Urdangarin defiende a la infanta y al rey de los ataques "espúrios"

Iñaki Urdangarin

nacional

| 22.03.2012 - 19:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La defensa del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha puesto de manifiesto en un escrito presentado ante el juez del caso Palma Arena que "cualquier invocación" que haga el sindicato Manos Limpias en sus recursos a "la persona de Su Majestad el Rey de España" y de "su Estatuto Constitucional y Legal debería tenerse por no puesta, no escrita y ni tan siquiera no insinuada por ser absolutamente gratuita, espuria, malintencionada e injustificada". Así lo ha expuesto el abogado Mario Pascual Vives en el escrito que presentó contra el recurso de reforma --y subsidiario de apelación-- interpuesto por Manos Limpias contra el auto por el que el juez José Castro desestimó la petición de la acusación popular de citar como imputada a la Infanta Cristina en el marco de las pesquisas sobre las actividades del Instituto Nóos.

En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa hace referencia asimismo a la comparación realizada por el sindicato entre la conducta presuntamente irregular desplegada por Ana María Tejeiro, mujer del exsocio de Urdangarin Diego Torres, con la de la Infanta, una comparación que a su juicio "no tiene ni puede tener parangón posible".

En este sentido, el letrado asevera que la esposa de Torres tuvo "una participación activa" mientras que, por el contrario, la hija del Rey don Juan Carlos "ni siquiera actuó, como ha quedado acreditado en las declaraciones de cuantos coimputados o testigos han sido interrogados en esta causa".

En esta misma línea, Pascual Vives asevera que el resto de argumentaciones esgrimidas en el recurso de reforma, que ya sido desestimado por el magistrado, "más que argumentaciones jurídicas responden a valoraciones espurias e injustificaddas".

Entre ellas, señala que la mención de la Infanta como "la mujer del César", más allá "de una libertad retórica, distante de cualquier argumentación jurídica de peso, requeriría una llamada al orden procesal de quien la incluye en un escrito, por apartarse e incluso vulnerar los principios de respeto y probidad que todas las partes debemos mantener en todo momento a lo largo de cualquier proceso judicial".

Por su parte, en el auto que ha dictado para desestimar el recurso de Manos Limpias, sobre el que ahora deberá pronunciarse en fase de apelación la Audiencia Provincial de Palma, el juez ha recriminado que Manos Limpias haya sacado de contexto de forma "intencionada" las palabras que utilizó en la primera resolución que dictó para rechazar la imputación de la Infanta, y en este sentido ha aseverado que el hecho de afirmar que llamarla a declarar como imputada "la estigmatizaría" es una "palmaria falsedad que ni tan siquiera admite disculpa".

En su nueva resolución, Castro considera "rotundamente falso" que la no citación de la hija del Rey Don Juan Carlos tenga como finalidad "el librarla del mal trago de verse afectada por estigma alguno al que hubiera hacerse acreedora si hubieran existido indicios objetivos de criminalidad en su contra, lo que hasta el momento no se ha constatado".