Un alcalde pedáneo, un policía y un constructor, últimos detenidos en Pokemon

nacional

| 18.10.2012 - 18:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El alcalde pedáneo de la parroquia lucense de O Burgo, un agente de la Policía Local de Lugo y un empresario de la construcción, son las tres personas detenidas hoy por agentes de Vigilancia Aduanera como sospechosas de vinculación con la operación Pokemon, que investiga casos de supuesta corrupción.

Según fuentes próximas a la investigación consultadas, los detenidos han sido identificados José G. V., alcalde pedáneo de O Burgo; el cabo de la Policía Local de Lugo J.L.N., y el constructor J.M.R., vinculado al sector de la obra pública.

Las fuentes añadieron que los tres fueron arrestados por orden de la jueza instructora de la operación Pokemon, Pilar de Lara.

Los dos primeros detenidos, el cabo de la Policía Local y el empresario lucense, fueron trasladados ya por la mañana, custodiados por agentes de Vigilancia Aduanera, a la sede judicial de la plaza de Avilés, mientras que el alcalde pedáneo llegó a los Juzgados de Lugo hacia las 16:00 horas.

En principio, estaba previsto que las declaraciones comenzasen a las 16:30 horas, pero no comenzaron a pasar a disposición judicial hasta después de las 17:30 horas.

El agente de la Policía Local de Lugo es un veterano con años de experiencia en el cuerpo y está adscrito a la Patrulla Verde, una unidad que se centra especialmente en aspectos relacionados con el urbanismo y el medio ambiente.

Su detención se produjo a media mañana, cerca de su domicilio, y cuando tuvieron conocimiento en la sede de la Policía Local y en el Ayuntamiento de Lugo, varios de sus compañeros mostraron su sorpresa.

Por su parte, José G.V fue elegido por votación popular de los vecinos para ser alcalde pedáneo de O Burgo durante el primer mandato del alcalde, José López Orozco, que accedió a la Alcaldía en 1999, cuando Francisco Fernández Liñares -que fue enviado a prisión por la instructora de la operación Pokemon'- era concejal responsable del área de zona rural.

Según fuentes municipales, el alcalde pedáneo es propietario de una carpintería metálica y hace cuatro años fue objeto de una denuncia pública por parte del grupo municipal del PP por un supuesto caso de "favoritismo" por parte del gobierno local.

En concreto, el PP denunció la colocación de una polémica antena de telefonía móvil en una finca de su propiedad, una instalación que los vecinos consideraban ilegal.

Fuentes consultadas por Efe confirmaron, además, que en los próximos días podría haber al menos otra nueva detención en el marco de esta operación judicial.

De momento, un total de 26 personas han sido detenidas en la investigación de la denominada operación Pokemon, entre las que destacan los exalcaldes de Ourense y Boqueixón, Francisco Rodríguez y Adolfo Gacio, respectivamente, que presentaron su dimisión a raíz de la imputación en esta causa.

Sólo tres de esos veintiséis detenidos están en prisión: el ex concejal de Economía y Urbanismo de Lugo y ex presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil Francisco Fernández Liñares; el encargado de la empresa de gestión de aparcamiento callejero ORA en Lugo Javier Reguera, y el propietario del grupo Vendex, Gervasio Rolando Rodríguez.