Urkullu planea someter a consulta popular el autogobierno en el año 2015 | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Urkullu planea someter a consulta popular el autogobierno en el año 2015

El gobierno vasco aspira a hacer de Euskadi "una nación en Europa" ante la "desconfianza" que genera España

Reitera la intención de lograr un nuevo estatus político para 2015

nacional

| 09.04.2013 - Actualizado: 20:48 h
REDACCIÓN
Más sobre: UrkulluSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno vasco aspira a hacer de Euskadi "una nación en Europa y en el mundo" con el objetivo de que el País Vasco pueda convertirse en "referencia internacional", frente a la "desconfianza" que generan "los desequilibrios económicos e institucionales del Estado español". Con ese fin, tal como ha reiterado el lehendakari, Iñigo Urkullu, el objetivo es lograr para 2015 un nuevo estatus político para la Comunidad Autónoma Vasca.

El programa de Gobierno del Ejecutivo autonómico, presentado este martes por el propio Urkullu, contempla entre sus objetivos --que abarcan desde la creación de empleo y el impulso a la economía, hasta las políticas sociales o de paz y convivencia-- la consecución de un nuevo estatus político para el País Vasco.

Al ser preguntado por esta cuestión, Urkullu ha recordado que, en la última campaña electoral, su partido ya fijó para 2015 el objetivo de lograr un nuevo acuerdo sobre el estatus de autogobierno, que, en todo caso, deberá ser consensuado por los partidos y "refrendado" por la sociedad.

En el apartado del programa de gobierno dedicado a este asunto, se apuesta por configurar "un sistema de autogobierno que permita el desarrollo de la comunidad vasca con identidad propia, plural y abierta al mundo". Todo ello, además, tendría que contemplar "la institucionalización de las relaciones" con Navarra y el País Vasco francés, "en la medida que así lo demande la ciudadanía" de esos territorios.

"ACUERDO INTEGRADOR"

El acuerdo en torno a este asunto, tal como se indica, deberá ser "integrador" y refrendado "mayoritariamente" por la ciudadanía. De la misma manera, el pacto habría de contemplar la aceptación de "la posibilidad real de materialización de cualquier proyecto político sobre la base de la voluntad democráticamente expresada por la ciudadanía vasca".

Por otra parte, se subraya que "el avance hacia la soberanía y en el autogobierno se plantean en un nuevo proyecto estratégico de país que integre los principios democráticos del reconocimiento del derecho y la capacidad de decidir el futuro, así como el respeto de todos los derechos humanos".

Asimismo, se pone de manifiesto que el autogobierno "no es una palabra vacía, sino un propósito de bienestar, de calidad de vida y de construcción de país". De esa forma, el documento indica que "Euskadi no quiere verse encuadrada en la 'cola del tren'".

En este sentido, indica que "los desequilibrios económicos e institucionales del Estado español generan una gran desconfianza internacional", que "se traslada a los mercados financieros internacionales y a los que pueden ser mercados cliente de las empresas vascas".

"TERCEROS PAISES"

En este contexto, el programa de gobierno destaca que "necesitamos convertirnos en referencia internacional, no solamente en términos políticos, sino también sociales y económicos, con una presencia y una identidad propias de Euskadi en el mundo". "Necesitamos alcanzar un ritmo de desarrollo que es imposible lograr mientras dependamos de circunstancias de terceros países", añade.

De esta forma, se subraya que "Euskadi debe ser nación en Europa, junto a algunas que ya están, como Estonia o Croacia, y junto a otras que piden paso, como Escocia, Flandes o Cataluña". "Debemos poner nuestro objetivo allí donde el 'tren europeo' avanza; vincular soberanía política y soberanía económica". "Euskadi, una nación en Europa y en el mundo", se añade más adelante.

En el texto se alude al ya anunciado objetivo de constituir una ponencia sobre autogobierno en el Parlamento vasco. Además, se indica que "en paralelo, a lo largo de la próxima legislatura", se desarrollará "un proceso participativo para poner en común propuestas vinculadas al nuevo modelo constituyente pretendido". A continuación, se indica que el texto que elabore la ponencia deberá ser aprobado por el Parlamento y sometido al "contraste popular.