UPyD quiere llevar a los tribunales a los gestores de Bankia

El PNV exige al Congreso un "esfuerzo de transparencia" sobre Bankia

Un Juzgado admite una querella contra Fernández Ordóñez, Rato y Blesa

El PP entiende que ahora sería "contraproducente" que comparezca Fernández Ordóñez

nacional

| 29.05.2012 - 13:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, ha anunciado este martes que su partido tiene intención de llevar ante los tribunales no sólo a los gestores de Bankia, sino también a los políticos que los nombraron.

En declaraciones a los periodistas antes de la reunión de la Junta de Portavoces, Díez ha explicado que UPyD ha tomado esta decisión "no como una vía alternativa sino complementaria" para depurar las responsabilidades económicas, políticas y penales, si las hubiera, sobre la situación en la que se encuentra Bankia.

"Esto no puede ser gratis. Tiene que haber justicia y para que haya justicia hay que actuar y puesto que el fiscal general del Estado (Eduardo Torres Dulce) no actúa, actuaremos nosotros como partido político", ha subrayado.

UN GRAN ESTAFA POLITICA

Y lo hará, según ha insistido, presentando la demanda correspondiente contra los gestores, pero también contra los políticos que los nombraron puesto que, ha recalcado, también ellos deben asumir la responsabilidad política y, en su caso, penal de haber designado a personas que han llevado a la citada entidad a la actual situación.

"No sólo hay que mirar al gestor que ha dimitido, al presidente, al que esta arriba --ha dicho--. Este tiene una responsabilidad, pero a éste le puso ahí alguien, al igual que a todo el Consejo de Administración que aprobó con él determinadas decisiones y la Asamblea General, que está compuesta por representantes de los partidos y que actúa, no con un interés económico, sino político y partidario".

Al margen de llevar este asunto a los tribunales, la líder de la formación magenta también ha querido dejar claro que seguirá pidiendo las explicaciones oportunas sobre lo sucedido en Bankia y urgiendo responsabilidades sobre lo que ha llegado a calificar como "una gran estafa política y económica".

"En el sistema financiero español ha habido una gran estafa política a la hora de montar un gran entramado institucional dentro de las cajas --ha sentenciado--. El sistema financiero español no ha llegado donde está simplemente por unos malos gestores, sino porque PSOE y PP han sido cómplices a la hora de definir un modelo económico y financiero que ha permitido que ambos partidos hicieran lo que les diera la gana con el dinero de todos los españoles".

ESFUERZO DE TRANSPARENCIA

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha exigido hoy al Congreso un "esfuerzo de transparencia" sobre Bankia y quiere que comparezcan todos los responsables de la entidad para esclarecer lo ocurrido y por ahora ve "prematuro" presentar una demanda ante los tribunales sobre este asunto.

Hasta que no pasen por la Cámara los gestores que han llevado a Bankia a la situación actual, ha dicho Erkoreka a los periodistas antes de la Junta de Portavoces, el PNV descarta emprender acciones judiciales, como sí se ha planteado ya UPyD.

Erkoreka ha insistido en que los pasos que hay que dar deben ser "coordinados y escalonados" y una vez que se disponga de todas las explicaciones por parte de los implicados se estará en condiciones de apreciar "si hay o no" elementos penales o "indicios racionales de criminalidad" para poder presentar la demanda correspondiente.

El PNV, que no apoyará el jueves el decreto de la reforma financiera, es partidario de aplicar "la máxima transparencia" en este asunto y no entiende que el Congreso se oponga a que una operación que va a costar "tantos millones de euros" a los ciudadanos pase desapercibida y "se oculte bajo un manto de opacidad intolerable".

Los nacionalistas vascos promoverán y apoyarán todas las iniciativas dirigidas a aclarar lo ocurrido, incluida la comparecencia de los máximos responsables de la entidad bancaria. Hay una responsabilidad "indeclinable" del Parlamento, ha subrayado el portavoz.

RECHAZO DEL PP A LA CREACIÓN DE UNA COMISION DE INVESTIGACION

El PP rechaza la creación de una comisión de investigación sobre Bankia mientras que el PSOE sí quiere que comparezcan sus responsables aunque no claramente en el marco de una comisión de investigación.

