Varios dirigentes del PSOE presionan para que sólo haya un candidato y se eviten las primarias

En la plana mayor del PSOE se prefiere a Rubalcaba evitando quemar a Chacón en esta confrontación

Rubalcaba, Zapatero y Chacón (AFP Photos)

nacional

| 24.05.2011 - 08:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Varios dirigentes del PSOE se han mostrado hoy partidarios de que, tras la "estrepitosa derrota" en las elecciones del 22-M, sólo haya un candidato en las primarias para elegir al sustituto del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como cartel electoral. Así lo han expresado algunos miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE en la reunión celebrada en la madrileña sede de Ferraz, bajo la presidencia de Zapatero, quien ha obtenido un respaldo sin fisuras de su compañeros de partido, según han explicado a Efe varios de los presentes.

Durante casi cinco horas los socialistas han analizado los malos resultados de estos comicios, en los que han perdido algunos de sus feudos más emblemáticos, como Castilla-La Mancha.

Zapatero ha sido el primero en hacer autocrítica, han señalado las fuentes, y ha asumido en primera persona el fracaso, sobre todo por no haber sabido trasladar a la ciudadanía -ha dicho- las razones de la gestión de la crisis económica y las duras medidas de ajuste que se han tomado. "Hemos hecho lo que había que hacer, aunque no hemos conseguido transmitirlo". Esa frase resume, según las fuentes consultadas, el análisis de Zapatero, en cuya opinión el PSOE tiene que ponerse a trabajar de inmediato pensando en las elecciones generales.

El vicesecretario general, José Blanco, ha recalcado luego esta idea a la prensa al apuntar que "éste no es el momento de lamentarse, sino de levantarse". Lo que equivale, según palabras de otro dirigente, a "hacer el duelo corto".

UN SOLO CANDIDATO

Superadas las elecciones y asumida la derrota el PSOE se prepara ahora para enfrentarse a las primarias. Varios de sus dirigentes, han apostado por que se presente un solo candidato a estas elecciones internas, cuyo calendario fijará el Comité Federal en su reunión del próximo sábado. La idea es evitar disputas justo en este momento, después del fracaso histórico de ayer y a sólo unos meses de las generales, ya que podría trasladarse a la ciudadanía una imagen de luchas intestinas que no harían sino dañar aún más su ahora deteriorada confianza electoral. "No creo que tengamos energías suficientes como para peleas internas", ha señalado a Efe un miembro de la Ejecutiva.

Durante la campaña los socialistas han cumplido a rajatabla las instrucciones de Zapatero en el último Comité Federal para que no se hablara de las primarias hasta pasadas las elecciones autonómicas y municipales. Un día después, siguen sin hablar en público de ello y, de hecho, ni el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni la ministra de Defensa, Carme Chacón, han desvelado sus intenciones todavía.

Sus nombres son los que más suenan para enfrentarse en unas primarias, pero ninguno de los dos ha comunicado oficialmente si piensa competir o no, ni siquiera hoy en la Ejecutiva Federal, de la que forman parte. El "sentido común", según una fuente consultada, señala que ninguno de los dos dirá nada hasta el Comité Federal del sábado, e incluso hasta después, una vez que se abra oficialmente el proceso de elecciones primarias.

RUBALCABA AHORA, CHACÓN LUEGO

Pero una buena parte de la plana mayor del PSOE preferiría que finalmente sólo hubiera un candidato, y que éste fuera Rubalcaba. Chacón, argumentan los partidarios de esta opción, no tiene "por qué quemarse ahora", sino que podría esperar hasta el próximo congreso federal, donde probablemente tendría más opciones que en unas primarias para hacerse con las riendas del partido.

Además de las primarias, la derrota en las urnas ha centrado la reunión de la Ejecutiva, con un examen de los resultados por parte de Zapatero y del vicesecretario general, José Blanco, que han coincidido en atribuir los malos datos a la crisis. Los miembros de la Ejecutiva Federal consultados por Efe han calificado de "valiente" la intervención de Zapatero y han interpretado que las urnas "le han puesto de nuevo ante la realidad".

Pero, a renglón seguido, han constatado que "hay otra realidad", que es la de la situación del país, que es "muy grave", y que, si no se quiere acabar como Grecia o Portugal, es necesario culminar las reformas previstas.

Así las cosas, la dirección federal es radicalmente contraria a adelantar las elecciones generales, previstas para marzo, tal y como ha dejado claro el propio Zapatero, que es quien tiene la potestad para convocarlas, recuerdan las fuentes. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, es el que más claramente ha abogado por convocar cuanto antes las generales, al señalar a RNE que si él estuviera en el "pellejo" de Zapatero se plantearía un adelanto electoral.

Contra ese criterio se han alzado numerosas voces dentro de la Ejecutiva, que han compartido la necesidad de agotar la legislatura para no abrir un escenario de inestabilidad.