Un hombre mata a su mujer y luego se suicida en Benejúzar (Alicante)

55 muejeres han sido asesinadas por su pareja o ex-pareja en lo que va de año

nacional

| 14.10.2010 - 07:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre de 54 años ha mató la pasada noche en el municipio de Benejúzar (Alicante) a su mujer, de 49, con una pistola y luego se suicidó de un disparo. Con esta última víctima son ya 55 las mujeres asesinadas por su pareja o ex pareja en lo que va de año, y se iguala esta cifra al número de víctimas fallecidas en todo el año 2009.

Los cadáveres del matrimonio, de etnia gitana y dedicados a la venta ambulante, fueron localizados entre las 21.00 y las 21.15 horas de ayer por una de sus hijas en la vivienda familiar.

Inmediatamente, se dio aviso a la Policía Local, que halló en la estancia el arma homicida, y a continuación se hizo cargo del suceso la Policía Judicial de la Guardia Civil. Fuentes cercanas a la investigación han confirmado que se "tenía conocimiento de discusiones" entre la pareja, aunque no existe constancia de que hubiera "una sola denuncia" previa por malos tratos o violencia machista, y han explicado que el hombre disparó en la cabeza a su esposa.

La familia vivía desde hace unos doce años en un bajo de la calle Cayetano Duréndez, al norte del casco urbano de Benejúzar, y desde un primer momento se desplegaron en esa zona varias decenas de agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil ante la posibilidad de que hubiera algún tipo de incidente.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha insistido, en relación con este suceso, en la importancia de denunciar los casos de violencia de género para que se active el sistema de protección a las víctimas y ha recordado que de las 55 mujeres muertas este año, sólo trece habían denunciado las agresiones.

"Quiero expresar mi solidaridad con la familia y las amistades de la fallecida e insistir en el mensaje a las víctimas de que denuncien, que si no somos conscientes de la violencia, el sistema de protección no puede actuar, no puede comenzar a funcionar", ha dicho la ministra.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, ha expresado su más "enérgica repulsa y rechazo a este nuevo caso de terrorismo machista" y ha explicado que la mujer asesinada anoche en Benejúzar es la tercera víctima mortal por violencia de género que se registra en la provincia alicantina en lo que va de año, una menos respecto al mismo periodo de 2009.

El alcalde de Benejúzar, Antonio Bernabé, ha pedido en un manifiesto la "solidaridad y colaboración de toda la sociedad para erradicar la violencia de género". Según Bernabé, "esta problemática no está limitada a una religión, cultura o país, sino que afecta a todos globalmente y a un número creciente de mujeres". "Frente a la creencia generalizada" de que este tipo de violencia "sólo alcanza a clases desfavorecidas y abunda en entornos rurales, la realidad es que se trata de un problema que llega a todas las capas y esferas sociales, al margen de su nivel de desarrollo, que se nutre con costumbres provenientes del patriarcado cuya principal consecuencia es la subordinación femenina", ha indicado.

Los miembros de la Diputación de Alicante han guardado un minuto de silencio durante la celebración del pleno ordinario del mes de octubre, en repulsa por este nuevo caso de violencia machista, y se ha celebrado una concentración silenciosa ante la sede de la Subdelegación del Gobierno.