Hoy el PP ha vuelto a bloquear en el Congreso el debate sobre la creación de una comisión de investigación sobre el sistema financiero, y especialmente el caso de Bankia, que ha sido pedida por Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y por el Grupo Mixto. El Grupo Popular se ha negado a poner fecha a ese debate con lo que la formación de izquierdas busca vías alternativas para forzar una votación el 10 de junio.

Según ha indicado el portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella (IU), el PP está siendo "cómplice pasivo" y "demuestra tener más que temer" con esta comisión de investigación y le ha asegurado que, para que el sistema gane en credibilidad, lo mejor es que haya "luz y taquígrafos".

En todo caso, Izquierda Plural quiere forzar una votación en el próximo Pleno del Congreso sobre la conveniencia de abrir una investigación parlamentaria del sistema financiero. A tal fin, incluirá este punto en la moción que deberá presentar el 10 de junio, resultante de la interpelación que este miércoles planteara al Gobierno. Por esta vía no se puede crear una comisión de investigación, pero al menos permitiría a Izquierda Plural forzar un debate en sesión plenaria y obligar a todos los grupos a fijar posición.

Por su parte, la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha advertido este martes al PP que no va a aceptar que se dé carpetazo al "erróneo" proceso de nacionalización de Bankia llevando a la subcomisión de seguimiento del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), cuyas reuniones se celebran a puerta cerrada, las comparecencias del gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, y de los antiguos gestores de la entidad.

Así lo ha puesto de manifiesto Rodríguez. La dirigente socialista ha querido dejar claro que su partido no va a aceptar que las comparecencias que ha solicitado para conocer lo ocurrido en Bankia se derive a una subcomisión que no es pública porque, según ha defendido, los ciudadanos tienen derecho a saber lo que ha pasado con la citada entidad bancaria.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, cree que ahora sería "contraproducente" que el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, comparezca en el Congreso, como pide la oposición, para explicar la crisis de Bankia, ya que ello sólo alentaría la "confrontación política".

Sin embargo, ha explicado que el PP sí apoya que el subgobernador y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Javier Aritzegui, acuda a la Cámara Baja para informar a los grupos parlamentarios del rescate de Bankia.

De hecho, Alonso ha confirmado que Ariztegui comparecerá la semana próxima, el 12 de junio, en la subcomisión parlamentaria encargada de vigilar el proceso de reordenación del sector financiero, cuyas reuniones se celebran a puerta cerrada.

Mañana mismo habrá una reunión previa de este órgano donde se decidirán las demás peticiones de comparecencias cursadas por la oposición, sobre todo la del gobernador del Banco de España, así como su formato, aunque ha recordado que habitualmente las subcomisiones trabajan a puerta cerrada y con deliberación secreta.

UN JUZGADO ADMITE UNA QUERELLA CONTRA FERNANDEZ ORDOÑEZ, RATO Y BLESA

En otro orden de cosas, un Juzgado de Madrid ha admitido a trámite una querella contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y los expresidentes de Bankia Rodrigo Rato y Caja Madrid Miguel Blesa, entre otros directivos de cajas intervenidas.

Según el auto al que ha tenido acceso Efe, el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid considera que los hechos presentados "hacen presumir la posible existencia de una infracción penal", por lo que informa del caso a la Fiscalía con el objetivo de que elabore un informe.

La querella, presentada por el colectivo Manos Limpias, considera que el gobernador del Banco de España podría haber cometido un delito de imprudencia grave por mala supervisión de entidades financieras, mientras que acusa a los responsables de las cajas intervenidas de delito societario y falsedad en documento mercantil.

En ese sentido, fuentes cercanas al caso han señalado a Efe que tras la admisión a trámite de la querella se ha aportado información adicional sobre el expresidente de Bankia Rodrigo Rato y el anterior máximo responsable de Caja Madrid, Miguel Blesa.

Manos Limpias apunta en su escrito que Fernández Ordóñez podría haber cometido un delito de imprudencia grave al no haber supervisado correctamente a Bankia, Caja Castilla la Mancha (CCM) y Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que tuvieron que ser intervenidas.