Un detenido y 11 heridos durante la tercera noche de violencia en Barcelona

El Ayuntamiento cifra en 14.500 euros daños por disturbios anoche en el barrio de Gràcia

Tres cajeros calcinados, destrozada una oficina bancaria y quemados varios contenedores

Miembros de la CUP apoyan a los okupas y los Mossos d'Esquadra le piden que condene la violencia

El director de los Mossos d'Esquadra culpa a "50 personas enormemente violentas y organizadas"

nacional

| 26.05.2016 - Actualizado: 15:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La tercera noche consecutiva de violencia en el barrio barcelonés de Gracia a raíz del desalojo el lunes de una antigua sucursal bancaria ocupada en 2011, se ha saldado con un detenido y once personas heridas, seis de ellas agentes de los Mossos y cinco manifestantes, según fuentes policiales.

Varios miembros de la CUP han apoyado a los okupas en sus protestas y en las últimas horas, los Mossos d'Esquadra han pedido a la CUP que condene la violencia porque consideran que es "injustificable"

Durante los disturbios, de mayor intensidad de los registrados el martes, se quemaron y volcaron contenedores para formar pequeñas barricadas, se calcinaron tres cajeros automáticos, se rompió el escaparate de una tienda de deportes y una de telefonía móvil, además de destrozar una oficina bancaria completamente.

La marcha, de un millar de manifestantes a favor de los okupas, transcurrió con relativa normalidad antes de que los organizadores la dieran por finalizada, aunque algunos grupos arrojaron agua contra los periodistas, a quienes dirigieron gritos como: "La prensa apunta, la poli dispara".

DIPUTADOS DE LA CUP ENTRE LOS MANIFESTANTES

Anoche, numerosos agentes antidisturbios de la policía catalana y furgonetas de los Mossos acordonaron la zona en la que se encuentra el llamado "banco expropiado", la Travessera de Gràcia y calles adyacentes, anticipándose a la intención de buena parte de los manifestantes de rodear el inmueble.

Entre los manifestantes se encontraban dos diputadas de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant y Mireia Vehí.

UNOS 50 VIOLENTOS ORGANIZADOS

El director general de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha achacado a "50 personas enormemente violentas y organizadas" los disturbios ocurridos en la tercera noche consecutiva de protestas tras el desalojo del conocido como 'Banco expropiado'.

Asegura que, aunque la mayoría de los manifestantes han sido pacíficos, los agentes han detectado a "un grupo de encapuchados, con corazas y elementos de destrucción como palos y perfectamente organizados", y ha apuntado que pueden ser los mismos que han causado destrozos en protestas anteriores.

El director de los Mossos ha explicado que uno de los agentes heridos la noche de este miércoles ha sufrido una rotura del tendón de aquiles después de que le lanzaron una valla.

DAÑOS POR MILES DE EUROS

El Ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en 14.500 euros los daños sufridos en contenedores y otros elementos del mobiliario urbano durante los disturbios ocurridos anoche en la ciudad, a raíz del desalojo de una antigua sucursal bancaria ocupada en 2011 en el barrio de Gracia.

Fuentes municipales han informado de que los manifestantes actuaron anoche en una zona muy amplia del distrito de Gracia y que, a pesar de haber retirado preventivamente sesenta contenedores, como en la noche anterior, los manifestantes quemaron dos y volcaron sesenta, seis de los cuales tienen diferentes daños estructurales.

También se hicieron pintadas, se rompieron cristales de entidades bancarias y de comercios, una marquesina de autobús y tres cabinas de teléfonos. El valor de reposición del material dañado, según las mismas fuentes, es de unos 3.500 euros, aproximadamente.

En Nou Barris, donde también hubo disturbios, se quemaron diez contenedores, cinco frente al número 21 de la calle Alloza, dos delante del número 3 de la calle Petrarca, y otros tres en la calle Vinyar, esquina con Joaquim Valls.

Además, en la calle Alloza el fuego afectó al frontal de un vehículo aparcado, y provocó la rotura de cristales de una portería y de un comercio, y desde el ayuntamiento se ha cifrado en unos 10.000 euros el valor de reposición de los daños.

También, frente al número 31 de la calle Valencia, en el distrito del Eixample, se quemó otro contenedor valorado en unos mil euros, aunque desde el consistorio se desconoce si esta acción está relacionada con las manifestaciones producidas por el desalojo de Gracia.

COLAU HABLA DE FRACASO

Por su parte la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto que las asociaciones de vecinos del barrio de Gràcia medien en el conflicto por el desalojo de la antigua sucursal bancaria conocida como el 'Banc Expropiat'. Colau ha reconocido que la administración ha fracasado por ahora como interlocutor a la hora de buscar una solución con los okupas.

Mientras el exalcalde de Barcelona y líder de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias, ha lamentado que el Gobierno municipal de Ada Colau no haya sabido mediar con la antigua sucursal bancaria okupada conocida como el 'Banc Expropiat' antes de llegar al desalojo.