Tres muertos por la caída de una avioneta en Castalla (Alicante)

Los fallecidos son una adolescente de 14 años, su padre de 48 y su tío, instructor de vuelo, de 40 años

Los primeros indicios señalan que podría tratarse de un fallo técnico que obligó a un aterrizaje de emergencia

nacional

| 19.03.2013 - 15:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Tres personas han fallecido al mediodía de este martes al estrellarse una avioneta en el término municipal de Castalla (Alicante), según han informado fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), del Centro de Coordinación de Emergencias y municipales.

Los tres fallecidos son una adolescente de unos 14 años, su padre y su tío, este último instructor de vuelo, según han confirmado fuentes de la investigación.

Aunque en un principio los efectivos de emergencias que acudieron al lugar del siniestro consideraron que los tres fallecidos eran adultos, finalmente se ha comprobado que la mujer es menor de edad.

Tanto ella como su padre, de 48 años, son vecinos de Castalla y, según las mismas fuentes, ambos tomaron el aparato con su tío, un instructor de unos 40 años, dentro de un vuelo turístico para hacer fotografías desde el aire.

Los indicios sobre los que trabajan los investigadores apuntan a que el aparato no chocó contra nada en pleno vuelo y que pudo registrar algún fallo mecánico que obligó al piloto a intentar un aterrizaje de emergencia, sin éxito.

Sin embargo, las conclusiones aún no son definitivas a la espera de la investigación abierta por la policía judicial de la Guardia Civil.

El siniestro ocurrió a las 12.37 horas junto a la carretera que une Castalla con la cima del Xorret de Catí, a unos 500 metros de esta población y en las inmediaciones de un instituto, que permanecía cerrado por ser día festivo en la Comunidad Valenciana.

La avioneta había despegado poco antes del Aeroclub de Mutxamel, cerca de la capital alicantina, y su caída fue vista por varios testigos, que avisaron al 112.

Cuando llegaron los servicios de emergencias sanitarias no pudieron hacer nada por los accidentados, cuyos cadáveres fueron trasladados en torno a las 15.00 horas al Instituto de Medicina Legal para practicarles la autopsia.