Unas 15.000 personas asisten a un acto de la Diada que reivindica la lengua

nacional

| 11.09.2010 - 15:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Unas 15.000 personas, según fuentes de la Generalitat, han asistido al acto institucional de la Diada en el parque de la Ciutadella, que ha servido para reivindicar la lengua catalana, donde se ha recitado la "Oda a Espanya" del poeta Joan Maragall y que ha concluido con algunos gritos independentistas.

En la tribuna de autoridades, nuevamente han presidido el acto el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, que este año, con motivo de los 850 años de la fundación del Monasterio de Santes Creus, han recibido de manos del alcalde de Aiguamúrcia, Ramon Banach, la 'senyera' que ha ondeado durante los casi 35 minutos que ha durado la ceremonia.

El acto de este 11 de septiembre de 2010, después de la tensión política causada por los recortes al Estatut por parte del Tribunal Constitucional (TC), que recortó puntos clave del apartado lingüístico, ha rescatado el famoso poema de Maragall, en el que tras lamentarse de que España no escucha a los hijos que le hablan en lengua "no castellana" acaba despidiéndose con un "Adiós España".

Ha sido el cantautor leridano Xavier Ribalta, acompañado por el Quartet Diem y el Cor Lieder Càmera, el encargado de interpretar la "Oda a Espanya" (1898) -unos versos en los que se reclama respeto hacia las diversas lenguas y naciones que conviven en España y que han cobrado simbolismo tras la sentencia del TC sobre el Estatut-, seguida del poema "La ciutat llunyana" de Màrius Torres.

El acto institucional de la Generalitat, dirigido por Joan Ollé y conducido por la actriz Rosa Renom, ha aprovechado para conmemorar así el 150 aniversario de Joan Maragall y el centenario del nacimiento del poeta Màrius Torres.

Se ha rendido homenaje también a los diferentes acentos del catalán, con la interpretación de poemas y canciones a cargo de artistas de Barcelona, Lleida, las Tierras de Ebro, Baleares, la Comunidad Valenciana, Andorra, L'Alguer (Cerdeña, Italia) y las tierras francesas de habla catalana.

Por el escenario instalado junto a la cascada del parque de la Ciutadella han desfilado la cantante de Perpinyà Gisela Bellsolà, la actriz Ester Nadal, que ha recitado un poema del síndic de Andorra, Josep Dallerés, así como Franca Masu y Claudio Gabriel Sanna, que han interpretado la canción "Lo país meu", con un exótico acento alguerés, muy aplaudido por el público.

Otro destello de exotismo lo ha aportado el guitarrista Toti Soler, que ha ofrecido su "Sardana Flamenca", una curiosa mezcla de acordes flamencos y sardanistas, danzados por la Colla Sardanista Mare Nostrum.

También se ha conmemorado el centenario del nacimiento del historiador Jaume Vicens Vives, con un fragmento de su obra "Notícia de Catalunya" leído por la actriz Sílvia Bel, y el 25 aniversario de la muerte del poeta Salvador Espriu, con unos versos leídos por el actor Joan Anguera.

El evento también ha servido para homenajear la Nova Cançó, y uno de sus miembros fundadores, el escritor Josep Maria Espinàs, se ha encargado de recordar los orígenes del movimiento, hace medio siglo.

La Nova Cançó contaba con voces valencianas y baleares, que en este acto han estado representadas por Miquela Lladó y Miquel Gil.

La presentadora del acto ha llamado a los ex presidentes de la Generalitat, Jordi Pujol y Pasqual Maragall, y del Parlament, Joan Rigol, para seguir desde la tribuna de autoridades la interpretación de "Els Segadors", a cargo del Cor Lieder Càmera.

Entre los asistentes al acto se encontraba la ministra de Defensa, Carme Chacón.

El himno nacional de Cataluña ha cerrado una ceremonia que ha transcurrido sin incidentes y que ha terminado con gritos a favor de la independencia por una parte del público asistente.