Un 55,3% de los catalanes rechaza una consulta ilegal

CiU y ERC pierden en intención de voto tras el caso Pujol, según una encuesta

diada_cataluna_carru.jpg

nacional

| 07.09.2014 - 09:56 h
REDACCIÓN

Más de la mitad de los catalanes, un 55,3 por ciento, no apoyaría una consulta ilegal sobre el futuro de Cataluña y un 54 por ciento es partidario de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dimita por el efecto que ha tenido el escándalo del caso Pujol.

Estas son algunas de las conclusiones que refleja una encuesta realizada por NC Report para La Razón, en la que también se pone de relieve que un 62,5 por ciento de los entrevistados no respaldaría la secesión de Cataluña si eso le deja fuera de la Unión Europea.

Los que creen que el día 9 de noviembre habrá referéndum, pese a la insistencia del Gobierno en que esto no ocurrirá, suman un 49,9 por ciento, mientras un 41,9 por ciento está convencido de que no habrá consulta.

El sondeo refleja asimismo que en seis meses ha caído el voto independentista, que tuvo su punto más alto en julio, con un 39,7 por ciento y ahora se sitúa en un 38.

Por el contrario, los no independentistas han evolucionado del 34,8 por ciento en abril al 43,7 por ciento en julio y al 45,7 por ciento en la actualidad.

También la encuesta subraya que un 67,2 por ciento de los catalanes considera que el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol se ha estado aprovechando del independentismo "en beneficio económico propio".

Casi la mitad de los catalanes desean que se acate fallo del Constitucional

Otra encuesta, en este caso un sondeo de Metroscopia que publica hoy el diario El País, determina que casi la mitad de los catalanes, el 45 por ciento, son partidarios de que se acate el fallo del Tribunal Constitucional sobre la consulta soberanista convocada para el 9 de noviembre; un 23 por ciento la defiende aunque se prohíba y un tercio ve posible la independencia de Cataluña en un futuro próximo.

Según ésta, una amplia mayoría de los catalanes están a favor de una solución constitucional al desafío soberanista planteado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y una cuarta parte se inclina por buscar una salida que no requiera el plebiscito.

El sondeo, que se realizó entre los pasados días 2 y 4 de septiembre a un millar de personas, revela que los potenciales votantes de CiU y ERC son los más partidarios de la consulta y de ignorar la sentencia del Tribunal Constitucional.

En el extremo opuesto se sitúan los votantes del PSC, del PP Iniciativa, Podemos y Ciudadanos, que se decantan por acatar el fallo del Constitucional y negociar una nueva consulta.

Los que están más a favor de buscar una alternativa que no requiera el referéndum son los seguidores de Podemos (el 30 por ciento) y de Iniciativa (el 29 por ciento), según se desprende de la encuesta.

La denominada "tercera vía" (encontrar una alternativa para Cataluña que le proporcione más competencias sin declarar la independencia) es elegida por el 42 por ciento de los entrevistados (principalmente los votantes de PSC, ICV, Podemos y Ciudadanos), cuatro puntos por encima del último sondeo, hecho en julio.

Por su parte, un 19 por ciento de los encuestados desea que las cosas permanezcan como están, principalmente los votantes del PP, mientras aumentan los que se declaran escépticos-pesimistas sobre las opciones de la independencia catalana.

Los seguidores de ERC ven la independencia en un futuro no muy lejano; mientras que los de CiU se dividen por mitades, a favor y en contra, y el resto del electorado no cree que salga adelante una Cataluña diferente a la actual.

Dos de cada tres entrevistados apoyan las elecciones anticipadas como contrapartida al referéndum y el 71 por ciento opina que los independentistas lo son desde hace poco tiempo.

Más de la mitad (el 54 por ciento) piensa que el "caso Pujol" influirá negativamente en el proceso independentista, mientras los votantes de ERC y de CiU opinan lo contrario.

CiU y ERC pierden en intención de voto tras el caso Pujol, según una encuesta

Por otra parte, según una encuesta que publica hoy el Periódico de Cataluña, CiU retrocede un 3,2% y ERC un 3,4% en intención de voto tras el escándalo del caso Pujol, s que apunta que el 55,3% de los catalanes creen que la confesión del expresidente catalán afecta a la consulta soberanista.

El sondeo, efectuado por la empresa GESOP con una muestra de 800 entrevistas, pone de relieve el impacto electoral en el bloque soberanista del escándalo de Jordi Pujol comparando los datos obtenidos en intención de voto directa con los registrados el pasado junio.

Respecto a antes del verano, ERC pasaría del 22,4% al 19% y CiU caería del 11,6% al 8,4%, mientras que en tercera posición quedaría Podemos (8,1%), seguido de PSC (4,9%), ICV-EUiA (4,5%), Ciutadans (4,4%), PP (3,4%) y CUP (1,8%).

En lo que respeta a la figura del actual presidente catalán, Artur Mas, el 73,4% de los encuestados que se declaran votantes de CiU creen que el caso Pujol mina sus opciones.

Además, el 80,4% de los encuestados cree que el escándalo de Pujol afecta negativamente a la imagen de Cataluña y el 75%, la de la Generalitat.

El 55,3% considera que el escándalo del expresidente catalán afectará al proceso soberanista, mientras que el 31,8% considera que no lo hará.

Según la encuesta, un 78,5% de los consultados opina que Pujol y su entorno familiar cobraba comisiones de forma habitual, mientras un 77,1% cree que el fundador de Convergència no ha dicho la verdad en su carta de confesión.