Un presunto etarra del "comando Amaiur" se enfrenta hoy a 43 años de cárcel por un asesinato

(archivo)

nacional

| 23.11.2011 - 08:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto miembro del 'comando Amaiur' de ETA Juan Carlos Recarte Gutiérrez se enfrentará este miércoles en la Audiencia Nacional a una pena de hasta 43 años de cárcel por el asesinato de la repartidora de periódicos María Cruz Yoldi, cometido en octubre de 1987 en Pamplona. La Sección Tercera de la Sala de lo Penal juzgará al acusado por integración en organización terrorista, estragos y el asesinato de la mujer, que tenía 63 años cuando falleció y era madre de siete hijos. Según explica el Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, el acusado formaba parte a finales de 1986 del 'comando Amaiur' junto a Bautista Barandalla --ya condenado en esta causa-- y una tercera persona que se encuentra en rebeldía.

Los tres miembros del 'comando' decidieron colocar un artefacto explosivo en el edificio de la compañía de seguros 'La Unión y el Fénix', sito en el número 5 de la calle Cortés de Navarra, tras haber recibido la consigna de la cúpula de la organización terrorista de atentar contra intereses franceses en suelo español.

El 16 de octubre de 1987 prepararon el artefacto explosivo en una bajera para después trasladarlo en una furgoneta al lugar del atentado, donde Bautista Barandalla y Juan Carlos Recarte llegaron en otro coche y colocaron la bomba en los bajos del inmueble mientras el tercero vigilaba las inmediaciones.

Tras ello, esperaron en las cercanías a que el artefacto hiciese explosión, cosa que no ocurrió por lo que se marcharon del lugar a bordo de dos vehículos. Sobre las 3,24 horas avisaron en nombre de ETA de la colocación de la bomba mediante una llamada anónima a la DYA de Navarra pero la Policía no logró localizarla.

Sobre las 7,10 horas del 17 de octubre, la bomba estalló alcanzando a María Cruz Yoldi Orrandre mientras repartía la prensa, causándole heridas que le provocaron su fallecimiento de forma instantánea. El viudo y los hijos de la víctima han recibido del Estado una indemnización de 197.871,61 euros.

ENTREGADO POR MEXICO

México entregó en noviembre de 2010 a España al presunto miembro de ETA Juan Carlos Recarte Gutiérrez ya que en su contra existe una orden de búsqueda por este asesinato. La presencia de Recarte Gutiérrez en México se detectó gracias a una denuncia anónima que alertó de la presencia irregular en el país de un ciudadano español y que, en el marco de la cooperación existente entre ambos países, fue puesta en conocimiento de las autoridades españolas.

Una vez realizadas las comprobaciones de la identidad por parte de funcionarios de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con miembros del Centro Nacional de Inteligencia, se comprobó que el denunciado era el miembro de la organización terrorista ETA Juan Carlos Recarte Gutiérrez, nacido en Pamplona (Navarra).