Un juez de Madrid imputa a “El Solitario” por un atraco a un banco de Canillas en 2007

(archivo)

nacional

| 04.04.2012 - 09:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La juez de Instrucción número 22 de Madrid, Patricia Jiménez-Alfaro, ha imputado a Jaime Giménez Arbe, conocido como 'El Solitario', por los delitos de falsificación, robo con violencia, tenencia ilícita de armas y depósito de armas de guerra, han informado fuentes jurídicas. La imputación se realizó el pasado lunes después de que 'El Solitario' declarara ante la magistrada por el asaltó a una sucursal del Banco Popular situada en el número 140 de la carretera de Canillas, en el distrito de Hortaleza.

En el auto de procesamiento, la juez indica que hay indicios racionales de criminalidad en la persona de Giménez Arbe por robo con violencia, tenencia ilícita de armas en su modalidad de depósito de armas de guerra y falsificación. Por ello, declara a 'El Solitario' procesado por esta causa.

De su larga lista de robos, éste se perpetró el 7 de febrero de 2007 a escasos metros de un macrocomplejo que alberga las unidades centrales antiterroristas y contra el crimen organizado del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

Según el auto, 'El Solitario' entró en la sucursal e intimidó con un arma a los presentes. En una bolsa de plástico, introdujo el dinero que había en la caja, que ascendía a 16.500 euros. Los hechos fueron grabados por las cámaras de seguridad del banco.

Giménez Arbe, que cumple pena de prisión en Portugal, fue juzgado el pasado 13 de marzo en la Audiencia Provincial de Zamora por un robo con violencia cometido en mayo de 2007 en la oficina de Caja Rural de la localidad de Toro. Dos meses más tarde, 'El Solitario' fue detenido en Portugal.

'El Solitario' fue condenado en julio de 2008 a 47 años de prisión por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra por el asesinato de los guardias civiles Juan Antonio Palmero y José Antonio Vidal el 9 de junio de 2004 en la localidad navarra de Castejón. Ahora, se encuentra en prisión preventiva en la prisión de Topas, en Salamanca, hasta que España le devuelva a Portugal, que le entregó de forma temporal.