Un robo de cable en Renfe de Barcelona afecta a 40 trenes y 20.000 viajeros

Los trenes funcionarán este miércoles al 50% en las líneas R-2 norte, R8 y R11

Estación de Granollers Centre

nacional

| 15.12.2015 - 10:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 40 trenes y 20.000 viajeros de la red de Rodalies de Renfe en Barcelona se han visto afectados esta mañana por un robo de cable que se ha producido de madrugada en Mollet del Vallés (Barcelona), y que ha repercutido en cuatro líneas ferroviarias. Fuentes de Renfe han informado de que el robo ha afectado a las líneas R-2, R-2 norte, y la R-11, en las que se han producido retrasos de unos 30 minutos de media.

También se ha visto afectada la R-8, que tiene la circulación interrumpida entre las estaciones de Cerdanyola Universitat y Granollers Centre.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha anunciado hoy que mañana miércoles las tres líneas de Rodalies de Catalunya afectadas por el robo de cable de cobre -la R2, la R8 y la R11- funcionarán, pero con la mitad de frecuencia de paso y el servicio se reforzará con autobuses.

Gómez-Pomar, que ha pedido disculpas por lo ocurrido, ha explicado que el incidente de hoy afectará a unos 60.000 pasajeros de unos 200 trenes, que suponen el 15 % de los viajeros que usan la red de Cercanías.

La incidencia ha sido causada por "el robo de una cantidad muy importante de cobre, de 360 metros", que ha afectado al sistema de señalización automática y a la base electrónica de comunicación de las vías.

Poco antes de las 05.00 horas de hoy unos ladrones han cortado un cable de 3.000 voltios de tensión en Mollet del Vallès (Barcelona), que ha caído sobre otros cables y dispositivos informáticos, lo que ha causado una sobrecarga en las instalaciones que ha originado tres incendios en distintos lugares de la infraestructura ferroviaria.

El fuego ha afectado a un edificio técnico de Adif y ha quemado sistemas eléctricos, electrónicos e informáticos, entre ellos ordenadores.

Los daños han incidido en la señalización de vías, el control de entradas y salidas de las estaciones o cambios de agujas, entre otros sistemas.