidades autónomas y los ayuntamientos está en los presupuestos "irreales" que planeó el Gobierno durante los pasados años y que ahora hace que las administraciones territoriales tengan que devolver al Estado cantidades muy elevadas de los anticipos a cuenta.

A su juicio, el mayor esfuerzo para reducir el déficit público debe corresponder a la administración central, que abarca el 75 por ciento de este déficit, y teniendo además en cuenta que las comunidades y ayuntamientos deben hacer frente a elementos "claves" del gasto central como educación, sanidad o dependencia.

GASTO DESBOCADO Y PRESUPUESTOS IRREALES

García-Escudero ha criticado que el Gobierno no amplíe hasta los diez años el plazo que otorga a las autonomías para devolver los anticipos a cuenta y ha preguntado a Zapatero por qué es "tan riguroso con los demás" y no lo es consigo mismo. "¿O quiere empujar a las comunidades a una carrera de un aumento de impuestos?, ¿o será que se acercan las elecciones autonómicas?", ha preguntado.

"Durante todo el tiempo estuvo negando la crisis, ejerciendo una política de gasto desbocado e inútil y elaborando presupuestos irreales que han llevado a las comunidades autónomas y ayuntamientos a una situación límite muy difícil, cuyo único responsable es usted", ha reprochado al presidente del Gobierno.

Zapatero ha rechazado todas estas críticas y ha respondido ofreciendo los datos de los presupuestos de los últimos años. Según ha apuntado, en 2004 las autonomías recibieron 65.000 millones de euros y en las cuentas públicas presentadas la pasada semana en el Congreso se contemplan transferencias por 84.000 millones. En cuanto a los ayuntamientos, la dotación este ejercicio ha llegado hasta los 14.000 millones, por lo que ha defendido que "la dotación para servicios públicos ha tenido un incremento progresivo".