Zapatero, abucheado en Barcelona, dice que hará reformas legales para recuperar el Estatuto catalán

Señala que no es "responsable" de la sentencia del Estatuto, pero si de sus consecuencias políticas.

nacional

| 23.07.2010 - 17:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado este viernes que no es el "responsable" de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut, pero ha añadido: "Sí me siento responsable de sus consecuencias políticas". Los ha dicho en Barcelona donde ha viajado dos días despues de que Montilla le pidiera gestos políticos. A su llegada al hotel, el presidente del Gobierno ha sido recibido por un grupo de personas con pitidos y gritos de "mentiroso" y "somos una nación".

En su discurso en el foro Tribuna Barcelona, ha considerado que los efectos jurídicos de la sentencia son "muy limitados si se comparan con la extensión de la impugnación" presentada por el PP, y ha resaltado que aunque no se siente responsable del fallo, la acata y le presta "el debido apoyo institucional" al Alto Tribunal.

Zapatero ha pedido una recuperación de la confianza entre las instituciones de Catalunya y España, y ha avanzado que esta será una tarea "prioritaria" de su gobierno para que "una Catalunya fuerte se sienta escuchada" dentro del Estado.

Asimismo, ha agradecido este viernes la colaboración con el Gobierno mostrada por el presidente de la Generalitat, José Montilla, tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut, aunque ha añadido que el jefe del Ejecutivo catalán no se calla. El presidente del Gobierno ha explicado que tiene "tanta confianza con los 25 diputados del PSC en el Congreso como con el presidente Montilla" para trabajar en el objetivo de que Cataluña se recupere del "malestar" que ha mostrado tras la sentencia.

AFRONTARA REFORMAS LEGALES PARA RECUPERAR EL ESTATUTO

B Avanzó su disposición a estudiar todas las medidas legislativas necesarias para recuperar una parte del Estatut anulada por el Tribunal Constitucional (TC) y se comprometió a "seguir desarrollando" esta norma en vigor, pero advirtió que "antes que nada" es necesario "recuperar la confianza" entre las instituciones, los partidos políticos y la sociedad dañada, a su juicio, por el proceso judicial.

En su primera intervención en Cataluña tras la sentencia, el presidente precisó que se podrá recuperar la parte anulada no por motivos de fondo de inconstitucionalidad, sino porque se haya elegido una "fuente normativa" equivocado para regular determinadas materias.

Además, Zapatero aseguró también que respeta "los sentimientos de identidad de los ciudadanos de Cataluña" y que ve "completamente legítima" la defensa de la "identidad nacional" de esta Comunidad porque es "compatible con la consideración constitucional de España como la nación de todos".

MONTILLA LE RECLAMA HECHOS

Por su parte, el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha instado al líder del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, a probar con "hechos" su compromiso para recuperar y rehacer los puentes de confianza entre Cataluña y España tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut.

"Es sobre la base de los hechos y no sólo de palabras que reharemos los puentes de confianza entre Cataluña y España", ha defendido Montilla, quien ha insistido que las consecuencias de la sentencia es un problema para ambos territorios.

Tras constatar la reacción que ha suscitado el fallo del TC en Cataluña, Montilla ha advertido de que Cataluña y España se equivocarían si se dieran la espalda, porque "en Cataluña son una minoría los que se quieren ir".

Por ello, ha insistido en la necesidad de rehacer el pacto estatutario, alegando que la "mayoría" de catalanes quiere sentirse cómodos dentro de una España plural. Esto, ha añadido, sólo es posible con optimismo pero, sobre todo, con confianza.

Pese a todo, Montilla ha vuelto a cargar contra el PP y ha defendido que sin Zapatero y la voluntad política del PSOE no habría Estatut.