Trabajo critica a los bancos por no haberse moderado en tiempos de "exceso"

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, en el Congreso de los diputados

nacional

| 18.07.2011 - 13:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha criticado hoy la actitud de las entidades financieras por haber "insistido en la expansión de su crédito" a la construcción en un momento de "auge y exceso" cuando ya se sabía que "no era sostenible".

Gómez, durante su intervención en un curso de verano de la Universidad del País Vasco en San Sebastián, ha señalado que, aunque hubo algunas "actuaciones destacables" en materia, por ejemplo, de provisiones, el "nivel de supervisión" de la actividad de las entidades financieras "fue muy insuficiente".

El ministro ha asegurado que "la clave" para salir de la crisis económica está en conseguir la normalidad financiera porque sólo así España podrá recuperar progresivamente, "no de un día para otro", un nivel adecuado de crecimiento económico y de empleo.

En este curso, en el que se analizan las "huellas profundas de la crisis económica", ha insistido en que no se puede "asignar la responsabilidad de la salida de la crisis" a la regulación laboral, pues la "clave" está en alcanzar "la normalidad en la financiación de la economía que lleva tres años consecutivos con tasas de crecimiento del PIB de cero o de carácter negativo".

"No ha habido ninguna economía que crezca y cree empleo que no haya normalizado previamente la situación de su sistema financiero. Éste tiene que ser el principal objetivo", ha subrayado, ya que cuando ocurra, ha añadido, España estará en condiciones de recuperar un nivel de crecimiento suficiente como para abordar la "urgente tarea de reducir un nivel de desempleo" que puede ser calificado ya de "masivo" en un país en el que el "ajuste de la construcción" aún no ha acabado.