Unas 100.000 personas acuden a una ofrenda floral a la Virgen

nacional

| 12.10.2010 - 12:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Unas 100.000 personas han acudido a la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar de Zaragoza en las primeras horas, acto protagonizado por la lluvia, que ahora ha dejado de caer, lo que supone un 30 por ciento menos de oferentes que el año pasado, cuando hasta las 11.00 horas habían pasado unas 150.000 personas.

Así lo han adelantado en rueda de prensa el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el consejero de Cultura, Medio Ambiente, Participación Ciudadana y Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco. El alcalde ha estimado que este año no se alcanzarán los 450.000 oferentes del año pasado, si bien "no sé cuánto nos aproximaremos" a esa cifra, ya que "dependerá de que pare o no la lluvia", ha comentado.

El caudal del río Ebro ha afectado, asimismo, a la ofrenda fluvial, que ha reducido el recorrido previsto, partiendo a las 10.00 horas dos Ebrobuses del embarcadero de Vadorrey, que han llegado al Club Náutico, desde donde han ido hasta el Puente de Santiago y han vuelto al Club Náutico, para desembarcar allí y dirigirse a la Ofrenda.

También ha tenido lugar la ofrenda aérea del Real Aeroclub Zaragoza, que ha lanzado sobre la Virgen capullos de rosa. Este año no han participado los aviones F-18 del Ejército que habitualmente sobrevuelan la capital aragonesa el día 12 de octubre.

MAS DE 400 GRUPOS

Más de 400 grupos participan este año en la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, acto central de las fiestas, provenientes de distintos puntos de Aragón y España, además de que hay una representación de una veintena de países representados a través de residentes en la Comunidad autónoma de procedencia extranjera.

Entre ellos, se encuentra un grupo de Chile, algunos de cuyos miembros han participado en la Ofrenda vestidos de mineros para agradecer y solicitar protección para los 33 trabajadores atrapados en la mina de Copiapó, al norte de Chile, desde el 5 de agosto. Otros integrantes de este grupo han ido ataviados con trajes tradicionales como el huaso y el traje de la isla de Pascua o Rapa Nui.

El resto de países presentes son Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Perú, Honduras, Paraguay, México, Colombia, Puerto Rico, Venezuela, Argentina, Japón, Rusia, Bulgaria, Rumania, China, Cabo Verde y Guinea Ecuatorial. Entre todos los oferentes, están conformando un manto de millones de flores, que se sustenta sobre una estructura metálica --unos 15 metros de alto y 16 de ancho-- instalada en el centro de la plaza del Pilar de la capital aragonesa.

La Virgen --que se eleva sobre una estructura troncopiramidal de seis cuerpos de unas 40 toneladas-- mide más de tres metros, incluyendo la corona y manto para que pueda verse desde toda la plaza. Unas 400 personas trabajan para la buena marcha de la Ofrenda, a quienes hay que sumar los efectivos de la policía, protección civil y Cruz Roja. Se cuenta con 180 Voluntarios de Zaragoza, que están presentes a lo largo del recorrido.

Se han establecido pasos de peatones para poder atravesar el desfile a la altura de Correos, plaza de España, Coso, 33, plaza de Sas, puerta baja de la basílica del Pilar y junto a la Lonja. Además de los accesos de los grupos, hay un acceso especial por el edificio de La Lonja para los oferentes que acuden individualmente.

PROCESION DE LA CORPORACION MUNICIPAL

La corporación municipal ha participado en la ofrenda un poco antes del mediodía. Ha salido en procesión a las 11.45 horas desde el Ayuntamiento, precedida de una sección de la policía municipal con traje de gala, seguida por los dos portatimbales, que han interpretado en el camino la antigua la marcha de los Reyes de Aragón. Tras ellos, han ido cuatro maceros y dos acompañantes de gala. A continuación, ha desfilado la corporación formada en dos filas y cerrada por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.

La comitiva se ha detenido en la plaza para realizar su ofrenda floral y después ha seguido hasta la puerta alta de la Basílica del Pilar, para participar en la misa pontifical, que ha comenzado a las 12.00 horas y ha estado presidida por el cardenal García-Gasco y Vicente, arzobispo emérito de Valencia.

Han concelebrado otros prelados aragoneses, además del Cabildo Metropolitano y otros sacerdotes, entre ellos, el arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña; el arzobispo emérito de Zaragoza, monseñor Elías Yanes; el obispo emérito de Orihuela-Alicante, monseñor Victorio Oliver; el obispo de Murcia-Cartagena, monseñor José Manuel Lorca, y el obispo de Teruel-Albarracín, monseñor Carlos Escribano.

La celebración ha finalizado con el Himno a la Virgen del Pilar de Juan Bautista Lambert y letra del deán Florencio Jardiel, cantado por la asamblea acompañada por el órgano de la catedral. Durante la misa y la ofrenda en la plaza, ha intervenido la Coral Polifónica Miguel Fleta acompañada de su organista Begoña Andiano.