Valencia, pendiente del viento y Hellín y Murcia cerca de controlar el fuego

La superficie calcinada en Cortes de Pallás y Andilla es de 48.583 hectáreas

nacional

| 02.07.2012 - 10:52 h
REDACCIÓN

La superficie calcinada en los incendios forestales iniciados en los municipios valencianos de Cortes de Pallás y Andilla es de 48.583 hectáreas, según los primeros cálculos del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

De esa superficie quemada en estos dos incendios, que aún no se han dado por controlados, 18.334 corresponden a zona arbolada y 30.249 hectáreas a matorral.

En el incendio de Cortes de Pallás han resultado afectadas 28.643 hectáreas, de las que 5.041 son de arbolado y 23.602 hectáreas de matorral.

En el incendio de Andilla han resultado calcinadas 19.940 hectáreas, de ellas 13.293 de arbolado y 6.647 hectáreas de matorral, según las mismas fuentes.

Esta tarde continuaban las labores de extinción de los incendios forestales declarados en Valencia, donde la evolución del viento es fundamental para esta tarea, y en Hellín (Albacete) y Murcia, donde han ardido ya 8.000 hectáreas, se espera que el fuego pueda estar controlado en las próximas horas.

En Valencia, un total de 41 medios aéreos y alrededor de 1.850 personas participan en las labores de extinción de los incendios declarados en los municipios de Cortes de Pallás, que ya está sin llamas, y de Andilla, que evoluciona de forma favorable.

Así, las trescientas personas desalojadas de los municipios castellonenses de Bejís, Sacañet y Teresa, afectados por el incendio de Andilla, han empezado a regresar ya a sus casas.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, que se ha reunido hoy con los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha manifestado que la situación de estos dos incendios está "prácticamente estabilizada".

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente ha destacado que en ambos incendios la meteorología ha sido la "más adversa que se puede concebir, con un grado de humedad bajísimo y con velocidades de viento que han alcanzado los 70 kilómetros por hora y han hecho muy difícil la extinción".

Arias Cañete ha señalado que hasta que los incendios no estén controlados será "muy difícil" evaluar el número de hectáreas arrasadas por el fuego, pero solo en el caso del incendio de Cortes de Pallás el perímetro afectado es de 150 kilómetros.

Fabra ha anunciado, asimismo, que ahora se trabajará en colaboración con el Gobierno central en las "ayudas pertinentes para poder regenerar la zona afectada y recuperar la normalidad cuanto antes".

Las dos personas detenidas como presuntos autores del incendio de Cortes de Pallás pasaron ayer a disposición judicial y, tras prestar declaración, fueron puesto en libertad provisional, mientras que el hombre de 57 años detenido como presunto autor del incendio de Andilla pasará hoy a disposición judicial.

Los incendios han obligado a cortar catorce carreteras comarcales de localidades como Sacañet, Toras, Teresa y Altura, en la provincia de Castellón, y Villar del Arzobispo, Higueruelas, Oset, Gatova, Macastre, Cortes de Pallás y Casinos, en la provincia de Valencia.

Por su parte, el incendio declarado ayer en la pedanía de Mingogil, en la localidad albaceteña de Hellín y que ha quemado ya alrededor de 8.000 hectáreas -7.000 en Albacete y 1.000 en Murcia- podría estar controlado en las próximas horas, según ha declarado la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

El fuego tiene tres focos activos en Albacete y otro en Murcia. En Albacete, uno de ellos se encuentra cerca del embalse del Cenajo, otro próximo a la pedanía de Agramón y un tercero cerca de Las Minas, la pedanía que ayer fue evacuada y que, en principio, está a salvo de las llamas.

Así, las 25 familias evacuadas de Las Minas podrán ir esta mañana a recoger efectos personales y comprobar que sus casas no han sufrido daños, pero no podrán quedarse hasta que se dé por controlado el incendio.

Los incendios de Valencia podrían haber arrasado tantas hectáreas como todos los fuegos registrados en España hasta el 31 de mayo, cuando se quemaron 49.738 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Los alcaldes de la zona estiman provisionalmente que podría haberse superado esta cifra.

Así, los datos del MAGRAMA hasta el 31 de mayo indican que se ha triplicado el número de hectáreas arrasadas en esos meses respecto a la media del decenio 2002-2011. Estas 49.738 hectáreas suponen además un 38,97 por ciento más que lo quemado hasta la misma fecha de 2011.

De este modo, los incendios de Valencia, por sí solos superarían la superficie total arrasada en los mejores años del decenio, que fueron 2008, cuando se quemaron 50.321 hectáreas, o 2010, con 54.770 hectáreas, así como algunos de los ejercicios con mejores registros de incendios de los últimos cincuenta años, como 1961 (46.251 hectáreas); 1963 (22.679); 1971 (35.044 hectáreas); ó 1996 (59.814 hectáreas). No obstante, la media del decenio 2002-2011 está en 127.209 hectáreas.

El PSOE y UPyD han pedido la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ministro de Medio Ambiente para que informe sobre la actuación de coordinación y refuerzo del Gobierno en relación con estos incendios y de las ayudas previstas para los ayuntamientos y las zonas afectadas.