Xavier Trias, elegido alcalde de Barcelona con los votos de CiU, ERC y Laporta

nacional

| 01.07.2011 - 12:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El convergente, Xavier Trias, ha sido elegido nuevo alcalde de Barcelona, con los votos de los 15 ediles de CiU, y los dos de Unitat per Barcelona (UxB): Jordi Portabella (ERC) y Joan Laporta (DC). Aunque no ha alcanzado la mayoría absoluta, Trias ha sido elegido por ser el candidato más votado, elección que pone fin a 32 años de gobiernos socialistas en la ciudad.

Trias no ha jurado sino que ha prometido su cargo, y los 11 ediles del PSC han votado a Jordi Hereu; los ocho del PP a Alberto Fernández Díaz, y los cinco de ICV-EUiA a Ricard Gom.

Con ese resultado el candidato nacionalista Xavier Trias (Barcelona 1946) ha sido proclamado alcalde de Barcelona con 17 votos, los del grupo de CiU y de Unitat per Barcelona, y se ha convertido en el primer alcalde no socialista de la ciudad desde la restauración de la democracia, hace 32 años.

El acto de constitución del ayuntamiento de la capital de Cataluña ha comenzado a las 10.17 horas en el gótico Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, donde se ha formado la mesa de edad, a cargo de Gloria Martín (PPC) y Janet Sánchez (ICV-EUiA).

Al acto han asistido las primeras autoridades civiles y militares de Cataluña, y más de 500 invitados.

En la primera fila podía verse a los expresidentes de la Generalitat Pasqual Maragall y Jordi Pujol, mientras que en representación del Gobierno catalán asistió la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, y la presidenta del Parlamento de Cataluña, Núria de Gispert.

Antes y durante el acto de toma de posesión, medio centenar de personas, convocadas por la Asamblea de Trabajadores en Paro de Barcelona, y una decena de los indignados que estaban en la plaza de Cataluña han abucheado y han hecho sonar las cacerolas a la entrada de los invitados a la investidura.

Con un fuerte dispositivo policial y detrás de unas vallas, los manifestantes se han desgañitado a la llegada de cada coche oficial con gritos como: "No nos representan", "Qué vergüenza", "No hay pan para tanto chorizo", "Nuestra miseria no es culpa nuestra", "Trabajo o prestación" y otras consignas a favor del transporte público, para mostrar su indignación por tanto coche oficial.

El nuevo alcalde, Xavier Trias, que ha coincidido en la entrada con el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, con quien se ha abrazado para entrar en el ayuntamiento, ha recibido la más sonora pitada de los manifestantes.

Mientras se desarrollaba el pleno de investidura de Trias como primer alcalde nacionalista de la ciudad, los manifestantes han seguido haciendo sonar silbatos y golpeando las cacerolas y las vallas en señal de protesta.