El consejero Cultura de Murcia agredido evoluciona favorablemente

nacional

| 16.01.2011 - 09:43 h
REDACCIÓN

El consejero de Cultura y Turismo de Murcia, Pedro Alberto Cruz, evoluciona favorablemente, aunque su pronóstico es reservado, según el último parte médico emitido por el Hospital Reina Sofía de Murcia, informó el Gobierno regional en un comunicado.

Cruz, que fue agredido el sábado por la tarde por tres personas a la puerta de su casa, fue intervenido quirúrgicamente de urgencia como consecuencia de las lesiones en hueso malar y suelo orbitario izquierdo por el Servicio de Cirugía Maxilofacial del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia.

El consejero ha pasado la noche en el Servicio de Reanimación, evolucionando favorablemente y este domingo la revisión y exploración de sus lesiones indican que la intervención ha conseguido los fines que se deseaban, habiendo sido trasladado a planta de hospitalización.

Pedro Alberto Cruz sentía que le seguían desde hacía algún tiempo

El consejero de Cultura y Turismo de Murcia, Pedro Alberto Cruz, que evoluciona favorablemente de las heridas sufridas en la agresión de la que fue víctima ayer en la puerta de su casa, se sentía perseguido desde hacía un tiempo y creía que le seguían, según ha relatado a sus colaboradores desde el hospital en el que está ingresado.

Un portavoz de la Consejería de Cultura y Turismo ha informado hoy a Efe de estos hechos, que el consejero Cruz prefirió no comentar con nadie de su entorno porque "parecen increíbles".

La agresión se produjo en las inmediaciones de la vivienda del consejero cuando tres personas, de entre 25 y 30 años y que no pudo identificar, según las fuentes, le increparon e insultaron cuando salía de casa y le propinaron numerosos golpes en la cabeza y la cara.

Uno de los agresores llevaba en una de sus manos un puño americano que empleó contra el político murciano.

Según las fuentes, Pedro Alberto Cruz está ya en planta en el hospital Reina Sofía de Murcia tras la operación de anoche y se encuentra "anímicamente bien.