Unió y Convergència enfrían la posibilidad de un adelanto electoral

CDC y UDC han celebrado hoy sus primeros consejos nacionales tras el 9N

El Parlamento catalán

nacional

| 15.11.2014 - 20:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha defendido hoy agotar la legislatura para "garantizar la estabilidad" en Cataluña, mientras Convergència (CDC) ha enfriado también la posibilidad de celebrar elecciones anticipadas, al considerar que la "prioridad" ahora es ampliar el apoyo social a la independencia.

CDC y UDC han celebrado hoy sus primeros consejos nacionales tras el 9N, en un momento en el que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha mantenido una ronda de contactos con los partidos que defienden el "derecho a decidir" de los catalanes (CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP) para valorar si avanza las elecciones catalanas.

Mas ha asistido al consejo nacional de CDC, que se ha celebrado en Bellaterra (Barcelona), pero ha cedido el protagonismo al coordinador general de la formación, Josep Rull, quien ha asegurado que, aunque hay mucha gente que tiene muy claro que quiere la independencia, "el cuándo no es lo más importante".

Rull ha puesto así freno a la demanda inmediata de elecciones anticipadas y ha destacado que el objetivo ahora es "ampliar la base" social a favor de la independencia para que cuando se celebren los comicios gane esta opción.

"El objetivo hoy no es correr, es llegar, votar y ganar", ha afirmado el dirigente de Convergència, que trabajará para convencer a la gente de que el 9N votó sí-no de que la mejor garantía para conseguir el bienestar es obtener un estado propio y ser independientes".

Por su parte, el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, se ha mostrado partidarios de agotar la legislatura y ha reclamado "diálogo" al Gobierno español para convocar una consulta "acordada" que, según su opinión, aun "es posible".

Una vez realizado el proceso participativo, Espadaler ha subrayado la necesidad de centrarse, en los próximos dos años de legislatura, en otros aspectos de su compromiso electoral como "la recuperación económica" y la "preservación de los servicios básicos del estado del bienestar"

En este sentido, ha resaltado que realizar tres comicios autonómicos en cuatro años no "sería bueno" para la "tranquilidad" política de Cataluña.

En su discurso dirigido a los militantes de UDC, Espadaler también ha criticado la decisión de ERC de retirar su apoyo parlamentario al Govern cuando éste ha cumplido con el compromiso electoral del 9N.

"Alguien nos tendrá que explicar las razones de esta curiosa paradoja", ha afirmado Espadaler.

Tanto Rull como Espadaler han agradecido al presidente Mas su "compromiso" con el proceso participativo y su determinación en poner las urnas en las calles el día 9 de noviembre.

También el PP se ha mostrado hoy contrario a un adelanto electoral, ya que, en su opinión, sería "hacerle el juego a quienes quieren la independencia".

Su portavoz en el Parlament, Enric Millo, ha pedido a Mas que abandone un debate soberanista que considera inútil y que gobierne también para los 4,5 millones de catalanes que "ni quieren ni piden la independencia".

En cambio, ERC ha insistido en que después del 9N se ha abierto un nuevo escenario político y ha abogado por el adelanto electoral para dar la palabra a los ciudadanos a través de las urnas.

"La gente nos pide que sumemos, que construyamos un nuevo consenso político, y es eso en lo que nosotros estamos volcados", ha indicado la secretaria general de ERC, Marta Rovira, en un acto en Mollet del Vallès (Barcelona).

Tras el 9N vivido en Cataluña el pasado domingo, Mas anunció el martes que había enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que le había propuesto un "diálogo permanente" para acordar una "consulta definitiva".

Fuentes del Ejecutivo español han señalado hoy, a este respecto, que Rajoy, que participa estos días en la cumbre del G20 que se celebra en la ciudad de Brisbane, en Australia, responderá a partir de la próxima semana a la carta de Mas.

Según Millo, la respuesta del presidente del Gobierno irá en la línea de ofrecer un proceso de diálogo constructivo, pero siempre dentro de la legalidad.

Artur Mas ha publicado hoy un artículo de opinión en el diario francés Le Figaro en el que asegura que su intención "no es levantar fronteras" y que la voluntad de los catalanes de decidir sobre su futuro "no tiene nada que ver con el nacionalismo".

En el texto, Mas vincula el catalanismo con un "profundo europeísmo" y argumenta que el euroescepticismo y el populismo no han conseguido implantarse en Cataluña.

Mas recuerda, en este sentido, que siete de cada diez catalanes tienen un origen de fuera de Cataluña y que el catalán es todavía una lengua minoritaria, por lo que "seríamos unos irresponsables si pretendiésemos construir, sobre esta realidad, un proyecto político de carácter nacionalista".