Wert rectifica y todos los becados Erasmus tendrán este año la ayuda prevista

Anuncia que ha acordado con Rajoy, Sáenz de Santamaría y Montoro publicar una nueva orden ministerial

El Ministro pidió horas antes un "sacrificio" a los estudiantes afectados para favorecer a aquellos con menos recursos

Alumna beca Erasmus: "La imagen que España está dando es de vergüenza"

El PSOE pide la dimisión inmediata de Wert o que Rajoy le cese

nacional

| 05.11.2013 - 16:10 h
REDACCIÓN

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunció este martes una nueva Orden extraordinaria para que todos los alumnos Erasmus reciban este curso una ayuda al menos igual a la que recibieron el año pasado.

En rueda de prensa en el Senado, Wert defendió los criterios por los que se aprobó la polémica Orden Ministerial que limita la aportación complementaria a los alumnos Erasmus a los que el curso anterior recibieron una beca general.

Subrayó que las ayudas que concede la Unión Europea a ese programa también se han reducido en los últimos años, y que es la Unión Europea la que "recomienda" concentrar los recursos en los beneficiarios con menos recursos.

El ministro explicó que ante la "obligada" reducción del presupuesto disponible para las becas Erasmus, siguiendo los criterios de la UE, parecía "más sensible" destinar ese dinero "íntegramente" a aquellos alumnos con menores recursos.

Pese a ello, reconoció que la expectativa de los alumnos que contaban con esa ayuda para este curso se ha visto "defraudada" y, por ello, el Gobierno ha decidido "con carácter transitorio y limitado" únicamente al curso 2013-2014 aprobar una nueva convocatoria, "que no anula la anterior", para "generalizar" a todos los becarios Erasmus una ayuda complementaria a cargo del Estado, "que por lo menos iguale la cantidad que recibieron el año pasado".

Así, añadió el ministro a los periodistas, que "la incertidumbre que se había suscitado" entre quienes "contaban mentalmente con esa ayuda del Estado queda disipada".

La decisión la ha tomado el Ministerio de Educación, aseguró, en conversación con Hacienda, con la Vicepresidencia y con el presidente del Gobierno.

El ministro quiso dejar claro que "para el próximo año", se mantendrá la polémica orden ministerial, si bien, se publicará con antelación suficiente para que los afectados puedan tener debido conocimiento de la misma.

A preguntas de los periodistas, explicó que las comunidades autónomas "tienen todo el derecho del mundo a dar las ayudas complementerias que consideren oportunas" a esas becas Erasmus.

HORAS ANTES PIDIÓ UN SACRIFICIO A LOS ESTUDIANTES

Unas horas antes José Ignacio Wert, reconocía que su decisión de eliminar la ayuda complementaria que el ministerio concedía a todos los estudiantes Erasmus con el curso ya iniciado "puede ser muy discutible", por lo que pidió "disculpas" a las familias afectadas.

En una entrevista en la Cope, Wert insistió en que esta medida obedece a que se ha dado prioridad a la convocatoria de Becas Generales, que "sustentan la igualdad de oportunidades y la cohesión social", así como a la intención de favorecer el acceso al programa Erasmus de aquellos estudiantes en situación económica más desfavorecida.

"Les estamos pidiendo un sacrificio a las familias con más recursos para darles a estos últimos una oportunidad de movilidad", adujo. Según Wert, el curso pasado más de 39.000 alumnos disfrutaron de una beca Erasmus, aunque se produjeron casi 4.000 renuncias al programa entre alumnos con pocos recursos.

EL PSOE PIDE SU DIMISIÓN O CESE

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha pedido la dimisión "inmediata" del ministro de Educación, José Ignacio Wert, o que sea cesado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la polémica suscitada por las becas Erasmus. En declaraciones en la sede del PSOE, López ha asegurado que la "rectificación total" del ministro sólo pasa por el abandono de su cargo.

Para el secretario de Organización del PSOE, la decisión inicial del Ministerio es "ilegal" al "recortar" becas que ya estaban concedidas y ha añadido que la posterior intervención del ministro es "la gota que colma el vaso". Por ello, ha considerado que "el peor" ministro de Educación de la democracia, como lo ha calificado el dirigente socialista, debe presentar su dimisión o que sea Rajoy el que lo destituya al frente del Ministerio porque "hasta aquí hemos llegado".

Esta "petición formal" del PSOE irá acompañada, ha dicho López, de las iniciativas parlamentarias oportunas.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, aseguró al respecto que si se hubiera sentido desautorizado tras la rectificación sobre las becas Erasmus habría dimitido. "Si me sintiera desautorizado, me hubiera ido", respondió el ministro en los pasillos del Senado después de la sesión de control. En su opinión, "el papel de la oposición es criticar", y el del Gobierno es dar argumentos, "que es lo que he hecho".

ALUMNA DE LA BECA ERASMUS: "LA IMAGEN QUE ESTÁ DANDO ESPAÑA ES DE VERGÜENZA"

"La imagen que España está dando es de vergüenza", ha dicho a Efe Ana Lafuente, una estudiante de Erasmus de Comunicación Audiovisual en Lyon (Francia) y que afirma que, aunque se alegra de "la marcha atrás en la decisión de Wert", sus compañeros de otras nacionalidades "no se creen" lo ocurrido.

