Tres marroquíes detenidos en Barcelona y Valencia por yihadismo

Dos detenidos en Roda de Ter (Barcelona) de 26 y 37 años y otro de 45 años en Benetússer (Valencia

nacional

| 22.03.2017 - 08:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El conseller de Interior, Jordi Jané, ha revelado hoy que los dos detenidos por yihadismo esta madrugada en Roda de Ter (Barcelona) habían "radicalizado" a dos mujeres catalanas, de 19 y 31 años. Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres de nacionalidad marroquí, de 26 y 37 años, por presuntos delitos de captación y radicalización de personas a través de las redes sociales, y han realizado un total de tres registros en Roda de Ter.

Antes del inicio del pleno de hoy en el Parlament, Jané ha explicado que los dos detenidos, que tenían un "historial delictivo" con "antecedentes violentos" no relacionados directamente con el terrorismo, integraban una "célula de comunicación y difusión de propaganda yihadista", que ha quedado "desarticulada".

La célula, ha señalado, "tenía una intensa actividad en la red social" y una "voluntad de captación", a través de "algunos mensajes de carácter muy potente" que incitaba a que "se pudieran cometer atentados". Jané ha apuntado que "dos mujeres catalanas, nacidas aquí, han llegado a sufrir este adoctrinamiento" y "han llegado a tener una conversión".

El conseller ha destacado el "buen trabajo policial" y la "colaboración" entre los Mossos y la policía local de municipios como Roda de Ter, Manlleu o Torelló. "Hace diez meses en Roda de Ter se detecta a una chica de 19 años que se estaba radicalizando. A partir de esta investigación, que se inicia en el ámbito local pero que pasa a Mossos d'Esquadra, se comprueba la actividad de esta célula. Cinco meses después, la policía local de Torelló alerta a los Mossos de una mujer de Manlleu de 31 años que también estaba siendo objeto de un proceso de radicalización", ha relatado.

Los dos detenidos han sido conducidos a la comisaría de Manresa, "pasarán a disposición de la Audiencia Nacional y previsiblemente el traslado se hará mañana a Madrid para que puedan declarar el viernes por la mañana", ha precisado Jané, que ha puntualizado que "en este momento no se prevén más detenciones". Jané ha destacado la "amenaza global" que representa la difusión de mensajes radicalizados a través de internet y ha señalado que los dos detenidos "estaban suscritos a diversos canales de contenido yihadista en YouTube".

DETENIDO EN VALENCIA POR INTENTAR CAPTAR A COMBATIENTES PARA EL DÁESH

Paralelamente, la Policía Nacional ha detenido en Benetússer (Valencia) a un hombre de 45 años que intentó captar a través de Internet a combatientes para viajar a zonas de conflicto y colaborar con el Dáesh. Según ha informado el Ministerio del Interior, el hombre, de origen marroquí y nacionalidad española, publicaba en la red, de forma reiterada, mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, utilizaba distintos perfiles virtuales y ensalzaba los atentados terroristas cometidos por el Dáesh en Europa, Siria y otros países.

"La yihad es un deber ineludible", como lo es también "la imposición de la 'sharía', de la lucha y de la acción contra el enemigo", son algunos de los mensajes que divulgaba el detenido, un hombre muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia. El arrestado, según un comunicado de Interior, es un miembro activo de la denominada "yihad de la palabra", que difundió centenares de publicaciones con contenidos terroristas con el fin de captar y reclutar al mayor número de personas para viajar a zona de conflicto y llevar cabo la "yihad violenta".

Sus actividades, asegura el Ministerio, "le habían convertido en una amenaza real contra la seguridad pública" al emplear las redes sociales para llevar a cabo "un efectivo adoctrinamiento terrorista, fundamentado en la difusión de contenidos violentos, inicialmente en favor de Al Qaeda y, en la actualidad, del grupo terrorista Dáesh". El presunto yihadista se encontraba muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia, según los investigadores, aunque desarrollaba las labores de adoctrinamiento y captación a través de Internet.

Durante la investigación, los agentes fueron constatando todas las fases del proceso de radicalización, como la exaltación del victimismo con difusión de contenidos sobre supuestos padecimientos de la población musulmana, mensajes de odio hacia la sociedad occidental y la búsqueda de la solución en "la auténtica fe".

En esta última fase instaba a sus seguidores "al cumplimiento estricto de los dictados religiosos" y al activismo, alentando a la comisión de atentados terroristas y ensalzando los llevados a cabo por Dáesh como ejemplo a seguir, detalla el comunicado. La operación, que continúa abierta, ha sido desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con las Brigadas Territoriales de Valencia y Torrent, con la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 1 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 195 terroristas yihadistas.