El Gobierno se compromete a sacar a los españoles de Libia en 48 horas

Un avión militar espera cerca de Trípoli para recoger a más de 50 españoles

Evacuadas 131 personas de Tripoli en un vuelo fletado por Repsol

internacional

| 23.02.2011 - 10:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, se ha comprometido este miércoles ante el Partido Popular a sacar de Libia "en 48 horas" a todos aquellos españoles que quieran abandonar el país, según ha informado el coordinador de Presidencia y de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Palacio de Viana, al término de su encuentro con Jiménez, Moragas ha explicado que el PP ha pedido al Gobierno "la máxima diligencia y eficacia" para asistir a los españoles atrapados en Libia, ya que considera que el Ejecutivo ha actuado con "cierta tardanza" en este asunto.

Acompañado por dos compañeros del partido, el diputado Gustavo de Arístegui y el senador Alejandro Muñoz Alonso, Moragas ha señalado que rondaría el medio centenar el número de españoles que queda en el país norteafricano, según los datos facilitados por la ministra.

Aquellos que lo deseen podrán regresar a España bien en aeronaves de compañías privadas, de otros países, o en el avión de 150 plazas fletado por el Gobierno y en el que viajan varios responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para organizar el regreso de los compatriotas. Tras esta decisión, el PP considera que el Gobierno ahora sí está actuando "en la dirección correcta".

El avión de las Fuerzas Áreas enviado por el Gobierno a Libia para evacuar a los españoles que quieren salir del país se encuentra "en una ciudad cercana a Trípoli", esperando los permisos de aterrizaje en la capital y reunir a los "entre 50 y 80" ciudadanos que desean salir, ya que muchos están todavía dispersos.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha explicado en los pasillos del Congreso la operación puesta en marcha ayer por el gabinete de crisis del Gobierno y ha negado que se haya actuado con retraso, ya que, según ha apuntado, desde el inicio de las revueltas libias su departamento ha coordinado con los socios europeos la salida de los ciudadanos que pedían abandonar el país.

Jiménez no ha querido revelar en qué aeropuerto se encuentra el avión militar enviado anoche por España, con cuatro miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO), han apuntado fuentes del Ejecutivo. Sí ha señalado que espera los "permisos de sobrevuelo" y que, cuando llegue a Trípoli, podría trasladar también a otros ciudadanos europeos que esperan abandonar Libia.

La titular de Exteriores ha rechazado que pueda haber críticas a la gestión de su departamento ya que hasta ayer, ha dicho, era difícil la salida de aviones no comerciales hacia Libia. Hasta el momento, ha añadido, sólo han podido llegar a Trípoli aviones de tres países europeos que se encontraban cerca de la ciudad y que, gracias a la coordinación de los veintisiete socios comunitarios, han trasladado a ciudadanos de diferentes países.

LA MAYORÍA NO DESEABA SALIR DE LIBIA

Jiménez ha querido dejar claro que la mayoría de los españoles que deseaban abandonar Libia lo han podido hacer a lo largo de la semana en vuelos comerciales gracias a las gestiones que "con gran dificultad" ha realizado su departamento para embarcarlos en diferentes vuelos, según iban llegando al aeropuerto de Trípoli. Tras insistir en que hasta hace 48 horas muchos no querían regresar a España, ha reconocido que los últimos dos días han sido "críticos" por el recrudecimiento de la represión, lo que ha hecho aumentar el número de los españoles que pedían ayuda y acelerar el envío del avión militar.

Jiménez ha defendido la coordinación con el resto de socios comunitarios del Ministerio de Exteriores y de la Embajada española en Trípoli, que trabajan ahora, mientras el avión espera los permisos, para tener juntos a todos los españoles que se han puesto en contacto con el Gobierno desde distintos puntos de Libia.

Como las peticiones cambian y hay aviones que han salido en las últimas horas con ciudadanos de distintos países europeos, la ministra no ha dado una cifra concreta de los españoles afectados, aunque ha señalado que entre 50 y 80 han mostrado expresamente su deseo de dejar Libia.

VIAJEROS LLEGADOS DE TRIPOLI RECONOCEN QUE ES MUY DIFICIL SALIR DEL PAIS

Dos de los seis viajeros que consiguieron llegar a Madrid-Barajas desde Trípoli (Libia) este miércoles en el primer vuelo del día procedente del país africano aseguraron que "es muy difícil entrar" en el aeropuerto de la capital para poder salir del país y que es el Ejército libio quien tiene tomado el control del aeródromo.

En declaraciones a los medios nada más llegar a la Terminal 1 desde el aeropuerto de Trípoli, un español de origen venezolano, Carlos Domínguez, contó que, aunque el espacio aéreo no esté cerrado en el país, los militares no permiten entrar al aeropuerto a quien no disponga de un pasaje de avión, algo muy difícil de conseguir ya que las comunicaciones están cortadas.

Además, contó que la situación en las calles "es muy tensa" debido a la grandes manifestaciones de ciudadanos libios contra el Gobierno que preside, Muamar Gadafi, y recalcó que la población "está esperando que le ayuden" desde el exterior.

Por su parte, un venezolano que trabaja en Libia, César Orta, indicó que tan sólo iban nueve personas en el vuelo, los seis viajeros mas la tripulación, en un avión de más de cincuenta plazas y relató que estuvo intentando "desde ayer" salir del país al igual que otras "cinco mil personas" debido a la difícil situación que se vive en las calles.

En este sentido, apuntó que desde donde él vivía, a unos 20 kilómetros de Trípoli, podía observar en el aire algo parecido a "fuegos artificiales", probablemente "disparos", y afirmó que tanto el tráfico como la mayoría de los comercios están cerrados. Por

último, confió en que las revueltas se resuelva pronto para poder volver al país y retomar su trabajo.

EVACUADAS 131 PERSONAS EN UN AVION DE REPSOL

Un total de 131 personas, de las que 61 tienen nacionalidad española y 88 son familiares o trabajadores de Repsol, viajan en un avión fletado desde Trípoli por esta compañía para evacuar a sus empleados del país.

El avión de Calima Aviación, cuya llegada está prevista a las 18:10 horas al aeropuerto madrileño de Barajas, consiguió salir de Libia, tras intentarlo ayer sin éxito.

Entre los 131 pasajeros, 61 son españoles y el resto proceden de diferentes países como Indonesia, Ecuador, Estonia, República Dominicana, Reino Unido, Italia, Rusia, México o Estados Unidos.

En este vuelo, viajan 88 trabajadores o familiares de Repsol, dos contratistas de Repsol, así como empleados de Sacyr, la constructora Cobra, la Embajada española en Trípoli y el ICEX, junto a tres monjas Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y el gallego Pablo Prieto, el seleccionador de fútbol sala en Libia.