Uno de los teléfonos usados en el soplo del Faisán pertenece al secretario de Estado de Interior

Antonio Camacho recibió dos llamadas horas antes del chivatazo y el juez quiere conocer su contenido

Investiga 10 llamadas de Camacho a uno de los imputados, el ex Director General de la Policía, Víctor García Hidalgo

nacional

| 02.02.2011 - 13:09 h
REDACCIÓN

Las investigaciones del caso Faisán se dirigen a la cúpula del Ministerio del Interior. El juez, Pablo Ruz revela que el móvil del Secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho, aparece en el caso Faisán junto a otros dos. Camacho recibió dos llamadas horas antes del chivatazo y el juez quiere conocer la real "significancia" de todas las llamadas. Incluidas las diez que mantuvieron Camacho y uno de los imputados, el ex Director General de la Policía, Víctor García Hidalgo.

Uno de los tres teléfonos titularizados por la Subsecretaría del Ministerio del Interior, que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha ordenado identificar a sus usuarios por comunicar durante los días previos y posteriores al 'chivatazo' con dos de los imputados en la causa, pertenece al secretario de Estado de este Departamento, Antonio Camacho. Asimismo, un segundo teléfono de esos tres, en este caso un número fijo, corresponde a una centralita del Ministerio del Interior, confirmaron fuentes de la investigación que, sin embargo, no lograron identificar al usuario del otro teléfono móvil.

Los tres números de teléfono han sido facilitados en su integridad en el auto firmado por el juez Ruz. De esta forma, el número 6867XXXXX pertenece a Antonio Camacho y el 9153XXXXXX es el de la centralita del Ministerio del Interior. El usuario del tercer número, el 6294XXXXX, es el que las fuentes consultadas no han podido identificar.

El juez Pablo Ruz ordenó este martes que se identifique a los usuarios de tres teléfonos pertenecientes a la Subsecretaría del Ministerio del Interior que desde la noche anterior a la delación (que se habría producido el 4 de mayo de 2006) hasta septiembre de ese año intercambiaron llamadas con el ex director general de la Policía Víctor García Hidalgo y el jefe superior de la Policía en el País Vasco, imputados en la causa que investiga el chivatazo a la banda terrorista ETA.

El magistrado, que considera "preciso aclarar la real significancia de estas llamadas", responde así a la petición realizada por la acusación popular Dignidad y Justicia (DyJ), que solicitaba la identificación de las personas que utilizaron tres números "titularizados" por esta Subsecretaría durante "el periodo al menos comprendido entre el 1 de mayo y el 16 de septiembre de 2006", así como su "citación para que presten declaración en calidad de testigos".

En un auto hecho público este martes, el juez pide al equipo conjunto de investigación, dirigido por Carlos G., un "informe ampliatorio" sobre el tráfico de llamadas que se produjo en torno al bar 'Faisán' de Irún (Guipúzcoa) y reclama a sus miembros que las pongan en relación con su anterior informe, en el que no aparecían por carecer de "relevancia para la determinación de la autoría de los hechos investigados".

Según defendía Dignidad y Justicia, el tráfico de llamadas pone de relieve que García Hidalgo estuvo en contacto con un número fijo y otro móvil de la Subsecretaría del Ministerio del Interior, mientras que el jefe superior de Policía del País Vasco contactó con otro teléfono celular de este departamento. Todos ellos, según la asociación, eran números "de seguridad".