Wert niega que el Gobierno haya reculado en el tratamiento del catalán en la reforma

La consejera catalana planta a Wert por el tratamiento del catalán

Educación cita de nuevo a las Comunidades el próximo 19 de diciembre

Alicia Sánchez-Camacho se reunirá con Wert para negociar cambios en la ley

nacional

| 05.12.2012 - 08:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha negado que su departamento haya cambiado su postura sobre el tratamiento de las lenguas cooficiales en el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), sino que ha incluido dentro de las pruebas de evaluación del final de la ESO y Bachillerato el examen de Lengua cooficial y Literatura porque era un asunto que "no había quedado bien resuelto" en el borrador.

"Evidentemente el verbo 'recular' es un verbo cargado de connotación negativa. Si 'recular' quiere decir cambiar la posición para retrotraerse, no. Lo que ha hecho este ministerio ha sido recoger una situación sobre las lenguas cooficiales en las pruebas de evaluación que había quedado mal resuelto desde el punto de vista técnico, que era preciso dar claridad. Eso no es recular", ha afirmado el titular de Educación, tras presidir la Conferencia General de Política Universitaria.

Asimismo, ha insistido en que "no responde a la verdad" que el borrador de la ley "impida el modelo de enseñanza en catalán", tal y como ha denunciado la Generalitat, sino que "establece límites", atendiendo a la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Constitucional. Según ha recordado, ambas instituciones sentenciaron que la utilización de las lenguas cooficiales en la enseñanza no podía ser utilizadas en una proporción superior al castellano.

Wert ha celebrado el "consenso" generalizado entre los responsables autonómicos en materia universitaria sobre aquellos aspectos de la LOMCE que tienen que ver con los procesos de admisión de los alumnos en las universidades públicas y el tratamiento de las enseñanzas artísticas superiores, que tendrán equivalencia al grado universitario, "a todos los efectos".

PRUEBAS ESPECIFICAS "EXCEPCIONALES"

Según el borrador, el Gobierno establecerá la normativa básica que permita a las universidades fijar los procedimientos de admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de grado de alumnos que hayan obtenido el título de Bachillerato (tras aprobar la evaluación final del ciclo). Asimismo, estos procedimientos no podrán ser discriminatorios y tendrán que respetar los principios de igualdad, mérito y capacidad.Entre los criterios de valoración de los aspirantes por parte de las universidades, se encuentra la calificación final de Bachillerato, la modalidad y materias cursadas en este ciclo o de la evaluación final, la formación académica o profesional complementaria o estudios superiores cursados con anterioridad.

Además, el texto indica que "de forma excepcional" las universidades podrán establecer evaluaciones específicas de conocimientos o competencias. En estos casos, los requisitos no podrán superar el 40 por ciento de la ponderación, ya que la calificación final del Bachillerato tendrá que tener un valor, como mínimo, del 60 por ciento. La admisión a las enseñanza universitarias para las que no se establezcan unos criterios o procedimientos concretos vendrá determinada exclusivamente por la calificación obtenida en Bachillerato.

WERT DICE QUE LA REFORMA NO VA CONTRA LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

José Ignacio Wert, ha afirmado, tras presidir la Conferencia Sectorial de Educación, que el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Educación (LOMCE) no modifica el modelo lingüístico, ni "minusvalora" la lengua catalana. "En la reforma no hay ningún elemento que minusvalore la importancia del catalán. Se ha dicho desde el Gobierno de Cataluña que lo que se propone va a en contra de la inmersión lingüística. Eso es radicalmente falso", ha aseverado el ministro, que ha recordado que lo que plantea el borrador es "lo mismo" que han sentenciado el Tribunal Supremo y el Constitucional.

Según ha recordado, ambos tribunales han concluido que el catalán "puede ser utilizado en proporción superior al castellano, pero que éste no puede ser reducido a una mera apariencia". "La relación de esta norma con el ataque a la escuela catalana es rotundamente falsa porque no se disminuye un ápice el uso del catalán", ha apostillado.

Asimismo, ha señalado que este anteproyecto no quita importancia a la lenguas cooficiales por no incluirlas dentro de las asignaturas 'troncales', pues éstas son de aplicación en el conjunto del Estado. Por ello, ha defendido que se llamen de 'especialidad', ya que son definidas por las comunidades autónomas y en éstas son de obligado estudio para su alumnado.

En cuanto al plante de la consellera catalana Irene Rigau a mitad de la reunión por considerar "inadmisible" el borrador de la futura norma, el ministro ha criticado que la responsable autonómica le reproche falta de tiempo para analizar los cambios introducidos en el anteproyecto de ley y al mismo tiempo diga que va a recurrir al Tribunal Constitucional.

LA CONSEJERA CATALANA PLANTA A WERT POR EL TRATAMIENTO DEL CATALÁN

La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, abandonó la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación. Rigau alega que el borrador presentado por el Ministerio de Educación "no se ha discutido con nadie" y vulnera el Estatuto de Cataluña en relación con la Ley de Educación.

A la entrada al encuentro, Rigau afirmaba que "por supuesto" impugnarían el proyecto de Ley si se mantiene en los términos actuales, y que contempla novedades sobre la enseñanza en castellano en detrimento del catalán.

La consejera ya criticó este lunes en rueda de prensa en Cataluña que el Gobierno "tumbaba" en su reforma la inmersión lingüística al relegar la lengua catalana a materia "de especialidad" --en vez de troncal--, y al establecer la proporcionalidad del castellano y el catalán en las escuelas públicas. Igualmente, denunció la intención del Gobierno de que las administraciones paguen la enseñanza en castellano en centros privados de las familias que lo pidan, cuando no exista una "proporción razonable" de las dos lenguas. A su juicio, esta es la "mayor ofensiva" contra el catalán desde 1978.

ALICIA SÁNCHEZ-CAMACHO SE REUNIRÁ CON WERT PARA NEGOCIAR CAMBIOS

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, anuncia que se reunirá la semana que viene con el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, para negociar modificaciones en el borrador de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

En rueda de prensa, ha explicado que tras hablar con el propio ministro y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha concertado esta cita --previsiblemente este lunes en Madrid-- para abordar, entre otros aspectos, la proporción de catalán y castellano que debe contener la enseñanza en Cataluña. "Intentaremos mejorar el texto que no ha querido negociar el Govern", ha continuado Camacho, que ha censurado que la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, plantase este martes la reunión sectorial de Educación disgustada con la reforma que impulsa el Gobierno y que, a su juicio, pone en peligro el modelo educativo catalán.