Un millar de personas reclaman en Ferrol la modificación "urgente" del decreto del carbón

nacional

| 24.10.2010 - 18:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un millar de personas, según la Policía Local, 5.000, según los organizadores, han secundado la protesta 'Por el derecho a trabajar' y en contra del decreto del carbón que se ha celebrado en Ferrol. La marcha, convocada por la Plataforma impulsada por el BNG y los sindicatos CIG y USTG, ha contado con la presencia de representantes de la Xunta de Galicia, los camioneros del carbón y los trabajadores de las térmicas de Endesa As Pontes y Gas Natural Meirama.

La protesta se ha iniciado en la Plaza de España a las 12.00 horas, bajo una intensa lluvia, y ha finalizado en la Plaza de Armas ante el Ayuntamiento de Ferrol. Durante el recorrido, los manifestantes repitieron lemas como 'Gobierno, escoita, a comarca está en loita' --'Gobierno, escucha, la comarca está en lucha'--, 'Para sobrevivir, queremos producir' y 'Mexan por nós e din que chove' --'Mean sobre nosotros y dicen que llueve'--.

En el discurso leído al término, los integrantes de la plataforma han reclamado que la comisión anunciada el pasado jueves por el Ministerio de Industria para evaluar las consecuencias del decreto se ponga "de forma urgente" a trabajar, para que "en un plazo muy inferior a los seis meses" modifique el texto y, así, "no sean las centrales gallegas las perjudicadas". En este sentido, han instado a que "la cuota política a favor del carbón español se reparta entre todas las tecnologías de producción eléctrica".

La plataforma ha alertado de que el Real Decreto puede provocar "más de 3.000 parados" en una comarca, la de Ferrolterra, "ya desmantelada industrialmente de una forma salvaje".

Han advertido de que provocará un efecto similar al de Astano, con unas industrias que no cerrarán pero que no estarán operativas. El colectivo ha reclamado, por ello, el "derecho a producir" energía de Meirama y As Pontes y ha rechazado medidas compensatorias o nuevos 'Planes Ferrol'.

GUILLERME VAZQUEZ: "QUE SE RETIRE EL DECRETO"

En la protesta ha estado presente el responsable nacional del BNG, Guillerme Vázquez, quien se ha pronunciado "en defensa del empleo y de la dignidad de Galicia".

Según ha sostenido, en declaraciones a los medios antes de arrancar la marcha, "es una evidencia que el decreto del carbón es inasumible" para Galicia, al tratarse de una "decisión política tomada por el Gobierno central" y ante la que, asegura, la Xunta de Galicia "no jugó el papel que tenía que jugar".

Por tanto, ha interpretado que "sólo queda una, que este decreto se retire en las actuales condiciones para que comarcas castigadas por el desempleo por decisiones políticas no se vean afectadas todavía más".

Guillerme Vázquez ha asistido a la protesta junto a representantes del BNG como el diputado en el Congreso, Francisco Jorquera y el portavoz en el Parlamento de Galicia, Carlos Aymerich.

ANGEL BERNARDO TAHOCES: "NINGUN TIPO DE SENTIDO"

Secundando la manifestación en contra del decreto del carbón ha estado también el director xeral de Industria de la Xunta de Galicia, Angel Bernardo Tahoces, junto con el delegado de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo y el presidente del PP de Ferrol, José Manuel Rey Varela.

Bernardo Tahoces ha justificado su presencia en el hecho de que "desde el primer momento en el que se ha evidenciado un perjuicio importante de este Real Decreto para las comarcas de As Pontes y Cerceda y para Galicia, la Xunta se ha movilizado y ha acudido a todas las instancias y foros nacionales e internacionales para demostrar que este decreto no tiene ningún tipo de sentido ni justificación".

La manifestación también ha sido apoyada por un grupo de los camioneros que transportan el carbón desde el puerto de Ferrol hasta As Pontes, trabajadores de Endesa y Meirama y los dos sindicalistas de la CIG que permanecieron durante una semana en huelga de hambre para demandar ser recibidos por el Ministerio de Industria. No estuvieron presentes representantes del PSdeG, formación que gobierna en la ciudad.