Ana, al igual que otros muchos universitarios españoles del programa Erasmus, pensaba hasta ahora que quizá debería regresar a casa al saber que no podría recibir la ayuda complementaria del Gobierno por no haber tenido una beca general universitaria el curso pasado.

Insiste desde Lyon: "La imagen de España es muy mala, es malísima".

La reacción de Ana se produce al poco de conocer que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, haya anunciado esta tarde en los pasillos del Senado que todos los alumnos que este curso tienen una beca Erasmus van a recibir la ayuda complementaria del Gobierno prevista inicialmente, y que, según la orden ministerial del pasado 29 de octubre, solo iban a percibir aquellos que hubieran sido beneficiarios de una beca general universitaria el año pasado.

"Iba a intentar no volver y apretarme mucho el cinturón", dice por su parte desde Benevento (Nápoles) Irela Redondo, otra estudiante afectada en un primer momento por la medida de Educación.

RAJOY: "VAMOS A HACER EXACTAMENTE LO MISMO QUE EL PASADO AÑO"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró este martes que finalmente hará "exactamente lo mismo que el pasado año" en relación a las ayudas complementarias a los becarios Erasmus.

Lo dijo en el pleno del Senado, en respuesta a la pregunta del portavoz del PSOE en la Cámara Alta, Marcellino Iglesias, cuya pregunta versaba sobre Educación y que aprovechó para incluir la polémica por el recorte de esas ayudas a los becarios que ya están fuera de España.

La sesión de control comenzó poco después de que el ministro, José Ignacio Wert, anunciara una rectificación limitada a este año para mantener las ayudas a quienes ya han comenzado el curso dentro del programa Erasmus.

Rajoy aprovechó esa circunstancia para decir a los senadores que el ministro había respondido a esa pregunta ante los medios de comunicación aunque Iglesias "no se ha enterado". "Espero contar con su pleno y total apoyo al anuncio que acabo de hacer ahora", añadió.

Sobre la Lomce, reiteró que el objtivo es mejorar la calidad de la educación porque el sistema "ha alcanzado logros importantes" pero hay cosas "que no funcionan" y eso se traduce en "menos posibilidades" para futuras generaciones.

Reiteró datos como que la tasa de abandono y fracaso escolar casi duplica la media de la OCDE, lo cual implica que uno de cada cuatro jóvenes tiene poca cualificación, el resultado del informe Pisa es "muy bajo, tenemos que estar mucho mejor", y en el caso de los adultos "no es algo de lo que podamos enorgullecernos".

A eso se une, insistió, que España dedica a educación un 15% más que la media de la OCDE y la UE, ese gasto se ha duplicado entre 2000 y 2009, pero los resultados son "peores". Ante eso se puede "no hacer nada, que es lo que quieren ustedes", o abordar cambios "razonables".

Después de treinta años de leyes socialistas de educación, aseguró Rajoy, "déjennos mejorar el sistema" porque, convencido de que se puede mejorar, "no me voy a quedar sin moverme".

Iglesias explicó que el ministro dijo "una cosa el día 29, otra ayer y otra hoy", y es el presidente el que tiene que "poner orden" en el Gobierno. Le preguntó si es que acaso Wert ha dicho "como he metido la pata, rectifico y me voy, que es lo que un ministro razonable tendría que haber hecho".

El portavoz socialista denunció el "sobresalto" entre los becarios y el "desatino" del ministro, y le pidió, ya que ha rectificado con las becas Erasmus, que lo haga también con la Lomce.

Reconoció que "no todo está bien" en el sistema educativo, que los socialistas "no estamos atascados" en que no haya reformas, y señaló como prueba de ello que el ministro socialista Ángel Gabilondo estuvo "un año intentando pactar con ustedes" una reforma que no se acordó "porque llegaron las elecciones y alquien no quiso que el adversario político utilizara ese triunfo".

Pidió al Gobierno que no "demonice" un sistema público "que ha ido bien" y que no se puede comparar con Finlandia porque allí los analfabetos eran un 5% hace cien años, y en España un 25% hace treinta, y ahora un 40% de los jóvenes son titulados superiores.

Alertó de que la misma ley arroja resultados muy diferentes dependiendo de las comunidades autónomas, en su opinión porque el abandono escolar tuvo mucho que ver con los jóvenes que abandonaron los estudios para trabajar en la construcción o en el sector servicios.

Marcelino Iglesias relató la historia de Santiago Ramón y Cajal, un niño "imposible" cuyo padre quería que fuera médico pero que le llevó a aprender un oficio después de que le echaran del colegio. Finalmente lo intentó de nuevo y su estudio sobre el sistema nervioso sigue siendo referencia en la actualidad. Con su ley, dijo al Gobierno, "habría sido un magnífico barbero quitamuelas, pero nunca hubiera sido un Premio Nobel".

Cuando Ramón y Cajal estudiaba, replicó Rajoy jaleado entre los suyos, el sistema educativo "no era socialista". "Vivir de espaldas a la realidad no resuelve los problemas", advirtió el presidente, y negar la necesidad de reformas es "no entender lo que está pasando".

Frente al "inmovilismo" de los socialistas, el presidente reiteró que el mayor "ataque" a la educación pública es no reformarla, y que si se quedara quieto sería "un irresponsable ante el conjunto de la sociedad".