Vázquez cree que las primarias en el PSOE son ya un proceso "sin retorno"

Logra el visto bueno del 62 % del Comité Nacional para aplazar la renovación de su partido a septiembre

nacional

| 27.04.2013 - 12:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, ha logrado el visto bueno del 62 por ciento del Comité Nacional para aplazar la renovación de la dirección de su partido al mes de septiembre, pero ha recibido 71 abstenciones y ocho votos en contra, de los 210 sufragios emitidos.

Y es que, si bien fueron 267 las personas que se acreditaron a su llegada al compostelano hotel que acogió la reunión --de los 400 miembros del órgano--, varios asistentes, entre ellos, integrantes del sector oficial de Vigo, decidieron no participar en la votación. Por su parte, de Ourense únicamente acudió el número dos del partido en la ciudad, Pablo López Vidal.

Así las cosas, Vázquez ha visto rebajado su porcentaje de apoyo con respecto a la última reunión del máximo órgano de su partido entre congresos, en la que había propuesto celebrar unas primarias consultivas en junio y había obtenido el respaldo de más del 90 por ciento.

Este nivel de abstención, como quedó patente en muchas de las más de 50 intervenciones que se sustanciaron, se justifica en la desconfianza de varios sectores en que algo vuelva a alterar los planes y, finalmente, tampoco sea septiembre el mes en el que se elija a la nueva dirección.

De hecho, según fuentes presenciales consultadas por Europa Press, muchos de los militantes dedicaron los dos minutos que se concedieron a cada uno para criticar el retraso en dotar al partido de un nuevo proyecto con el que hacer frente a las políticas puestas en marcha por el PPdeG.

En todo caso, también hubo numerosas críticas al reglamento, tanto por su contenido como por el escaso margen de debate y por las dificultades a la hora de introducir enmiendas, ya que únicamente se produjo una votación para aprobar tanto el calendario como el proceso.

VISIONES CRÍTICAS

Las visiones más críticas justificaron su postura en el incumplimiento en torno a la celebración de primarias para elegir al candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, que finalmente, al haber adelanto electoral al pasado mes de octubre, no se produjeron pese a que sí tienen respaldo estatutario.

En este sentido, el portavoz de Novo Socialismo Galego, Iván Puentes, expresó sus "serias dificultades para creer" a Pachi Vázquez y a ello añadió que no existen "garantías" a través de "ningún documento" de Ferraz, como señaló el de O Carballiño en su intervención, que asegure que puedan celebrarse las primarias en septiembre.

Por su parte, la portavoz de Narón, Catalina González, tildó de "pantomima" la propuesta; mientras que Julio Torrado, de Vilagarcía, rechazó avalar un reglamento "antiestatutario". Lo mismo opinó, desde Ferrol, Beatriz Sestayo, que rechazó apoyar una "modificación del acuerdo" del último Comité Nacional y por "temor" a que, finalmente, "se boicoteen las primarias".

Volver a lo aprobado el pasado 2 de marzo fue la petición de numerosos militantes que, como hizo el representante pontevedrés Guillermo Meijón, rechazaron ser sometidos a "cuestiones de fe". También el exalcalde de Cedeira José Luis Vergara explicó que el problema no serían "dos meses arriba o abajo", sino la escasa fiabilidad que confiere a su secretario xeral.

Además, numerosas voces recriminaron que el congreso, propuesto para el 29 de septiembre, no vaya a celebrarse con el máximo de delegados que permiten los estatutos, hasta un millar, y que Pachi Vázquez cifró en 750.

A FAVOR DE LA PROPUESTA

Sin embargo, también hubo voces favorables a la línea defendida por el secretario xeral, como la del dirigente del PSOE en la provincia de A Coruña, Francisco Caamaño, quien celebró que se pudiesen llevar a cabo primarias; y la secretaria de Organización en Ourense, María Quintas.

Asimismo, desde Lugo también hubo voces favorables, y el exlíder coruñés Salvador Fernández Moreda no obvió su preocupación por el enfrentamiento con Ferraz y celebró que se hubiese cerrado un reglamento que, según su parecer, cumple los estatutos. Por ello, concordó con Vázquez en que "esperar" a septiembre merecía la pena.

Una de las intervenciones más contundentes en defensa del secretario xeral, según las fuentes consultadas, fue la del senador Ricardo Varela, quien puso en valor ante el Comité que Pachi Vázquez defendió las primarias en "tensas" reuniones con Ferraz y afeó el tono crítico de algunos compañeros.

En un punto intermedio, el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, uno de los aspirantes a hacerse con las riendas del partido, mostró su "confianza" tanto en la propuesta como en el aval de Ferraz, pero dejó claro que es la última modificación que estaba dispuesto a aceptar. "Opto por la unidad", defendió.

"PIDO QUE PENSÉIS EN EL PSdeG"

Para cerrar el debate, de nuevo Pachi Vázquez tomó la palabra para pedir a sus compañeros de partido que tuviesen en mente a la hora de votar las negociaciones con la dirección federal para sacar adelante las primarias y la importancia del propio proceso.

"Esto no es para mí, es para el PSdeG. Os pido que penséis en el PSdeG, sed generosos", demandó, entre advertencias de que "lo óptimo es enemigo de lo bueno". "Cuando vamos a por todo, es fácil quedar sin nada", incidió, rechazando "meter al partido en una situación imposible" por "60 días".

"Os pido apoyo con la mano en el corazón para trabajar por una consulta transparente, en la que nadie haga trampas y todos los militantes tengan la garantía de que su voto va a decidir al futuro secretario xeral", concluyó su alocución, antes de la votación. No obstante, Pachi Vázquez sigue sin desvelar su futuro político y si optará a la reelección como secretario xeral en las primarias del 7 de septiembre.