Urkullu: Daré ejemplo con los ajustes y mi Gobierno será el más reducido

No consigue la mayoría absoluta y este jueves será investido con los votos del PNV

Urkullu ofrece consenso para un nuevo estatus vasco que respete la democracia

nacional

| 12.12.2012 - 13:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato a lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu, ha avanzado que su Gobierno dará ejemplo a la hora de aplicar ajustes y será "el más reducido de la democracia de Euskadi", con una estructura un 20 por ciento inferior a la actual. Durante el pleno de designación del lehendakari, Urkullu ha anunciado que presentará un Plan de Reactivación Económica y Empleo que tratará de consensuar con las diputaciones y que pondrá en marcha "a la mayor brevedad". Iñigo Urkullu, no ha conseguido hoy la mayoría absoluta necesaria para ser elegido lehendakari por el Parlamento Vasco en primera vuelta ya que ha recabado únicamente, tal y como se preveía, el apoyo de los 27 parlamentarios de su formación, mientras que los 21 de EH Bildu han respaldado a la candidata de la coalición, Laura Mintegi. Este jueves la votación se repetirá a las 10.00, y será elegido finalmente lehendakari de la décima legislatura con la mayoría simple que le otorgan los votos de sus compañeros de grupo.

El candidato a lehendakari, Iñigo Urkullu ha propuesto un acuerdo de estabilidad institucional y presupuestaria que permita aprobar al nuevo Gobierno los presupuestos de 2013 y ha dicho que no se trata de dar "cheques en blanco" sino de responsabilidad porque "las circunstancias económicas son más duras que nunca".

Ha afirmado que si es elegido lehendakari conformará "un Gobierno de acción para afrontar sin pérdida de tiempo la grave situación económica" y ha adelantado que su Gobierno dará ejemplo a la hora de aplicar ajustes.

Ha defendido la eficacia de la estructura institucional vasca pero ha considerado que aplicar este ajuste en un momento de contracción va a ser "sinónimo de fortaleza" cuando la situación económica mejore.

Urkullu ha opinado que "no sobra ni un solo trabajador de la Administración pública" pero ha considerado que en la actual situación de recesión y desempleo "va a tocar arrimar el hombro".

También ha asegurado que el primer compromiso personal de quienes van a formar parte de la estructura directiva del nuevo Ejecutivo va a ser "trabajar más y suplir la falta de recursos con más esfuerzo personal y colectivo".

Ha confiado en que este "esfuerzo" sirva de referencia para toda la Administración pública y ha dicho que reducirá tanto el número de departamentos del Gobierno como de consejeros, altos cargos y personal de libre designación.

Sobre la estructura institucional de Euskadi, ha afirmado que no rehuirá el debate pero ha opinado que corresponderá al Parlamento plantear las reformas que se consideren necesarias.

En materia fiscal, ha abogado por trabajar en coordinación y colaboración con las diputaciones en favor de una nueva política fiscal.

Dentro de sus propuestas programáticas, ha puesto el acento en un Plan de Choque por el Empleo que espera que empiece a dar resultados a corto plazo y que estará centrado en el impulso del autoempleo, el fomento del empleo juvenil y un programa dirigido a personas paradas de larga duración.

Dentro de este plan, ha dado prioridad a los programas para posibilitar la financiación a autónomos, profesionales y pequeñas y medias empresas, que son los que crean empleo, no la Administración.

"Necesitamos combustible para seguir avanzando, para que el país no se pare" y, aunque "el contexto económico es extremadamente delicado", Euskadi tiene opciones "para salir adelante" ha opinado.

Asimismo, ha avanzado el compromiso de su Gobierno "desde el primer día" con la política social y ha explicado que trabajará para mejorar la garantía y eficacia de las ayudas sociales, dará prioridad a las políticas de inserción social y laboral, y buscará garantizar la sostenibilidad de la financiación de los servicios sociales.

Por otro lado, Urkullu ha explicado que la acción de su Gobierno tendrá como meta garantizar unos servicios públicos de calidad, para lo que será necesario "recuperar el prestigio del sistema vasco de salud".

CONSENSO PARA UN NUEVO ESTATUS VASCO

El candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido hoy un nuevo estatus de autogobierno para Euskadi que sea acordado en el Parlamento Vasco entre todas las sensibilidades políticas y que sea respetuoso "con la democracia y el pacto".

Urkullu, que previsiblemente será elegido mañana el quinto lehendakari de la democracia por mayoría simple con los 27 votos del PNV, ha apostado durante su discurso en el pleno de investidura por la constitución de una ponencia en el Parlamento Vasco que trabaje para actualizar el estatus político a través del diálogo entre quienes defiendan la "indisoluble unidad constitucional hasta la independencia".

"Un proyecto que desarrolle la formulación del derecho a decisión y su ejercicio sujeto a pacto", ha subrayado el candidato nacionalista.

"Nos encontramos ante una nueva transición: la transición vasca", ha incidido Urkullu, tras recordar que Euskadi afronta un nuevo tiempo sin violencia ni terrorismo después de dejar atrás la "dictadura del terror" de ETA.

Ha reivindicado un nuevo sistema de autogobierno que incorpore el reconocimiento de la "realidad nacional" del País Vasco "diferenciada y un sistema bilateral de garantía" y ha reiterado que Euskadi forma parte de una Europa diversa en la que la identidad vasca es "muestra viva".

"Es en este marco europeo en el que hemos de impulsar la cooperación transfronteriza, fijándonos como objetivo la creación de la Eurorregión, tanto en su concepto económico como político", ha explicado.

Durante su intervención Urkullu ha apelado continuamente a la necesidad de acuerdos entre todas la sensibilidades políticas representadas en el Parlamento a través de una ponencia que incorpore "todos los ideales" porque todas las propuestas, ha añadido, deben tener la oportunidad de ser planteadas y defendidas para acordar el modelo de convivencia futuro.

"No hay excusas que valgan para rehuir el debate", ha remachado Urkullu, al tiempo que ha insistido en que ya no tiene sentido apelar a mesas de partidos "ni puntos de encuentro extraños" para debatir sobre el futuro del autogobierno porque para eso, ha apuntado, está el Parlamento, que es el foro en el que debe construir el presente y el futuro de Euskadi.

"Planteo una propuesta de acuerdo respetuosa con la democracia y el pacto que nos permita elaborar y aprobar un nuevo estatus para Euskadi, un proyecto político y jurídico compartido que desarrolle la formulación del derecho a decisión y su ejercicio sujeto a pacto", ha manifestado.

En materia de pacificación, el próximo lehendakari ha recalcado que Euskadi tiene una "oportunidad histórica" para consolidar la paz y asentar la convivencia, también a través de acuerdos entre diferentes compartiendo el principio básico de la dignidad humana y asumiendo que ninguna causa se puede anteponer al respeto a la vida.