Una eurodiputada de Sarkozy detecta miedo y conflictos con los rumanos en Badalona

Los populares advierten que las entradas de inmigrantes deben ser legales y ordenadas

Los vecinos exhiben su malestar con la inmigración: "Un Sarkozy es lo que nos hace falta"

nacional

| 17.09.2010 - 17:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

En plena polémica europea por la política de deportaciones de gitanos en francia hasta Barcelona se ha desplazado una eurodiputada del partido de Nicolas Sarkozy. Ha visitado junto a lideres del PP, barrios de Badalona donde residen colectivos rumanos. La eurodiputada de UPM, Thérse Sánchez-Schmid, ha explicado este viernes que ha detectado en Badalona conflictos entre los vecinos y los inmigrantes del Este, y ha asegurado que los badaloneses le han trasladado que tienen "miedo".

Lo ha dicho en declaraciones a los periodistas durante su visita a los barrios de Sant Roc y de la Salut junto a la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho; el eurodiputado del PP Santiago Fisas, y el alcaldable del PP en Badalona, Xavier García Albiol.

Sánchez-Schmid ha reconocido que la expulsión no es la "solución ideal", aunque ha asegurado que hay que afrontar el problema y que Sarkozy actúa dentro de la legalidad.

La eurodiputada francesa ha descartado también que la situación de Badalona sea comparable a la de Francia y ha constatado que en la localidad barcelonesa no hay campamentos de rumanos.

La eurodiputada --residente en Perpignan (Francia)-- ha explicado que fue petición suya visitar Badalona porque era consciente de que también había conflictos con el colectivo rumano, y ha defendido, tras hablar con varios vecinos, que es necesario actuar para solucionar el problema.

Sánchez-Schmid, que ha negado que se incite al racismo con la expulsión de los inmigrantes ilegales, ha lamentado que, a su juicio, los socialistas europeos prefieran no afrontar el problema de la inmigración y finjan que "no existe".

EL PP PIDE MAS VIGILANCIA

Por su parte, la presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez Camacho, ha cargado duramente contra las políticas de inmigración del Gobierno español durante la visita de la eurodiputada francesa de UMP, Marie Thérèse Sanchez-Schmid.

Sánchez Camacho no ha participado en el recorrido que la eurodiputada francesa ha realizado por los barrios de Sant Roc y La Salut, donde sí ha estado el líder del PP de Badalona, Xavier García Albiol.

Al finalizar la visita, Alicia Sánchez Camacho ha calificado ésta como "oportuna y necesaria" con el propósito de "defender una política de inmigración comunitaria" y de esta forma evitar "efectos llamada de entrada en España".

En este sentido, la presidenta del PP de Cataluña ha pedido al gobierno español "un mayor control de las fronteras y aeropuertos para luchar contra la inmigración irregular e ilegal".

"Situaciones como las que vive Badalona están provocadas por las políticas erróneas de Zapatero", ha asegurado Sánchez Camacho.

"Somos partidarios de una inmigración legal y ordenada, con contrato de trabajo y que venga a contribuir", ha añadido.

Tanto Sánchez Camacho como la eurodiputada francesa han coincidido en buscar vías alternativas a las expulsiones de inmigrantes y apostar por políticas de integración.

La visita de la eurodiputada francesa del partido de Nicolas Srakozy ha suscitado numerosas reacciones de los partidos políticos catalanes.

El presidente de CiU, Artur Mas, se ha desmarcado hoy de las expulsiones de gitanos rumanos decretadas por el gobierno francés, al considerar un error "estigmatizar" a esta etnia, si bien ha defendido la posibilidad de expulsar a aquellos extranjeros que delincan.

Según Mas, "si hay personas, sean de la etnia o del colectivo que sean, que delinquen, se las tiene que expulsar, es lo que dicen las leyes", pero "no se puede estigmatizar a un colectivo determinado ni señalarlo con el dedo".

Por su parte, el candidato de ICV-EUiA a la Generalitat, Joan Herrera, ha acusado hoy a la candidata del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, de adoptar el "mismo discurso racista y xenófobo" que hace el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y "utilizar el odio como arma electoral".

Herrera ha alertado de que la líder del PP catalán, "para evitar la emergencia de espacios de extrema derecha" que puedan competir con su partido, está "haciendo una política que se acerca a este ámbito", algo que ve "muy preocupante".

"Todos los partidos políticos y los agentes sociales hemos de sacarle tarjeta roja al PP", ha subrayado Herrera.

MALESTAR VECINAL

Por su parte, los vecinos de los barrios de la Salut y San Roque han aprovechado la visita para evidenciar el malestar que les provoca la convivencia con el numeroso colectivo de rumanos que vive en ambos barrios.

La ingente presencia de medios de comunicación a llamado la curiosidad de los vecinos, que han salido a la calle a explicar los problemas de convivencia con los que se encuentran, y que, según aseguran, son consecuencia de la gran presencia de inmigrantes del Este que hay en Badalona.

Nada más llegar la presidenta del PP de Catalunya, han sido ya varios los vecinos los que se han interpuesto en su camino para explicarle algunos de sus quebraderos de cabeza. "La situación es insostenible", le ha comentado una mujer que volvía de hacer la compra.

Pero ha sido al empezar la visita por las calles del barrio de la Salut cuando las interrupciones de los vecinos han sido constantes, así como los comentarios que pedían a la comitiva que acabase con el problema de la inmigración. "`Llevaos a unos cuantos!", ha espetado un hombre frente a la puerta de un bar.

Entre las quejas de los vecinos, las de un hombre de unos sesenta años que mostraba a los dirigentes del PP y a la eurodiputada la ausencia del pomo de la puerta de su bloque de pisos. "La roban cada dos por tres para vender el cobre", ha lamentado.

Otro vecino, que ha asegurado que desconocía que se fuese a producir la visita de la presidenta del PP y la eurodiputada este viernes, ha mostrado a Camacho una denuncia que había interpuesto contra unos rumanos que se habían empadronado en su piso de forma ilegal.

BRIGADA DE LIMPIEZA

Una de las quejas más repetidas hacia referencia a la suciedad de las calles de estos dos barrios, aunque varios vecinos han explicado que los servicios de limpieza han trabajado esta vez durante toda la noche en las calles por las que iba a pasar la comitiva. "Normalmente esto no está tan limpio", han ironizado dos vecinas que llevan toda la vida en el barrio de la Salut.

La visita del PP ha provocado también alguna disputa entre los vecinos, puesto que mientras unos agradecían a los populares su preocupación, otros les acusaban de oportunistas y achacaban su 'tour' por Badalona a la proximidad de las elecciones catalanas.

Los vecinos también han tenido palabras de elogio para la eurodiputada francesa, a quien han felicitado por la valentía de Sarkozy, cuya decisión de desmantelar los asentamientos ilegales de rumanos y búlgaros en Francia ha levantado una fuerte polémica.

"Un Sarkozy es lo que nos hace falta aquí", comentaban dos hombres de unos cuarenta años que contemplaban desde la otra acera el discurrir de la comitiva y como la presidenta del PP catalán se detenía en todos los negocios para darse a conocer y escuchar las reivindicaciones de los vecinos.