Un empresario del 3% pidió por carta a Mas un puesto en la Generalitat para su mujer juez

La magistrada del Tribunal Superior de Cataluña fue designada, meses después, Directora de Transparencia

Un ex directivo de Ferrovial niega pagos a CDC y admite que Millet tenía "contactos"

Mas niega adjudicaciones irregulares y dice que intentan "colgarle el muerto"

nacional

| 10.03.2017 - 13:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El empresario Josep Manel Bassols, delegado en Cataluña de la empresa vinculada a la trama del 3 por ciento, Oproler, pidió por carta en 2011 al expresidente de la Generalitat Artur Mas, que buscara a su esposa, la por entonces magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Nuria Bassols, un cargo en el Govern.

Dos años después de estas gestiones la juez fue designada Directora de Transparencia de la Generalitat, según refleja un escrito de la Fiscalía Anticorrupción incluido en el sumario de la causa que instruye el juez número 1 de El Vendrell (Tarragona), al que ha tenido acceso Europa Press.

En la misiva, localizada por la Guardia Civil en un pendrive intervenido a Bassols, éste pretendía "poner en conocimiento de Mas" la situación de su cónyuge que estaba interesada en "un cambio de puesto de trabajo". Mencionaba como persona de contacto al diputado de CiU Ramón Camp i Batalla, entonces vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Según el sumario, Camp i Batalla le comentó que estaba en contacto con el exconseller de Justicia y exsecretario del Gobierno de Cataluña, Germà Gordó, y se refirió a él como "la persona ideal". "Entre los dos resolveremos la situación", dijo según reflejan documentos que obran en la causa.

El empresario consideraba a Gordó --al que la Fiscalía Anticorrupción califica como "el conseguidor o el recaudador" de presuntas comisiones ilegales pagadas por constructoras a CDC a cambio de concesiones de obras públicas-- como la única persona de CDC que había respondido a sus ruegos.

Además, y según refleja un documento de la empresa Oproler, el empresario mantuvo una reunión personal en el Palau de la Generalitat en las mismas fechas en la que, además de Gordó, estuvo presente Artur Mas, según quedó anotado.

CACERIAS

Meses antes de la incorporación definitiva de la juez a la Generalitat, su marido estableció una cita urgente personal con Gordó "para enfocar el tema del trabajo" y le invitó a una cacería que debía celebrar en una finca de Toledo o de Ciudad Real. En un escrito al que ha tenido acceso Europa Press, los fiscales Anticorrupción José Grinda y Fernando Bermejo sostienen que "no existe explicación legal y coherente que justifique la cantidad de gestiones, comidas, interlocuciones y reuniones" que Gordó ha mantenido con empresarios, algunas de ellas en la sede de la antigua CDC e incluso en el Palau de la Generalitat.

"Germà Gordó ha ido más allá del tráfico de influencias y ha actuado decisivamente para la adjudicación de contratos con la Administración pública", concluye la Fiscalía, que señala al ahora diputado de JxSí en el Parlament como actor principal en las contrataciones.

En base a informes de la Guardia Civil, la Fiscalía enumera cinco casos en que Gordó habría actuado "decisivamente": obras del Consorcio de Educación, trabajos en un dique en el Puerto de Barcelona, la mejora de la carretera C-55, la plaza de les Glòries de la capital catalana y en un instituto en Manresa (Barcelona).

UN EX DIRECTIVO DE FERROVIAL NIEGA PAGOS A CDC

El exdirectivo de Ferrovial Pedro Buenaventura ha negado hoy "rotundamente" que los millonarios patrocinios de la constructora al Palau de la Música ocultaran comisiones a CDC, pero ha admitido ser consciente de que Fèlix Millet tenía "contactos" en la Generalitat.

Buenaventura, que ha aceptado declarar a todas las partes del juicio del saqueo del Palau de la Música excepto a la acusación popular, ha reconocido que Ferrovial aumentó sus aportaciones a la entidad cultural para darse a conocer en Cataluña, lo que le permitió que en siete años la constructora pasara a facturar de cero a 200 millones en esta comunidad.

"Rotundamente no", ha respondido el exdirectivo cuando el fiscal le ha preguntado si las millonarias aportaciones al Palau enmascaraban pagos ilícitos a CDC a cambio de adjudicaciones de obras públicas como la Ciudad de la Justicia o la línea 9 del metro.

El exdirectivo, asimismo, ha dicho no tener explicación a varias cartas incautadas en el Palau de la Música -que tienen como destinatario o remitente a Ferrovial- y en las que figuran expresiones como "esfuerzo", "presión para las adjudicaciones" o alusiones a licitaciones de obras públicas.

Buenaventura ha justificado que se reuniera a menudo con el expresidente del Palau de la Música por los "problemas" que a su parecer estaban provocando las obras de reforma de la entidad, que subvencionaba Ferrovial.

MAS NIEGA ADJUDICACIONES IRREGULARES Y DICE QUE INTENTAN "COLGARLE EL MUERTO"

El expresidente de la Generalitat y líder del PDeCAT, Artur Mas, ha negado que CDC adjudicara obras de forma irregular a cambio de supuestas comisiones, y ha asegurado que las afirmaciones del expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, su mano derecha Jordi Montull y su hija, Gemma Montull, que aseguran que sí hubo comisiones, intentan "colgarle el muerto" al partido para rebajar sus penas.

En una entrevista este viernes en Rac1, ha dicho que si la Fiscalía sospechara realmente que estas comisiones existían, es "inconcebible" que no se estén investigando las adjudicaciones que hizo CDC, y ha opinado que si no se hace es porque saben que están bien hechas y no hubo trato a favor.

Mas ha enfatizado que él se dedicaba a las cuestiones políticas pero no a controlar las finanzas del partido, y ha dicho que desconocía los convenios que tenía CDC con el Palau de la Música, porque además procedían de los años 90, cuando él no tenía responsabilidades en la formación: "En su momento no supe de estos convenios ni nada de las finanzas del partido. Había personas que se dedicaban a ello".

ial, y ha admitido que su predecesor en el cargo, Rafael Puig-Pey, le había dicho que Millet podía tener "contactos en la Generalitat