Un niño secuestrado en Barcelona en 2012 dice que le amenazaron con cortarle la lengua

Este lunes ha declarado por videoconferencia en el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona

Kevin que entonces tenía 11 años fue secuestrado para presionar a los padres a pagar una deuda

nacional

| 28.04.2014 - 19:42 h
REDACCIÓN

El menor secuestrado en Barcelona en septiembre 2012 supuestamente para cobrar una deuda ha asegurado este lunes en juicio como testigo que los acusados le amenazaron con cortarle la lengua si se portaba mal, cuando lo tenían retenido en un piso de Barcelona. En una declaración por videoconferencia en el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona, el niño, que entonces tenía 11 años, ha relatado a preguntas de la fiscal que, en el momento en que lo secuestraron en un descampado, le inyectaron alguna sustancia y que, una vez en el piso donde estuvo retenido, cree que también le dieron tranquilizantes porque "dormía mucho".

Ha declarado además como testigo la madre, que ha explicado que cuando secuestraron al niño --ella estaba con él-- uno de los acusados le apuntó con una pistola mientras la acusada Marta C. le dijo que, si no pagaba cinco millones de euros de una deuda de su marido, matarían al menor; fue liberado dos días más tarde por la policía, antes de citarse para el pago del dinero.

El niño ha relatado al tribunal que fue el 25 de septiembre de 2012 con su madre a ver a una señora, una tal Sandra que en realidad era Marta C., para que le ayudase a arreglar los papeles sobre sus permisos de residencia --los secuestradores los engañaron con esta trampa--.

Fue entonces cuando el menor vio a "unos señores" que bajaron de otro coche, abrieron las puertas del vehículo en el que estaba con su madre y Marta C., lo sacaron, lo metieron en el maletero del otro coche y lo llevaron a un piso de Barcelona donde lo tuvieron retenido.

El niño ha detallado que todos, menos uno, llevaban la cara tapada, que dos lo cogieron, le ataron las manos con bridas y así lo metieron en el maletero, y que uno le inyectó un líquido --supuestamente un tranquilizante-- mientras otro apuntaba con una pistola a su madre y "le decía algo".

Según la Fiscalía, es entonces cuando la acusada le dice: "Tu marido debe un dinero a una gente de Colombia, tú ya sabes lo que tienes que hacer. Son cinco millones de euros y tienes hasta el 29. Si no pagas tu hijo morirá. No llames a nadie, no avises a nadie, si le pasa algo a Fernando tu hijo lo pagará".

ORGANIZADO EN LA CARCEL

Fernando B. es el acusado que presuntamente organizó el secuestro desde la prisión en la que estaba interno también el padre del menor, y al que engatusó con la promesa de ayudar a su mujer con los trámites para conseguir la nacionalidad española.

El menor ha relatado que Marta C. y un hombre --supuestamente la pareja de ella, Guillermo F., también encausado-- lo subieron desde el garaje donde aparcaron el coche directamente al piso tapado con una manta y lo metieron en una habitación pequeña con la persiana bajada.

El fiscal pide para los siete acusados entre 17 años y medio de cárcel y cinco años por los presuntos delitos de secuestro, robo con violencia e intimidación --el bolso de la madre con 300 euros-- y contra la salud pública.