Nueve detenidos en una operación contra el terrorismo yihadista en Barcelona

Cuatro de los detenidos en Barcelona, relacionados con atentados Bruselas

Los yihadistas contactaron con un hermano del cerebro atentado Bruselas

Otros dos detenidos en El Espinar y San Rafael (Segovia) dentro de una operación contra el yihadismo

nacional

| 25.04.2017 - 08:56 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

Los Mossos d'Esquadra han detenido ya a nueve personas en la operación contra el terrorismo yihadista llevada a cabo hoy en el área metropolitana de Barcelona, en la que cuatro de ellos están vinculados con los autores del atentado del metro y el aeropuerto de Bruselas de marzo del pasado año.

Según el último balance de la policía catalana, la operación Apolo ha comportado registros en inmuebles de Barcelona (7), L'Hospitalet de Llobregat (1), Santa Coloma de Gramenet (1), Ripollet (1), Cornellà de Llobregat (1) y Masquefa (1), donde se han decomisado armas de fuego, drogas, documentación, aparatos electrónicos, ordenadores y dinero en efectivo.

Los nueve detenidos son todos hombres de entre 30 y 40 años de edad, uno de nacionalidad española y el resto de nacionalidad marroquí, que está previsto que pasen a disposición de la Audiencia Nacional el próximo jueves 27, acusados de los delitos de integración en organización terrorista, integración en organización criminal, tráfico de drogas, robo con violencia, tenencia de armas y blanqueo de capitales.

La mayoría de los detenidos tienen antecedentes policiales por delincuencia común y actividades de crimen organizado, en su mayoría vinculadas al tráfico de drogas, según fuentes cercanas al caso.

Según los Mossos, la investigación, que se inició hace ocho meses, destaca por su "complejidad", la pluralidad de delitos investigados, el número de personas implicadas y los centenares de miles de datos que los analistas policiales han analizado para poder establecer las relaciones de algunos investigados con los detenidos en Bélgica por su participación en los atentados de marzo de 2016.

En la operación, denominada Apolo, los Mossos d'Esquadra han practicado doce registros, en colaboración con la Policía Federal Belga y la Policía Nacional, en los que se han intervenido armas de fuego, diversas sustancias estupefacientes, abundante documentación, dispositivos electrónicos, ordenadores y dinero en efectivo.

De forma simultánea, los Mossos y la Policía Nacional están colaborando con la policía marroquí en varios registros que se están practicando en Marruecos en los domicilios de los arrestados, en virtud de una comisión rogatoria internacional solicitada por el titular del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco.

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha informado este martes de que los detenidos en la operación de este martes de los Mossos d'Esquadra en el área metropolitana de Barcelona están presuntamente vinculados a los autores de los atentados en Bruselas. En declaraciones a los medios ante el Palau de la Generalitat, Jané ha confirmado que "algunos de los detenidos en Cataluña presuntamente tienen relación con personas detenidas en Bélgica" por los atentados en marzo del año pasado en el aeropuerto de Bruselas y en el Metro de la ciudad.

Jané ha puesto de relieve la importancia y "el alcance de la operación" debido a la relación de los investigados con Estado Islámico y el grupo que actuó en Bruselas causando 35 muertos y más de 300 heridos en el 22 marzo 2016.

El conseller ha dicho que de momento no tienen información de que los ocho detenidos quisieran atentar en Cataluña o el resto de España y ha indicado que en los 12 registros han encontrado drogas, armas, importantes cantidades de dinero y material informático "que será de gran utilidad para los analistas".

Ha indicado que ahora los investigadores deberán analizar todo el material incautado, lo que "puede ayudar a determinar las intencionalidades", por lo que tampoco ha descartado completamente las intenciones del grupo. "Nunca estamos exentos de sufrir un atentado, pero tenemos confianza en los cuerpos de seguridad, que hacen bien su trabajo a favor de la prevención y seguridad", ha reflexionado el conseller.

Ha apuntado que en el marco del operativo preventivo de un gran evento los Mossos identificaron a "personas que estaban siendo buscadas en el ámbito internacional", sin ofrecer más detalles.

Ha explicado que la operación está dirigida por el Juzgado central de instrucción 6 de la Audiencia Nacional, que autorizó una investigación conjunta entre Mossos, a través de la Comisaría General de Información, y la Policía Federal Belga, en la que ha colaborado la Policía Nacional.

350 MOSSOS

En el operativo en Catalunya, abierto desde las 4.30 horas de este martes, participan más de 350 mossos, agentes de la Policía Nacional y la Policía Federal Belga, realizando 12 registros en domicilios y una asociación cannábica en Barcelona --en el Raval--, L'Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Ripollet, Cornellà de Llobregat y Masquefa. Además, se están realizando registros en Marruecos, gracias a una comisión rogatoria vehiculada a través de la Audiencia Nacional, en los que participan agentes de Mossos, Policía Nacional y policía marroquí.

VARIOS DELITOS

Los detenidos, ocho marroquíes y un español, se les imputan en conjunto pertenencia a organización terrorista, a grupo criminal vinculado al tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, blanqueo y apropiación indebida, ha detallado el conseller.

La operación es la fase final de una investigación iniciada hace ocho meses en base al análisis de varias informaciones aparentemente inconexa, procedentes de la colaboración ciudadana y el trabajo preventivo de Mossos. Los investigadores pudieron determinar la existencia de un grupo organizado relacionado con el terrorismo yihadista que también realizaba otras actividades delincuenciales vinculadas al crimen organizado.

OTROS DOS DETENIDOS EN EL ESPINAR Y SAN RAFAEL

Además, agentes de la Guardia Civil han detenidoy en las localidades segovianas de El Espinar y Los Angeles de San Rafael a dos hombres de 41 y 49 años, uno de nacionalidad española y el otro marroquí, para determinar su posible grado de implicación con las actividades empresariales desarrolladas por el ciudadano egipcio detenido el pasado sábado por su vinculación con el yihadismo.

Las empresas de los detenidos, cuyas sedes están siendo registradas estos momentos por la Guardia Civil, mantienen relaciones con compañías radicadas en varios países cuyo denominador común es la participación del egipcio detenido el pasado sábado en El Espinar (Segovia).

Tras la detención de estas dos personas, los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil están registrando dos domicilios y tres naves comerciales para recopilar documentación y "otras evidencias" que acrediten la supuesta actividad delictiva desarrollada por los detenidos.

La vigilancia del Servicio de Información de la Guardia Civil permitiró la localización del ciudadano egipcio, residente en Alemania, sobre el que pesaba una Orden Internacional de Detención (OID) emitida por las autoridades de su país y que fue detenido el pasado sábado el En Espinar.

Las conexiones de este individuo en España han llevado a los investigadores a descubrir la implicación de los ahora detenidos en una red de empresas cuyos beneficios pudieran haber favorecido la actividad de algún grupo terrorista. Esta operación vuelve a poner el acento en el carácter transnacional del fenómeno terrorista y pone igualmente de manifiesto la necesidad de la colaboración internacional en el ámbito de la lucha antiterrorista.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 157 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 202 desde principios de 2015.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web*www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.