Yolanda Barcina, espera "justicia ante esta agresión a la autoridad"

La presidenta de Navarra recibió unos tartazos, en una reunión, en Toulouse

El miércoles declaran ante la Audiencia Nacional los tres detenidos

nacional

| 16.11.2011 - 16:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, espera que se haga "justicia" en la Audiencia Nacional, donde han declarado las tres personas detenidas por arrojarle sendas tartas cuando participaba en la localidad francesa de Toulouse en una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Éstas están acusadas de un delito contra la autoridad y otro cometido por español fuera del territorio nacional.

Los tres supuestos agresores pertenecen a la plataforma contra la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) "Mugitu!", y la Audiencia Nacional es la competente para investigar los hechos al tratarse de un delito cometido por un español fuera del territorio nacional, contra otro ciudadano nacional.

Barcina ha declarado a los periodistas, antes de inaugurar en Pamplona el I Congreso Nacional de Regadios y Energías Renovables que "de un juicio lo que siempre se espera es que haya justicia y hoy espero que la Audiencia Nacional haga justicia ante esta agresión a la autoridad".

Entretanto "Mugitu!" ha convocado una concentración de apoyo a los tres imputados frente a la Audiencia Nacional mientras estos han comparecido en el tribunal.

HECHOS

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de octubre, jornada en la que el Comunidad de Trabajo de los Pirineos se reunía en Toulouse para designar a Barcina como presidenta de la misma durante los dos próximos años.

Según las declaraciones de la presidenta navarra, cuando estaba en el citado acto apareció un hombre que le dio un tartazo y, posteriormente, "notó otros dos golpes", pero no pudo ver a causa del merengue que le cubría la cara.

Los implicados fueron detenidos y puestos a disposición judicial, dos ellos, Gorka Ovejero Gamboa, de 38 años, e Ibon García Garrido, de 32, quedaron en libertad horas después de ser arrestados por la Policía Foral, mientras que el tercero, Julio Villanueva, de 53 años, fue puesto en libertad el 29 de octubre.