Veinte detenidos por los alborotos tras el desalojo de una discoteca en Lloret de Mar

nacional

| 11.08.2011 - 10:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los Mossos d'Esquadra detuvieron anoche a veinte jóvenes en Lloret de Mar (Girona) por el alboroto que provocaron tras el desalojo de una discoteca, que tuvo que evacuar a sus clientes a las dos de la madrugada al fallar el aire acondicionado. Según han informado fuentes de la Policía catalana, los hechos han ocurrido cuando los responsables de la discoteca "Colossos" de Lloret de Mar han tenido que desalojar el establecimiento porque les ha fallado el aire acondicionado, lo que ha elevado la temperatura del local y ha provocado algunos mareos y desmayos.

La discoteca, que tiene una capacidad para 1.800 personas, estaba abarrotada porque esta pasada noche actuaba un DJ de fama mundial. Tras salir por las puertas de emergencia, algunos de los clientes de la discoteca han intentado volver a entrar, lo que ha provocado ya los primeros incidentes, que se han reproducido luego en la céntrica Avenida Just Marlés, uno de los epicentros del ocio nocturno de Lloret, que ha quedado literalmente invadida de jóvenes.

DISPARO DE SALVAS

Los Mossos d'Esquadra han tenido que intervenir entonces para tratar de parar las peleas, los alborotos y el lanzamiento de objetos entre los jóvenes. La actuación policial, en la que se han llegado a disparar salvas para intentar disolver a los congregados, se ha saldado con veinte jóvenes detenidos, acusados de los delitos de desórdenes públicos y atentado a los agentes de la autoridad.

La zona de ocio nocturno de Lloret de Mar ya ha sufrido en las últimas madrugadas varios enfrentamientos entre jóvenes de diversas nacionalidades, que han provocado disturbios y destrozos al cierre de las discotecas.

Ante estos hechos, el conseller de Interior, Felip Puig, decidió reforzar la presencia policial en Lloret y anunció que los Mossos d'Esquadra serán "cada vez más contundentes" al actuar contra los turistas que vienen a Cataluña a "hacer lo que no se atreven a hacer en su casa".El alcalde de Lloret, Romà Codina, ha anunciado que se propone adoptar medidas para que el denominado "turismo de borrachera" no perjudique al turismo familiar y deportivo que quiere atraer la población.