Un equipo del Summa atiende a José María Ruiz-Mateos en su domicilio | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Un equipo del Summa atiende a José María Ruiz-Mateos en su domicilio

Ruiz-Mateos lo vuelve a hacer y no viaja a Palma para declarar ante al juez

Se escuda en que su salud ha quedado muy deteriorada “por todo lo que vivió ayer"

El empresario no comparece ante la juez por problemas salud, según su abogado

La abogada de la acusación considera que Ruiz-Mateos toma el pelo a la Justicia

nacional

| 23.08.2012 - Actualizado: 20:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un equipo del Summa ha acudido a las tres de la tarde al domicilio de José María Ruiz-Mateos, al que han atendido y dado el alta en el lugar "porque su patología no reviste gravedad", según han confirmado fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112. El empresario se encuentra en su domicilio desde que ayer fuera puesto en libertad de madrugada por la jueza María Pascual, por motivos humanitarios, tras estar trece horas detenido en la comisaría de Pozuelo de Alarcón.

Ruiz-Mateos, de 81 años, fue detenido ayer por orden de la jueza para garantizar que se personaría hoy en el juzgado de Palma, en la que era la tercera citación judicial por la supuesta estafa por la compra-venta del hotel Eurocalas de Mallorca. El empresario finalmente no ha comparecido tampoco esta mañana en el juzgado de Mallorca en el que estaba citado alegando problemas de salud

En declaraciones, el portavoz de Ruiz-Mateos, Ignacio Fernández Candela, ha explicado que la familia ha llamado a los servicios de emergencia por "la extrema debilidad" del empresario .Fernández Cadela ha detallado que ha sido su hija Begoña quien ha llamado, "preocupada" por el estado de salud de su padre, que está "postrado en cama" desde que ayer abandonara la comisaría, donde le acompañó todo momento. Según el portavoz, Ruiz-Mateos sufre falta de coordinación al hablar y tiene las piernas y los pies amoratados, ya que sus problemas de circulación se agravaron ayer al "verse obligado a pasar trece horas sentado en una silla, sin poder acostarse". "Estaba en una sala pequeña, sin ventilación, a 38 grados, donde sólo podía descansar si apoyaba la cabeza sobre la mesa", ha subrayado.

A su juicio, estas condiciones, aunque sean las habituales para cualquier detenido, "son absolutamente extremas para un hombre octogenario de salud precaria". Ha recordado que Ruiz-Mateos requiere un tratamiento de medicación "muy severo y totalmente reglamentado", y que ayer tuvo "serias carencias" durante su detención. Según el portavoz, acompañan al empresario en el chalé familiar de Somosaguas su hija Begoña y su secretaria personal Isabel Fernández.

ESTADO DE SALUD "DETERIORADO"

Marcos García Montes, abogado del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, ha acudido a los Juzgados de Palma para comunicar a la juez que había citado a su defendido que "no va a comparecer hoy" por encontrarse mal de salud, pero que "estaba decidido" a declarar ante ella. García Montes ha llegado a los Juzgados de Vía Alemania en Palma sobre las 11.00 horas, una hora antes del momento en que estaba citado a declarar Ruiz-Mateos, y ha explicado que el empresario se encuentra en cama en su domicilio de Madrid y a la espera de ser visitado por un médico para que certifique su estado de salud.

El abogado ha manifestado su sorpresa por el hecho de que la juez María Pascual decidiera ayer a las doce de la noche la puesta en libertad "por razones humanitarias" del empresario que había sido detenido por la mañana y sin embargo le obligara "a estar a las seis de la mañana en el aeropuerto" para acudir a declarar a Palma.

POR LO QUE ACONTECIÓ EN EL DÍA DE AYER

Según García Montes, su defendido está "indispuesto por todo lo que aconteció en el día de ayer". "Está fastidiado, tiene ochenta y pico años, tiene enfermedades y además no es agradable para una persona de esta edad estar ayer doce horas detenido", ha declarado. "He recibido una llamada a las seis de la mañana de la secretaria y de la hija, diciendo que se encontraba su padre fastidiado, que estaba en la cama, que no podía venir, que le han intentado convencer para ingresar en urgencias en una clínica pero ha dicho que no, que se queda en casa, y están pendientes de que llegue un médico, en cuestión de media hora, para que certifique", ha explicado.

El letrado ha indicado que, una vez se emita un certificado sobre la salud de Ruiz-Mateos, será remitido a la juez. García Montes ha criticado que su defendido fuera detenido ayer, lo que dio lugar a una "vorágine" de acontecimientos.

Ha explicado que la juez se negó en un principio a dejarlo en libertad a pesar de contar con billetes de avión que demostraban que hoy tenía la intención de volar a Palma para declarar, pero cuando la policía notificó que "era imposible traer al señor Ruiz-Mateos esta mañana", la magistrada dictó el auto de su liberación. "Llega a la una a su casa y supuestamente tiene que levantarse a las cinco de la mañana, durmiendo cuatro horas, para venir aquí y encima declarar otras dos o tres horas. Es un poco fuerte", ha afirmado el abogado a las puertas de los Juzgados.

POR VIDEOCONFERENCIA

García Montes ha añadido que, en su opinión, "se podía haber solucionado todo esto de otra manera" y ha sugerido la posibilidad de que Ruiz-Mateos hubiera declarado "por videoconferencia como se hace habitualmente en todos los procedimientos, o bien por exhorto". Según García Montes, su defendido estaba preparado para acudir a prestar declaración. "Él hubiera venido hoy si no se hubiera producido todo este despropósito de la detención de ayer y luego su puesta en libertad porque yo tenía preparada la declaración con él", ha detallado.

Aunque Ruiz-Mateos se negó a declarar en la anterior ocasión en la que compareció ante la juez por esta misma causa, el abogado ha insistido: "Estábamos barajando la posibilidad de declarar para evitar todo esto". García Montes no se ha pronunciado sobre la posibilidad de que la juez dicte prisión por rebeldía para el empresario.

Ruiz-Mateos estaba citado a declarar en relación a una presunta estafa en la compra del hotel Eurocalas de Mallorca, por la que un empresario le reclama 13,9 millones de euros. La juez investiga los delitos de estafa, administración desleal y alzamiento de bienes.

LA RUIZ-MATEOS TOMA EL PELO A LA JUSTICIA

Isabel Fluxà, la abogada de la acusación en la causa por presunta estafa contra José María Ruiz-Mateos, ha asegurado que la nueva incomparecencia del empresario jerezano que había sido citado hoy a declarar en los Juzgados de Palma es "una tomadura de pelo hacia la Justicia y hacia los españoles".Fluxà ha anunciado que comunicará a su cliente la nueva incomparecencia, la tercera del empresario desde que se amplió en febrero la querella a estafa, administración desleal y alzamiento de bienes (anteriormente solo era por estafa), y decidirá si solicita la adopción de medidas cautelares contra Ruiz-Mateos.

La abogada ha señalado que podría solicitar la prisión para Ruiz-Mateos, pero lo consultará con su cliente. "Por mí, solicitaría ya la prisión pero no sé si lo haré", ha insistido en declaraciones a los medios de comunicación realizadas al salir del Juzgado. Fluxà ha recordado que el empresario no compareció ni en su primera citación el 20 de junio, a la que sí acudieron sus hijos, ni a la del pasado 27 de julio, "sin ningún motivo además".